miércoles 21 de octubre de 2020 - Edición Nº1079
Diputados Bonaerenses » Nación » 16 ago 2020

Fuerte repudio

Dióxido de cloro: reiteran las advertencias tras la muerte del chico de cinco años

El Ministerio de Salud y la Sociedad Argentina de Pediatría volvieron a remarcar los riesgos que conlleva la ingesta de este tóxico blanqueador.


El Ministerio de Salud de la Nación y la Sociedad Argentina de Pediatría se manifestaron luego de la muerte del chico de cinco años en Neuquén, quien tomó dióxido de cloro suministrado por sus padres con la falsa idea de que lo ayudaría a prevenirlo del coronavirus.

El nene falleció en el Hospital de la localidad neuquina de Plottier con un cuadro cardio-respiratorio por tomar el potente y tóxico blanqueador al que le atribuyen erróneamente propiedades curativas contra el Covid-19.

La cartera que conduce Ginés González García recordó que “la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte del Ministerio para su comercialización y uso”.

En este sentido, la ingesta de dióxido de cloro puede causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”, añadieron.

Por otra parte, en caso de síntomas compatibles con el COVID-19 no debe automedicarse y tiene que comunicarlo al sistema sanitario de su respectiva localidad para su correcta atención”, recordaron.

En tanto, la Sociedad Argentina de Pediatría, se refirió a la polémica sustancia y alertó sobre “el peligro que conlleva la utilización del dióxido de cloro como parte de una supuesta estrategia de prevención de la enfermedad”.

La ingestión de este producto no ha demostrado efectos preventivos ni terapéuticos en dicha enfermedad. Su utilidad se limita al uso como desinfectante ambiental en determinadas diluciones del mismo, pero no debe ser ingerido por el ser humano”, puntalizaron.

De acuerdo a la Sociedad, “se han reportado serias complicaciones respiratorias, digestivas, hepáticas, renales y hematológicas ante su ingestión. Además, el menor peso de los niños en relación a los adultos y la inmadurez de su metabolismo aumenta el riesgo cuanto menor es su edad”.

 “Asimismo, repudiamos la utilización inescrupulosa del dióxido de cloro por parte de presuntos profesionales de la salud, que ante la angustia y la incertidumbre de las familias en estos momentos de pandemia recomiendan sustancias no solamente ineficaces, sino además con reconocidos efectos tóxicos”, enfatizaron desde la entidad.

La Organización Panamericana de la Salud, hace un mes se expidió en relación al uso de esta sustancia.

No recomendamos utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parenteral en pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos”, dijeron.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS