viernes 17 de septiembre de 2021 - Edición Nº1410
Diputados Bonaerenses » Municipios » 10 ago 2020

Ola de delitos

Tierra de nadie: el duro relato de un Centro de Formación de Berisso preso de la inseguridad

Entraron en dos oportunidades a cinco aulas taller y “se llevaron todo”, afirmó el director del CFP N° 401, Rubén Lamboya.


La ola de inseguridad a partir de robos y asaltos en la ciudad de Berisso se multiplica y en esta oportunidad, un grupo de personas rompió el portón y las rejas del Centro de Formación Profesional (CFP) N° 401 en dos oportunidades y según el director Rubén Lamboya, “se llevaron todo”.

En diálogo con Diputados Bonaerenses, Lamboya afirmó que “entraron a cinco aulas talleres, entre ellas la de peluquería, cerrajería o la de automotor, que es la más afectada porque no queda nada de lo que había ahí”.

“Hay una faltante importante de herramientas y como casi todos los elementos de cada sector respectivo estaban guardados bajo llave, también fueron afectados los muebles y las puertas”, señaló el director del CFP.

Según el relato, lo llamaron a Lamboya el miércoles alrededor de las 15:30 horas, con la noticia de que habían detenido a una persona por el robo en calle 112 bis y 80 de Villa Progreso, de la localidad del inmigrante que conduce Fabián Cagliardi.

Una vez allí, se dio cuenta del daño real que habían causado los delincuentes y luego realizaron la denuncia en la comisaría de Berisso, ya que en un momento había sido radicada en el destacamento de Villa Progreso, que depende del distrito de Cagliardi.

Vale destacar que estos centros de formación trabajan en la formación en oficio y vocación, colaboran en iniciativas solidarias y fundamentalmente dan perspectiva de futuro, por esto el episodio es aún más lamentable.

“Nuestros objetivos desde el centro son preparar gente para el trabajo y evitar que hagan lo que hicieron con nosotros, para que se alejen de la delincuencia”, explicó el director.

Asimismo, Lamboya agregó que “estamos expectantes de que la policía recupere las cosas y hasta ahora, hicimos las reparaciones de las puertas que estaban dañadas para que no entren de nuevo”.

“Nos duele horrores porque todos los centros trabajamos para la comunidad de Berisso y La Plata, para las escuelas, la municipalidad y también el hospital”.

De hecho, según su relato, en la gestión anterior al mando de Jorge Nedela, “les donamos 15 pares de muletas, trípodes, prótesis, un montón de cosas que construimos y se las dimos al hospital”.

Por último, el director del CFP berissense concurrió de nuevo a la comisaría a hacer la ampliación de la denuncia al destacamento y las personas que entraron en ese horario.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS