viernes 18 de septiembre de 2020 - Edición Nº1046
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 23 jul 2020

Legislatura Bonaerense

Parir es derecho: Diputados aprobó la adhesión a la Ley de Parto Humanizado

La iniciativa de la camporista Mariana Larroque recibió la luz verde y aguardará por su tratamiento en la Cámara de Senadores.


La Cámara de Diputados bonaerense dio media sanción y giró al Senado el proyecto de la legisladora del Frente de Todos Mariana Larroque que establece la adhesión a la ley nacional 25.929, que garantiza el derecho a un parto humanizado. 

La iniciativa garantiza que se respeten los tiempos de la persona gestante, que no haya discriminación ni malos tratos, que se respete su intimidad, la posibilidad de elegir a la persona que acompañe durante el proceso y recibir la información necesaria sobre su propio estado y el del bebé.

 

 

Entre otras, también se destaca el rol del trabajador de salud que interviene en los nacimientos, porque de ellos depende que la información y la atención que reciba la persona que va a parir sea la adecuada y no se generen malos tratos ni violencias de ningún tipo.

“Es un día muy importante para las familias bonaerenses, la cámara logro avanzar con la ley necesaria, defiende los derechos de las personas gestantes, los recién nacidos y sus familias. En la Provincia ya hay experiencia en hospitales que trabajan con protocolos de parto humanizado, pero la suerte de las personas gestantes queda librada a su búsqueda, por eso es fundamental. En los últimos años se dieron avances en materia de derechos en salud pero es necesario contar con indicadores a la hora del nacimiento, los índices de violencia obstétrica son alarmantes. Necesitamos un cambio de paradigma, que los profesionales de la salud sean vehículo de garantía y empoderar a las personas gestantes”, comenzó la diputada de Juntos por el Cambio, Susana Lázzari.

En cuanto al articulado, la autora del proyecto ha manifestado que esas violencias también se ejercen con el uso excesivo de las operaciones cesárea, que es un procedimiento quirúrgico destinado a resolver problemas durante el proceso de nacimiento pero, como toda intervención quirúrgica, supone riesgos, por eso no es, ni debería ser una operación de uso cotidiano.

 

 

“Pasaron 16 años, por suerte se conquistaron muchos derechos y lo celebramos. Hoy es un día histórico, hoy se salda una deuda pendiente con las mujeres, vamos a darle media sanción a la adhesión y para hablar de parto humanizado tenemos que hablar de violencia obstétrica. Hay mujeres violentadas en las salas de parto, por eso la urgencia de la adhesión porque busca proteger los derechos de las mujeres, personas gestantes y los recién nacidos, busca velar por el respeto de los procesos fisiológicos, busca garantizar el trato con respeto, promoviendo la intimidad y teniendo en cuenta su cultura”, dijo Larroque en el recinto.

“Es transversal a todas las clases sociales, la constante es la violencia, las convierte en objeto de intervenciones y cuando entran a la institución dejan de tener autonomía sobre sí mismas y sus bebés, es violencia de género y patriarcal. Si no estuviéramos atravesando esta pandemia, los balcones estarían llenos de compañeras que esperan hace 16 años que sancionemos esta ley, es gracias a su lucha que estamos discutiendo esta ley”, detalló la legisladora.

El único varón en hacer referencia fue el diputado del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Claudio Dellecarbonara, que manifestó el voto positivo de su unibloque y aprovechó para cuestionar el presupuesto destinado a la Salud Pública.

“Es un avance de las personas gestantes para decidir sobre sus cuerpos y es cuestión de salud pública, la violencia obstétrica es una forma más de violencia de género pero por causas de opresión, cuesta visibilizarla. Quienes están más expuestas son las mujeres pobres y de minorías étnicas, a pesar de estar legislado, las presiones de la Iglesia impide que se aplique la Educación Sexual Integral. La experiencia de un embarazo no debe ser traumática si se elige la decisión de vivirlo. El presupuesto en la Provincia es el más bajo de la historia, tiene un 5% que vino de la gestión anterior pero ahora se mantiene, me pregunto quién va a pagar esta crisis de la salud pública, para que se cumpla la ley hacen falta recursos”, dijo Dellecarbonara. 

 

 

Luego, tomó la palabra la diputada del Partido Fe, Natalia Sánchez Jáuregui, que también manifestó su voluntad de votar en positivo y pidió tener en cuenta a las mujeres del ámbito rural, que por estar en situaciones de lejanía de los grandes centros de salud muchas veces sufren violencias en el proceso de parto y posparto.

“Cursar un embarazo y dar a luz es un proceso que muchas veces se ve opacado por inducir al parto o cesáreas innecesarias, debemos alzar la voz para que se considere un derecho que requiera atender las necesidades de cada mujer, un parto puede ser considerado humanizado si conoce sus opciones, riesgos y beneficios. Debemos continuar trabajando para que las embarazadas vulnerables encuentren la contención necesaria para sentirse cuidada y respetada. Tenemos que trabajar intersectorialmente para mejorar la salud de la mujer y el recién nacido, debe ser una experiencia cuidada. Las mujeres rurales también atraviesan situaciones particulares por la distancia, el contexto y son sujetas de derecho”, expresó Natalia Sánchez Jáuregui.

El momento de corte a la emoción que se vivía dentro del recinto llegó de la mano de la legisladora de Juntos por el Cambio, Catalina Buitrago, reconocida como militante en contra del derecho por el aborto legal, seguir y gratuito, que se manifestó en contra de utilizar el término “persona gestante” en la adhesión a la ley, desconociendo a las personas trans.

“Es difícil hacer llegar una postura distinta en este recinto, hice llegar un rechazo al reemplazo de la palabra mujer por persona gestante, se hace costumbre dar despacho sin mi consideración. Denuncio como una forma totalitaria de ver la realidad se impone como pensamiento único y atenta contra la dignidad de las mujeres a las que se dice defender. No encuentro razón para hacer esa modificación si no es lo que dice la ley nacional. Por qué las mujeres tenemos que perder la identidad ante las identidades, quedamos reducidas a una materialidad, tenemos que acercarnos al sentido común”, dijo Buitrago.

Por último, tomó la palabra la autora del proyecto, que cerró el discurso entre lágrimas de emoción y agradeció a quienes apoyaron el proyecto, que tuvo finalmente la media sanción y ahora pasará al Senado para luego convertirse en ley provincial.

“Sabemos que las leyes necesitan de voluntad política y voy a mencionar al compromiso de Axel Kicillof en la erradicación de la violencia y que estemos votando esta ley en esta sesión, la máxima creación de ese compromiso es la formación del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad sexual. Agradezco a mis compañeros, nosotros creemos en el Estado, que las políticas públicas garantizan la equidad. Volvimos para reparar, para eso nos votaron, esta ley la votamos con las personas que parieron en soledad, con las que sufrieron pérdidas, con las que ya no están, la votamos por la igualdad, desde las cicatrices de nuestros cuerpos. Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer, pariremos libres, soberanas, respetadas y con placer”, concluyó Larroque entre lágrimas y aplaudida por sus pares.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS