sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1117
Diputados Bonaerenses » Provincia » 16 jul 2020

En la Defensoría del Pueblo

IOMA y AMP llegaron a un acuerdo para discutir un nuevo convenio y auditorias mixtas

Las partes lograron acordar la continuidad mantener las condiciones previas al 6 de julio mientras elaboran un nuevo convenio prestacional.


Con la mediación de la Defensoría del Pueblo, la Agremiación Médica Platense (AMP) y el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) se sentaron en una misma mesa y llegaron a un conjunto de acuerdos tras las denuncias penales, retenciones de tareas, marchas en plena cuarentena y la recisión del convenio.

En el acta rubricada por las partes se constata el compromiso de retrotraer la relación al 6 de julio, mantener la vigencia del convenio por un plazo de 60 días hasta la suscripción de uno nuevo y garantizar la cobertura médica prestacional de todos los afiliados.

 

 

En ese sentido, en el punto b del documento la entidad y la obra social acordaron redactar y suscribir un nuevo convenio en el plazo de 60 días, “que contemple la inclusión de la jerarquización de los honorarios médicos, un nuevo nomenclador de prácticas, y la inclusión de módulos Covid-19”.

En el nuevo convenio además se comprometen un “dispositivo de auditoría mixto”. Este último punto no es menor considerando que pesa una denuncia penal por defraudación de hasta $8 millones contra 12 profesionales asociados y la propia entidad por no controlar. Se trataría de sobrefacturación sobre prestaciones no realizadas.

 

 

Además, también se arribó a un consenso sobre las deudas sobre las prestaciones de abril que adeudaba la obra social. En ese sentido, el acta señala fecha precisa en que se deberá realizar el pago (21 de julio de 2020) y asimismo supone el compromiso sobre el mes de mayo.

Otro de los puntos que incluye el acuerdo es que el IOMA seguirá realizando los pagos a los médicos a través de la entidad, que tendrá que “acreditar el destino adecuado de los fondos y su efectiva distribución”. Es decir, que la AMP mantendrá el pasamano en el que se quedaría con cifras millonarias.

 

 

El negocio quedaría intacto. Tal como relató Diputados Bonaerenses, la entidad médica descuenta 7% de lo facturado por los profesionales en concepto de “gastos administrativos”, lo que rondaría en unos 130 millones mensuales y $1.200 al año.

De ese total anualizado, la mitad proviene de prácticas médicas que irían a parar a clínicas amigos. “Muchos de las cabezas de la entidad son los mismos dueños, socios o cercanos a los dueños de los sanatorios”, dijo una fuente que sigue cerca la movida.

La AMP tiene agremiados a 5.071 médicos –cerca del 80% del total de profesionales de la capital provincial- de los cuales cerca de 3.600 le facturan a la obra social de los bonaerenses y tributan a ese cuestionado 7%.  “Sin ese monto la entidad tendría que cerrar las puertas”, agregó otro de los consultados.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS