sábado 24 de octubre de 2020 - Edición Nº1082
Diputados Bonaerenses » Municipios » 12 sep 2020

En Morón

Horror: un policía confundió a su hermano con un ladrón y lo mató a balazos

El terrible episodio se registró cuando la víctima de 20 años le abrió la puerta del auto al policía para hacerle una broma, pero recibió un disparo que le perforó el estómago.


Un Policía de la Ciudad esperaba en su Peugeot 206 que el semáforo diera luz verde para continuar su rumbo, hasta que un motociclista, hermano del efectivo, estacionó a su lado y en modo de broma quiso abrirle la puerta pero el uniformado, creyendo que era un delincuente, disparó y lo mató.

Esta fatal confusión tuvo lugar el viernes a las 20:30 de la noche, en la localidad bonaerense de Morón, en el cruce de Hipólito Yrigoyen y Belgrano, cuando Pablo Facundo Cisneros de 28 años que desempeña sus tareas en la Superintendencia de Investigaciones de la fuerza porteña se dirigía al cementerio a buscar a su hermano.

Sin embargo, mientras esperaba la autorización del semáforo para seguir su camino, sorpresivamente le abrieron la puerta del auto y le tocaron el bolsillo, de modo que el efectivo de seguridad desenfundó su arma reglamentaria y efectuó dos disparos.

Si bien en un primer momento, Cisneros pensó que se trataba de un delincuente que quería asaltarle, inmediatamente después de los disparos se dio cuenta que la víctima era su hermano, Ricardo Bulacios, de 20 años de edad.

Bulacios, que llevaba puesto una campera negra y un pantalón de jean azul, quedó tendido entre la vereda y el asfalto, y falleció casi en el acto como consecuencia de las heridas sufridas por uno de esos dos impactos, que entro en su antebrazo izquierdo, con orificio de salida que terminó perforándole el estómago.

Un joven que estaba como acompañante en un Fiat Cronos relató a la Policía que vio el momento en el que un muchacho cruzó la senda peatonal y abrió la puerta del Peugeot. Allí, escuchó una detonación y vio el estallido de la ventanilla izquierda del vehículo en el que el testigo circulaba, por lo que había pensado que le habían arrojado una piedra.

Tras el hecho, la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Morón, caratuló la causa como "homicidio" y ordenó la detención del efectivo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS