viernes 07 de agosto de 2020 - Edición Nº1004
Diputados Bonaerenses » Municipios » 30 jul 2020

Ola de Inseguridad

Berisso: vecinos se turnan para dormir por la ola de inseguridad y denuncian zonas liberadas

Desde la semana pasada se vienen cometiendo una seguidilla de actos delictivos en el distrito que conduce Fabián Cagliardi que atemoriza a los vecinos de la zona de 123 entre 63 y 64.


Los vecinos de la localidad bonaerense de Berisso, que conduce Fabián Cagliardi, temen por el aumento del delito, a partir de una serie de violentos robos en viviendas ubicadas en la zona de 123 entre 63 y 64.

En ese sentido, uno de los frentistas del distrito del inmigrante señaló que el lunes, alrededor de las 21 horas, al menos tres personas se metieron en una casa de la cuadra. Patearon la puerta, golpearon a toda la familia y les robaron.

 

 

Asimismo, un día después de esa entradera, un ladrón atacó a un hombre que volvía de trabajar y pretendía guardar el auto en la cochera de su casa, presuntamente con más cómplices que lo estaban esperando en un vehículo.

"Mi papá venía de trabajar y estaba abriendo el portón para entrar el auto. En ese momento, un tipo se le subió y quiso arrancarlo para llevárselo", relató la hija del hombre que fue sorprendido por el delincuente.

Como la víctima tenía las llaves en su poder y el atacante no pudo cometer el robo. Acto seguido, el trabajador empezó a gritar que le estaban robando y le gritó a su hija “trae el arma”, como forma de persuadir y asustar al forajido. “Salí pensando que iba a ver a mi viejo con un tiro”, agregó la mujer.

 

 

A pesar de que el intento de robo no dejó ningún herido, el ladrón escapó de la escena con total impunidad y se dio a la fuga como si nada hubiera pasado y los vecinos sostienen que el problema es que en esta cuadra entran a una casa todos los días, no les importa nada.

"Estamos cansados, el 911 tarda diez minutos en atender y eso es muchísimo tiempo. La Policía vino enseguida pero el tipo se fue caminando y la zona está liberada, somos un barrio de nadie", completó, exigiendo una respuesta por parte de las autoridades.

Por otra parte, otro vecini de Berisso aseguró que en su casa se turnan para dormir, ya que afirmó que en medio de la ola de inseguridad que vive el municipio de la ribera, un grupo de delincuentes ingresó a su domicilio el jueves de la semana pasada.

"Se metieron al patio y robaron herramientas de mi hermano que está construyendo", expresó. Afortunadamente, ninguno de ellos logró llegar hasta el interior del domicilio. Sin embargo, días después, le tocó a otro vecino, cuando ladrones entraron a su garaje y se apoderaron de algunas bicicletas.

 

 

Como adelantó Diputados Bonaerenses hace algunas semanas, la comuna que conduce Cagliardi se transformó en tierra de nadie desde que se inició la cuarentena estricta por el coronavirus, donde la inseguridad se apoderó de las calles, hay robos a cualquier hora y los vecinos de diferentes barrios entraron en alerta ante la ola de episodios violentos.  

Así, la violenta seguidilla de robos y las quejas de los vecinos en las últimas semanas, exponen que la seguridad se empieza a convertir en uno de los primeros tropiezos del intendente Cagliardi, sin experiencia al frente de cargos Ejecutivos.

Una muestra de ellos fue la reununcia de la subsecretaria de Seguridad, Mónica Bassi, en plenas quejas vecinales. No es el primer portazo que sufre el intendente dado que también en plena pandemia dimitieron la secretaria de Salud, Rita Hernández, y la Subsecretaria de Planificación y Gestión de la obra pública, María Messidoro

Además, por estas horas se desató un verdadero escándalo al reacaer una denuncia penal contra el armador evangélico de Cagliardi, Mauricio Giménez, quien fue acusado de acoso sexual y amenazas. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS