jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº1010
Diputados Bonaerenses » Provincia » 3 jul 2020

Aparición con vida

Grave: investigan posible desaparición forzada de un joven que viajaba a Bahía Blanca

Facundo Astudillo Castro tiene 22 años y el 30 de abril emprendió viaje “a dedo” de Pedro Luro hacia la casa de su ex pareja en Bahía Blanca, pero nunca llegó.


Facundo Astudillo Castro, un joven de 22 años de edad está desaparecido desde hace 65 días, luego de que el 30 de abril emprendiera un viaje a dedo, que inició desde la localidad bonaerense de Pedro Luro con destino a Bahía Blanca, para visitar a su ex pareja.

 

 

Pero el muchacho nunca llegó al distrito del sur de la provincia y a pesar de los múltiples intentos de su familia por comunicarse con él, desde ese mismo día el teléfono de Facundo permanece apagado. Por eso, se inició una causa por “averiguación de paradero”, tras la denuncia presentada por sus padres ante la Justicia Federal.

 

 

A pesar de que la madre del joven y su abogado, estuvieron en todo momento siguiendo la causa, únicamente conocían el testimonio de los policías que lo demoraron en la localidad del partido de Villarino y le dictaron la infracción por violar la cuarentena.

En ese sentido, los allegados de Facundo denunciaron que la investigación está plagada de irregularidades, inconsistencias y declaraciones contradictorias de los policías que declararon haberlo visto en el municipio Mayor Buratovich y después en Teniente Origone.

De hecho, el último de los testimonios policiales es el más contradictorio: primero se declaró que una camioneta lo levantó y salió en dirección a Bahía Blanca; cuatro días después, cambió su testimonio y dijo que, en realidad, se fue caminando.

 

 

No obstante, luego de que Facundo sea multado por romper el aislamiento social y de constatar telefónicamente con la madre el domicilio de Facundo, los policías no dispusieron que retorne a su casa, sino que lo dejaron seguir camino.

En consecuencia, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, se presentará como querellante institucional y ya pidió que se aparte a la policía de la causa que tramita en la justicia provincial.

“Ni la policía ni la justicia le notificaron a la familia de las declaraciones de los policías que, supuestamente, ubican a Facundo en Teniente Origone y en una camioneta en dirección a Bahía Blanca”, denunciaron desde la CPM.

Además, el organismo de derechos humanos agregó que “recién conocieron estos testimonios el 19 de junio, más de 50 días después de la desaparición, durante los rastrillajes en la zona. Ese mismo día, también notaron que la ubicación informada por los policías que lo demoraron no era la misma que figuraba en el acta”.

 

 

La última y mayor de las irregularidades se conoció la semana pasada cuando tres vecinos de Pedro Luro se comunicaron con la familia de Facundo y le contaron que el día de la desaparición, alrededor de las tres de la tarde, después de pasar el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich, lo vieron cuando era detenido por dos policías e ingresado a la cabina trasera de un patrullero.

“La declaración coincidente de los tres ciudadanos echa por tierra los testimonios y actuaciones policiales, identifica otro tiempo y lugar de su desaparición y aporta el principal dato: Facundo fue visto por última vez cuando era detenido por la policía de local”, expresó la CPM.

Un dato no menor es que la madre del joven aportó en la denuncia presentada que su hijo era desde hace algunos años víctima de hostigamiento policial e indicó que cuando era menor de edad había sido golpeado por la policía y que, en otra oportunidad, le habían roto de manera intencional un ciclomotor.

 

 

“La desaparición forzada de persona es un delito de lesa humanidad. La sola posibilidad o sospecha de estar frente un hecho de esta extrema gravedad institucional obliga a actuar de manera rápida y eficaz. Facundo tiene que aparecer con vida, es un reclamo no sólo de la familia y de los organismos de derechos humanos”, disparó la comisión de derechos humanos.

Bajo este contexto, la CPM envió una nota al Ministerio de Seguridad de Nación notificando el hecho y a la fiscalía para requerir el cumplimiento de la Resolución 1930 y ordenar el inmediato apartamiento de la Policía Bonaerense en las diligencias investigativas que se realizan en el marco de la causa por “averiguación de paradero”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS