viernes 18 de septiembre de 2020 - Edición Nº1046
Diputados Bonaerenses » Municipios » 24 jul 2020

Arde Berisso

El plan secreto de Cagliardi para quedarse con la obra pública provincial

Mientras acumula tres renuncias en siete meses y los vecinos se ven castigados por una ola de inseguridad, el intendente de Berisso pone su prioridad fuera del municipio en un terreno donde tiene larga experiencia. Los detalles.


La turbulencia que se vive en el Gabinete municipal, donde abundan las renuncias y arrecian las internas, parecen no ser un impedimento para que el intendente Fabián Cagliardi, ponga el foco sus intereses personales por sobre los de los vecinos de Berisso y use la comuna como trampolín para quedarse con un negocio millonario.

Su ambición por meterse en la obra pública provincial estuvo presente desde que llegó al sillón municipal y es tal que, según pudo corroborar Diputados Bonaerenses, la semana pasada en plena pandemia habría mantenido una reunión con un funcionario clave del área para empezar a desplegar su plan secreto.

 

 

En medio de un conflicto que provocó renuncias en lugares sensibles como lo son las carteras de Seguridad y Salud, con la posibilidad de que los cambios en los nombres continúen en otras áreas, y con una creciente ola delictiva, el jefe comunal descuida su pago chico para poner el eje en una obsesión que no lo deja dormir.  

El empresario devenido en político comenzó a moverse sigilosamente, mientras busca cerrar todos los caminos para propio beneficio. Su pasado como gerente de compañías ligadas a la construcción no quedó atrás y, por el contrario, el intendente de Berisso continuaría avanzando en algunos proyectos.

De esta forma, con el correr de las semanas, se empieza a materializar uno de los objetivos que se trazó el jefe comunal al momento llegar al Municipio. Para que sus aspiraciones ganen terreno y se transformen en realidad, Cagliardi cuenta con el apoyo de un socio político de peso.

 

 

En medio de este secreto a voces, se dio otra llamativa renuncia en el Gabinete de Cagliardi, que ya ostenta el récord de haber cosechado tres portazos en siete meses. Justamente, fue la Subsecretaria de Planificación y Gestión de la obra pública, María Messidoro, quien dimitió en su cargo. ¿Coincidencia?  

Así, lejos quedó aquel trabajador que arreglaba planchas y veladores, su paso en el deporte como dirigente del Club Gimnasia y Esgrima La Plata o su participación amateur en el TC Pista; ahora el intendente de escasa experiencia en gestión, habría puesto un pie en el acelerador para quedarse con la obra pública de la provincia.

Cagliardi, quien fuera bendecido por el ex alcalde berissense Enrique “Quique” Slezack para ser su alfil, cuenta con una larga trayectoria como proveedor del Estado a través su compañía Avistar SRL, firma que fue constituida con el propósito de abocarse a la construcción, reforma y reparación de edificios no residenciales. Fue uno de los reyes de la patria contratista del “kilómetro cero del peronismo”.

 

 

En este nuevo escenario y en una nueva función, el intendente tiene decidido golpear todas las puertas que haga falta para lograr un acuerdo que le permita cumplir con su objetivo. Para ello, las reuniones con las piezas claves de la provincia habrían comenzado hace  días y podrían continuar en las próximas semanas.

Mientras la crisis económica, sanitaria y política hace mover el piso del municipio, las prioridades del jefe comunal están depositadas en avanzar en ese camino. La obra pública es su obsesión, tanto que desde el primer día que puso un pie en el Ejecutivo local habría comenzado a ejecutar un plan para ello, modificando el esquema de trabajo de algunas de sus compañías.  

Saneamiento ambiental, explotación de montes, construcción de obras de ingeniería, edificios, urbanizaciones, proyectos viales, operaciones financieras y de inversión, eran los principales rubros en los cuales había incursionado Cagliardi en sus años como empresario. Pero ahora, pegó el salto para meterse de lleno en las cooperativas que realizan tareas de mantenimiento en escuelas.

 

 

Desde antes de asumir su nuevo rol en la política, el intendente ya había sido beneficiado con la obra pública durante la gestión de su mentor Slezack. Ahora, del otro lado del mostrador, aspira a continuar esa ruta que comenzó años atrás, que significó jugosas ganancias y que, en definitiva, fue el puntapié inicial para comenzar su carrera dentro del peronismo de Berisso.

Para cumplir esa meta, habría diagramado un grupo de cooperativas que estarían compuestas por empleados que con anterioridad pertenecieron a sus empresas, a quienes los habría hecho renunciar con antelación a asumir su cargo en el sillón municipal. 

Aparentemente, al momento de tomar las riendas del municipio, Cagliardi ya contaba con la información de que desde la Nación se iban a girar fondos para realizar tareas de mantenimiento en escuelas y, ni lento ni perezoso, comenzó a diagramar el esquema. Con esas cooperativas se habrían comenzado a hacer los arreglos en colegios y trabajos de pintura mediante un programa que destinaba recursos a la ciudad.

 

 

Por tal motivo, habría planifiado esa maniobra de renuncias masivas en sus compañías y, como proponían desde Cambiemos durante la gestión de 2015 a 2019, "se reconvirtió". Según comentaron las fuentes consultadas, en Ingresos Públicos, apenas comenzó su mandato, llevó la gente que estaba en su empresa para que pintaran la fachada y el interior del edificio.

Estos movimientos, incluso, habrían despertado un conflicto gremial, teniendo en cuenta que uno de los que estaría en el manejo de esas cooperativas es Braian Medina, hijo de Juan Pablo "Pata" Medina, histórico líder de la UOCRA. Es decir, que el intendente tendría vínculo con uno de los sectores que se tirotearon hace semanas en plena madrugada y se apoderaron de las calles.  

Fue hace más de dos meses, cuando se generó un altercado con los interventores del sindicato de la construcción, quienes se enteraron que Cagliardi estaba realizando obras con Medina a sus espaldas, mediante cooperativas que tendrían inicio de actividad entre diciembre del año pasado y febrero de este año.

 

 

Entre algunas de las obras que se habría realizado bajo esta modalidad, se encuentran los trabajos realizados en el Jardín de Infantes N°901 ubicado en 10 entre 168 y 169, que fueron concretados y financiados con recursos del Fondo Educativo. En otra tanta, se efectuaron renovaciones en las Primarias 3, 4 y 18, hasta donde incluso el propio Cagliardi fue a supervisar las tareas.

En total fueron alrededor de 11 los establecimientos educativos que se ajustaron a esa modalidad, utilizando el dinero destinado por el programa “Escuelas a la Obra”.

Pero, el intendente de Berisso va mucho más allá y no se conforma con las pequeñas cooperativas, sino que tiene la mente puesta en su principal propósito a la hora de asumir: quedarse con la obra pública de la provincia. Las reuniones ya comenzaron y, como en sus épocas de piloto, Cagliardi acelera para ganar terreno en esa aspiración.

***

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS