viernes 18 de septiembre de 2020 - Edición Nº1046
Diputados Bonaerenses » Municipios » 23 jul 2020

Sin respuestas

Berisso: acorralan a Cagliardi por la ola de inseguridad y piden interpelar al titular del área

En los últimos meses la violencia se apoderó de las calles de la ribera y no hay respuestas del alcalde peronista. En medio de la crisis renunció la subsecretaria.


En Berisso los vecinos no encuentran paz y no hay barrio que se salve de la creciente ola de inseguridad que ganó terreno mientras el intendente peronista Fabián Cagliardi muestra pocos reflejos y escasas respuestas a más siete meses de haber asumido el cargo.

Incluso, en medio de los reclamos vecinales y el enojo, al alcalde le renuncio la subsecretaria de Seguridad, Mónica Bassi, quien fuera reemplazada por Néstor Epeloa. Lo mismo pasó con la secretaria de Salud, Rita Hernández, que en pleno pico de la pandemia pegó el portazo.

 

 

De esta manera, luego de un grave episodio donde facciones de la UOCRA se apoderaron de las calles a los tiros, producto de los cuales murió una trabajadora del Hospital Mario Larraín, los concejales de Juntos por el Cambio, elevaron un pedido de informes para que Cagliardi rinda cuentas y denunciaron que hay “zonas liberadas”.

“Presentamos un proyecto de repudio y pedido de informes por la situación de inseguridad creciente, incluyendo el tiroteo que hubo y pedimos que el nuevo Secretario de seguridad nos venga a dar explicaciones. Los vecinos nos dijeron que llamaron y la Policía decía que no los dejaban entrar, hay varias zonas liberadas y es muy preocupante”, señaló la edil Antonella Villa Chiodo a Diputados Bonaerenses.

 

 

El cuadro de situación es preocupante y muchos de los vecinos que fueron víctimas de los violentos asaltos, apuntaron directamente a los integrantes de esa cartera como los responsables de los escasos controles, denunciando zonas liberadas y argumentando que los hechos delictivos eran una constante a lo largo y a lo ancho de la ciudad. Una verdadera tierra de nadie.

Lo llamativo en este punto es que antes de convertirse en alcalde, Cagliardi trabajó en conjunto con la Legislatura provincial en un plan de seguridad que incluía reforzar el área, incorporar una comisaría de la mujer y patrullas rurales. Por ahora todo quedó en promesas electorales.

“Es necesario garantizar a la población que haya medidas efectivas por parte del Ejecutivo ante estas situaciones de inseguridad. Se deben llevar a cabo tareas de prevención y medidas de acción concretas para evitar estos hechos delictivos”, pidió la concejala radical.

 

 

Por caso, uno de los episodios más graves ocurrió en el Barrio Solidaridad, donde hubo un asalto con una simulación de fusilamiento. A la víctima la dejaron con cortes en la cabeza y posteriormente las detenciones fueron resistidas a las pedradas contra la policía por un centenar de vecinos.

En el barrio Villa Argüello, Benito López, un anciano de 75 años fue fusilado en su casa cuando un sujeto entró y lo atacó, en el intento de ocultar las pruebas, prendió fuego el inmueble y huyó.

Un hecho tremendo ocurrió cuando cinco ladrones armados ingresaron a la casa de una familia y los sometieron a amenazas, golpes y hasta un simulacro de fusilamiento para que les dijeran dónde había dinero. Finalmente, le dispararon al dueño de la casa pero por mala puntería no lo mataron.

 

 

Una oficial de la policía bonaerense fue interceptada a las 6.30 de la mañana mientras esperaba el micro para ir a trabajar en la parada de 27 y 157. En pocos segundos, la golpearon, la asfixiaron y se llevaron el arma reglamentaria, el uniforme y sus documentos.

En este contexto, también hubo cambios en las dependencias policiales y desplazaron al encargado de la seccional Primera, la más importante de la ciudad. Allí, el subcomisario Gastón Lascano fue reemplazado por el comisario Miguel Ramírez Pacha. A su vez, Lascano pasó a la subcomisaría de La Unión, desplazando a Herbert Llontop.

 

MÁS DOLORES DE CABEZA PARA CAGLIARDI 

 

En otro orden y mientras el pico de contagios de coronavirus crece en Berisso, los trabajadores de la salud aun no recibieron el bono de $20.000 que les fuera anunciado al inicio de la pandemia y piden la intervención del intendente ante las autoridades del Ministerio de Salud.

En plena pandemia, el rol de los trabajadores sanitarios es más que esencial y sin embargo, no obtuvieron respuestas. Así, el alcalde no muestra la misma premura por resolver las preocupaciones de los vecinos que por pavimentar el camino para quedarse con una parte de la obra pública bonaerense.

“Presentamos este pedido de informe luego de hablar con los trabajadores, ellos se tenían que anotar en un sistema y eso fue realizado, desde el Ministerio de Salud dijeron que está todo bien y sin embargo no tienen respuesta de la Secretaría de Salud ni del Intendente”, resaltó la concejal Villa Chiodo, autora del proyecto.

 

 

Además, en apenas unos pocos meses de comenzar su gestión, Cagliardi se vio obligado a reacomodar el Gabinete tras la renuncia de la titular de la cartera sanitaria, Rita Hernández, quien en medio de la pandemia pegó el portazo ante la falta de presupuesto, equipo y cansada de las internas al interior del espacio.

“Ellos son los que están todos los días poniendo el pecho, no pueden sacar licencia, ponen en riesgo su vida y a eso se le suma que hasta hoy no cobraron el aguinaldo por internas en la Secretaría, estamos llegando al pico y no se les garantiza el salario, es lo básico. Incluso los trabajadores del SAME no cobraron el mes pasado”, manifestó la edil.

Ahora, asumió el cargo el infectólogo Santiago Ramírez Borga, uno de los profesionales más reconocidos de la localidad de la ribera que deberá sortear con las problemáticas de la falta de presupuesto y los embates de las internas políticas en la Secretaría. Afuera, el virus avanza.

 

 

“Creo que es muy bueno que sea Ramírez Borga sea el secretario, no es por desmerecer a Rita Hernández pero hace bien que sea un médico el que esté a cargo en este momento. Pero sí ocurre que pasan otras cosas por debajo que no están buenas para el trabajador como este tema de las internas entre los directivos, perjudican a quienes ponen el cuerpo”, señaló la concejal del radicalismo.

Esta situación que atraviesan los trabajadores de la Salud fue puesta en común durante la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante en la tarde del miércoles, en la que un concejal peronista respondió con ironías ante la propuesta de Juntos por el Cambio.

 

 

“Me parece que ya no nos pueden marcar lo que pasó en la gestión anterior constantemente y por no tener respuestas, saltan con chicanas, al vecino ya no le interesa ahora, quieren respuestas urgentes. Lo mismo cuando planteamos problemáticas de infraestructura, que nos mandan a callar por lo que no se hizo o por haber formado parte de la gestión anterior”, resaltó Villa Chiodo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS