sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1117
Diputados Bonaerenses » Provincia » 17 jul 2020

Detalles de las denuncias penales

Sospechas de corrupción: el millonario circuito de la AMP para quedarse con plata del IOMA

El informe que elaboró Diputados Bonaerenses ganó lugar en la agenda nacional. Además, se conocieron detalles de las 12 denuncias penales contra los médicos. Una de las profesionales es la esposa de uno de los altos mandos de la Agremiación.


El informe de Diputados Bonaerenses que reveló esta semana cual es el millonario circuito que motivó la guerra de la Agremiación Médica Platense (AMP) contra la administración de Axel Kicillof y las autoridades del IOMA, se ganó un espacio en la agenda nacional.

El programa ADN de la Señal C5N sumó detalles al mecanismo que la AMP logró imponer en sus más de 70 años a todos los gobiernos de turno. Se trata de plata de los profesionales de la salud y los afiliados de la obra social bonaerense que maneja a discreción la poderosa entidad médica.

 

 

Como explicó este medio la AMP factura al IOMA un volumen de $130 millones por mes, unos $1.300 millones al año. La Agremiación funciona como agente de pago y en el pasamano retiene casi $11 millones por mes.

 

 

 

 

-6% a los médicos, unos $7.800.000.

-1% al IOMA por gastos de administración, unos $1.300.000; recursos de los afiliados al IOMA que se lleva al bolsillo la AMP.

-5% a favor de la Caja de Médicos, unos $6.500.00.

-$450 en concepto de cuota social a cerca de 4 mil médicos, unos $1.800.00.

-$300 por cada Sociedad Científica a cerca de 4 mil médicos, unos $1.200.000.

 

 

Si se suman los diferentes ítems la Agremiación da un número que ronda los $11 millones mensuales. Cerca del 1% de todo lo facturado a la obra social de los trabajadores bonaerenses. 

Como publicó este portal, la punta del ovillo fueron las 12 denuncias penales contra médicos por “fraude en perjuicio de la administración pública” y contra las autoridades de la Agremiación Médica Platense por “omisión de control de prestaciones médicas”.

 

 

La denuncia del IOMA de Kicillof puso al descubierto el millonario circuito que defendió la AMP con retenciones de tareas, campañas sobre posibles cambios en la Carta Orgánica de la obra social y marchas en plena cuarentena.

 

 

La entidad que se declaró en guerra, habló de la mutual bonaerense como “un enemigo” y convocó a los médicos platenses a dejar de atender a pacientes en el peor momento de la pandemia de coronavirus. A ese nivel llegó la escalada del poderoso bloque de poder que maneja la relación con las obras sociales, clínicas y sanatorios.

La presentación judicial y la beligerancia de la AMP derivaron en la recisión del convenio por diez días. Se trató de una jugada de alto costo político en la que ayer el Gobierno bonaerense tuvo que volver a foja cero en una audiencia convocada por la Defensoría del Pueblo. El acta firmada, entre otras cosas, se ratifica a la Entidad como agente de pago.

 

 

Mientras tanto el material probatorio que presentó el IOMA a la Justicia bonaerense muestra graves irregularidades, según detallaron las fuentes consultadas: afiliados que registraron 800 consultas durante la cuarentena, otros que no conocían ni siquiera el nombre del profesional y unos pocos médicos con sobre facturaciones que en algunos casos alcanzan los $700.000.

“Se pudo constatar a través de la auditoría médica presentada que de un total de 432 bonos de atención, 15 confirman no haber concurrida a consulta médica y 38 afiliados manifestaron no conocerla”, indica un tramo de la denuncia que pesa sobre una de los 12 profesionales.

 

 

Dentro de las planillas que constan en el expediente se encuentra la esposa de uno de los altos directivos de la AMP, que llegó a cobrar $246.866,93 durante febrero. 

No estamos hablando solamente de avalar prestaciones en las que se presentó documentación apócrifa, sino en su aval sin ningún tipo de documentación. No es un dato menor considerar que tendían un deber de contralor sobre a facturación beneficiándose económicamente por dicha actividad”, expresa la denuncia del IOMA.

 

 

La obra social sospecha que la AMP dejó pasar las supuestas prestaciones apócrifas para engrosar esos casi $11 millones mensuales que retiene. A mayor volumen “mayor recaudación”.

Uno de los problemas es que el convenio otorgaba la potestad de auditar a la Agremiación. Tal como señaló este portal, era el zorro cuidando el gallinero.

 

 

Ahora, dentro de los acuerdos en los que se llegó en el acta firmada en la Defensoría está la de realizar auditorías mixtas. Un valioso casillero para controlar los negocios que se hacen con la salud en medio de la pandemia y a pleno luz del día.

 

 

 

PRESIONES

 

De acuerdo a lo que reconstruyó Diputados Bonaerenses, una de las maneras de mantener cautivos a los 5.071 médicos que enrola la Agremiación sería mediante amenazas de al Colegio de Médicos y de hecho, corriendo a ese profesional del sistema laboral privado. La AMP monopoliza la relación con las obras sociales.

“Soy médica trabajo hace años en La Plata, lamentablemente hoy hay que decir cosas que los médicos creemos y no nos animamos a hablar”, dijo una profesional que como todos prefirió reservar su identidad por temor a represalias a ADN.

 

 

La Agremiación Médica no es lo que uno cree dejan entrar sociedades sólo si llegan a un arreglo económico, manejan la plata de los médicos como quieren, cuando uno se pasa a responsable inscripto manejan ellos el excedente de la plata y lo ponen en un plazo fijo”, continuó.

En esa línea, la médica marcó con detalle que “usan los intereses de los plazos fijos para beneficio personal, nunca han dado explicaciones de lo que hacen con la plata, los jefes de los servicios usan las matrículas de los residentes y médicos recién recibidos y facturan a través de sus matrículas, miles de bonos”.

 

 

Una agremiación que habla de libertad pero junto a las sociedades científicas y Colegio, no permite que uno pueda trabajar por fuera de la agremiación porque te denuncian”, sentenció.

 

SILENCIO COMPLICE

 

La beligerancia de la AMP contra el Gobierno de Kicillof contrastó la tesitura tomada ante la ex gobernadora María Eugenia Vidal, si bien como en todas las etapas la Entidad tuvo algunas fricciones por la demora en los pagos. Por el contrario el rápido respaldo que encontró el reclamo de la Entidad en Juntos por el Cambio dan cuenta de los estrechos lazos.

 

 

De esa manera, al tiempo que la gestión de Pablo Di Liscia dejaba afiliados desamparados, la entidad no convocó a una sola marcha para respaldar los derechos de los miles de bonaerenses condenados al abandono.

Durante enero, referentes del colectivo “Víctimas y familiares de violencia institucional por parte de IOMA” le presentaron en mano a Homero Giles el listado de los 23 casos de afiliados muertos por la desidia de la obra social durante el Gobierno de Vidal.

 

 

LOS DISCURSOS

 

Con motivo de una de la convocatoria a la caravana de autos que organizó la AMP en plena cuarentena uno de los médicos que defiendo la AMP sintetizó el discurso de guerra que manejaba la entidad.

 

 

“Voy a cumplir 70 años tengo varias batallas, alcancé hasta ahora a escribir tres tomos de los historia de la Agremiación Médica y les digo lo siguiente si alguien te quiere destruir significa que es un enemigo, ese enemigo que en este momento es Homero Giles no es invulnerable”, decía el mensaje de audio convocando a la protesta en La Plata.

Tiene miedo de perder el cargo a los enemigos hay que mostrarle la fuerza si vamos 40 autos, el enemigo se ríe, pero si van 4 mil autos el enemigo se asusta”, dice y cierra: “Si tenes un enemigo la única forma de tratarlo es matarlo”.

 

 

Otro de los profesionales que arengó a romper la cuarentena señala en otro audio “esta es la última oportunidad para demostrarle al Poder Ejecutivo de quienes somos los médicos, nos guste o no nos guste la agremiación, nos gusten o no los dirigentes que tenemos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS