domingo 29 de noviembre de 2020 - Edición Nº1118
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 3 ago 2020

Catarata de pedidos

Pensiones sociales del IPS: en primera persona, el drama de sobrevivir con $856 por mes

Luego de la intervención de Eduardo Santín en la Legislatura, las redes de Diputados Bonaerenses se inundaron de mensajes de vecinos desesperados.


“Mi marido cobra una pensión por discapacidad no contributiva del IPS por $856,  tenemos un nene de 3 años, pero como él cobra eso a mí me niegan la AUH y la tarjeta alimentar. Es imposible vivir así, mucho menos con una criatura”. El mensaje pertenece a Antonella Ortiz, pero es el ejemplo de centenares de bonaerenses que deben sobrevivir con ese monto en la Provincia.

Hace unos días, Diputados Bonaerenses cubrió la presentación del titular del Instituto de Previsión Social (IPS), Eduardo Santín en la Cámara de Diputados con las legisladoras de la Comisión de Asuntos de las personas con discapacidad. Luego de eso, las redes sociales de este medio se inundaron de mensajes de personas relatando los malabares que hacen para sobre llevar la situación.

En esa oportunidad, el hombre de cuna radical, señaló que los registros marcan que en los últimos años se pasó de 45.000 beneficiarios a 25.700, de los cuales 132 son por vejez, 12.560 por invalidez de mayores, 2.077 son para madres solas con hijos; además, hay 10.989 pensiones por discapacidad para menores a 18 años, de los cuales son 4.000 son menores de 6 años.

“Quiero pedir a los diputados que por favor pueden tratar las pensiones de discapacidad de Provincia, que son de $1.200. No les dieron bono ni ninguna ayuda en esta cuarentena, tampoco podemos salir a trabajar. Se nos hace muy difícil esta situación. Espero que seamos escuchados”, dijo la vecina Mary Kucar en otro de los mensajes.

En el encuentro, hubo acuerdo entre oficialismo y oposición para empezar a buscarle la vuelta al aumento de las pensiones y, sobre todo, a la incompatibilidad que registran con beneficios nacionales. Sobre eso también se expresó la presidenta de la Comisión, Laura Aprile, quien señaló que es imposible depender de una asignación que ni siquiera llega a los mil pesos, menos aún en medio de una crisis.

“Tengo una pensión por discapacidad de $856 por mes, la verdad es una vergüenza lo que nos pagan. Por este motivo, le pedimos a los diputados que los beneficiarios del IPS podamos acceder a los beneficios de la Anses como la tarjeta alimentaria, el IFE y un aumento para pensiones por discapacidad de la Provincia de Buenos Aires”, señaló en su mensaje, Nicolás Enrique Mova.

Lo que dice la gente en las redes es lo que aseguró el funcionario en su discurso, las pensiones para los adultos son de más de $800 mientras que las que están destinados para menores rondan los $1.200, montos que poco tienen que ver con la seguridad social.

En la Legislatura bonaerense, hubo un intento de comenzar a cambiar esta situación con un proyecto de ley que presentó el senador del Frente de Todos, Francisco “Paco” Durañona, que propone que los beneficiarios de pensiones no contributivas del IPS puedan acceder al IFE de $10.000 y a la Tarjeta Alimentar.

“La iniciativa busca mejorar la posición económica de un sector fuertemente vulnerable que debe ser incluido con celeridad dado que estos beneficios de Estado Nacional mejorarían su situación en este momento tan adverso”, sostuvo el senador de Carmen de Areco.

Lo cierto, y algo que también marcó la oposición, es que los beneficiarios tienen la cobertura médica del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), lo que al menos les alivia un poco el sufrimiento en ese orden, pero de ningún modo es la solución. Además, a los adultos con discapacidad es a quienes más les cuesta conseguir un empleo, lo que hace aún más indispensable contar con la subvención estatal.

“Las pensiones no contributivas no alcanzan para nada, lo que cobramos es muy poco y necesitamos, aunque sea, la tarjeta alimentar. Somos personas con discapacidad, necesitamos alguna respuesta de parte de la Legislatura”, enfatizó el pedido la bonaerense Griselda Rojas.

Los cinco tipos de pensiones no contributivas que brinda el IPS, fueron sancionadas en 1984 por la Ley provincial 12.205, que con el correr de las décadas atravesó algunas modificaciones. El pedido de los beneficiarios es claro: actualización y acceso a beneficios sociales de la Nación.

“Nosotros nos sentimos olvidados, tanto de Provincia como de Nación, por este motivo les pedimos que puedan dar una respuesta favorable para todos los beneficiarios del IPS, que no se sigan olvidando de los pensionados que cobramos $860 y no tenemos derecho a nada, ni IFE, ni bonos, ni ayuda social por tener una ‘pensión’”, remarcó en las redes Eduardo Ramírez.

 

¡Dejanos tus reclamos en nuestras redes sociales!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS