sábado 19 de septiembre de 2020 - Edición Nº1047
Diputados Bonaerenses » Municipios » 4 ago 2020

Llueven las críticas

Berisso: docentes denuncian que hay chicos que se quedan sin comer en las escuelas

A pesar de que el Municipio recibió cuantiosos montos del Fondo Educativo, los alumnos son víctimas de las desviadas prioridades del intendente.


La gestión del intendente de Berisso, Fabián Cagliardi, está marcada por los conflictos y la principal característica es la torpeza a la hora de establecer prioridades. Las decisiones que fue tomando el alcalde desde el inicio de su mandato, marcaron un rumbo equívoco reflejado en las cada vez más descontroladas internas.

Las renuncias en áreas claves como Seguridad, Salud e Infraestructura exhibieron los primeros indicios de inexperiencia. En plena pandemia esas carteras son sin dudas fundamentales pero, lejos de mostrar cintura, el jefe comunal no pudo resolver las marcadas diferencias entre sus funcionarios.

Lejos de encontrar la paz, desde hace algunas semanas se viene rumoreando que habrá más dimisiones en otro sector esencial como lo es Acción Social, aunque en este caso, los cambios podrían traer aparejado un escándalo con relación a los bolsones de comida que entregan desde el municipio.

Una de las problemáticas que quedaron en un segundo plano para Cagliardi es la situación alarmante del Servicio de Alimentación Escolar (SAE). Los directivos de algunos establecimientos vienen denunciando la ausencia estatal, en un contexto en el que apremia el hambre de muchos niños y niñas de la ciudad costera.

La falta de colaboración por parte del municipio llegó a tal extremo, que los docentes de algunas instituciones, se vieron obligados a pedir la ayuda de la comunidad para poder completar los bolsones que son entregados a las familias. Incluso, las donaciones llegaron de parte de los propios profesores, en un gesto de solidaridad en medio de la pandemia.

Entre el mes de marzo y abril, solamente del Fondo de Financiamiento Educativo, Cagliardi recibió más de $18 millones, pero los problemas en los colegios del distrito son de variada índole. Esta penosa situación fue expuesta por los docentes de la Escuela Secundaria N° 4 Ernesto “Che” Guevara, quienes detallaron la compleja situación que viven.

La pregunta que surgió en toda la comunidad educativa de la ciudad es a dónde fue destinada es partida presupuestaria y cuánto de ese monto recibido se consignó al SAE. Ese mismo interrogante se trasladó al Consejo Escolar local, donde todavía los maestros no han encontrado una respuesta de las autoridades.

Asimismo, el municipio de Berisso percibió más de $68 millones de coparticipación, pero las prioridades del jefe comunal no estuvieron depositadas en sostener la situación social de quienes más lo necesitan.

Mediante un comunicado, los docentes de la EES N°4 expresaron la angustiante realidad que atraviesan por la ausencia de productos en los bolsones de comida que “durante las entregas anteriores, fuimos anotando casi 50 familias que preguntaban por qué el nombre de su hijo o hija no estaba en el listado y les pedíamos que esperen hasta el final de la jornada por si sobraba algo”.

En este mismo sentido, denunciaron que los cupos se incrementar de manera muy lenta y explicaron que “la escuela consta con una matrícula de 270 alumnos. Al comienzo de esta pandemia, el cupo para el SAE era de 98, luego de diferentes gestiones y hacer pública esta situación se consiguió aumentarlo a 147.  En esta última entrega se sumaron 25 cupos más del SAE y 48 bolsones solidarios”.

La exigua cantidad de 25 cupos nos parece insuficiente para la necesidad creciente de bolsones que nos manifiestan en cada entrega nuestros alumnos y sus familias”, remarcaron los "docentes en lucha", quienes además exigieron la cobertura total de bolsones para toda la matrícula escolar, barbijos y productos de limpieza para poder sostener la pandemia y un bolsón de alimentos universal para todas las escuelas. 

A esto se suma que durante el receso invernal directamente no se entregó la asistencia, dejando a la buena de dios a lo chicos, de acuerdo a lo que confirmaron los maestros a este portal. "La situación sigue siendo la misma que antes de las vacaciones", sostuvieron.

En esa dirección, parece a la hora de tomar medidas de peso, el intendente no escatima en errores que algunos aducen a la distracción de tener puesto el foco en un anhelo personal: quedarse con parte de la obra pública de la provincia de Buenos Aires. Sus cañones apuntan a manejar un sector en el cual ganó conocimiento cuando la intendencia de Berisso estaba a manos de Enrique “Quique” Slezack.

El lobby para alcanzar ese objetivo es tal que, según pudo saber Diputados Bonaerenses, desde hace algunas semanas, viene participando de distintas reuniones con funcionarios importantes en el esquema de la distribución de obras. Mientras tanto, en la ciudad que debería gobernar, las urgencias se incrementan y las soluciones escasean.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS