martes 22 de septiembre de 2020 - Edición Nº1050
Diputados Bonaerenses » Municipios » 14 sep 2020

Con tensión

Clausuran el zoológico de Luján después de años de denuncias por maltrato animal

“Hay peligro inminente en la preservación y el bienestar de la fauna en el establecimiento”, dijo Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental.


Desde hace años los vecinos de Luján vienen denunciando el maltrato animal que sufren las distintas especies que se encuentran en el zoológico local, de modo que este lunes, el Ministerio nacional de Ambiente y Desarrollo Sostenible concretó la clausura del lugar.

En ese sentido, los funcionarios nacionales encabezados por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, se hicieron presentes en el parque y argumentaron que “hay peligro inminente en la preservación y el bienestar de la fauna en el establecimiento”.

Sin embargo, el procedimiento de clausura se dio en medio horas de tensión en las puertas del zoológico, ya que allí los trabajadores mantuvieron un fuerte cruce con las autoridades del Gobierno nacional. De hecho, el conflicto mermó ante la presencia de la policía que desalojó el lugar.

“El Ministerio de Ambiente considera que, en función de no haber llevado a cabo el proceso de reconversión que se le indicó en el mes de febrero, se procede al cierre del establecimiento, dado que tampoco está cumpliendo con la marcación y la colocación de chips para la adecuada identificación de su plantel faunístico”, aseguró Federovisky.

Paralelamente, el funcionario sostuvo que con la decisión se busca “garantizar que un zoológico que no responde a la normativa vigente, ni a la ética que la propia sociedad reclama, se reconvierta y no siga explotando la peor faceta de la exhibición y el contacto con los animales”.

Para llevar adelante la clausura, se implementó a través de una resolución ministerial, luego de transcurrir los diez días establecido por una previa intimación para que el establecimiento regularice su situación, sin que el zoológico haya dado una respuesta positiva.

Si se retrocede un año atrás en el tiempo, la primera advertencia al Zoo de Luján por parte de la cartera nacional de ambiente llegó en julio de 2019 cuando se cerraron celdas, jaulas y recintos donde los visitantes podían alimentar a tigres, leones, elefantes y guacamayos.

Fue a partir de la Ley 12.238 bonaerense, sancionada en 1997, que estableció la “prohibición del contacto directo entre el público y los animales que se encuentren en los zoológicos”, y a pesar de que se dispusieron fajas y precintos para evitar el paso, en febrero una inspección comprobó que los visitantes seguían ingresando a las jaulas de los animales.

 

 

Un mes más tarde, luego del cierre por el aislamiento preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus (COVID-19), el Ministerio volvió a visitar el zoológico y, según explicaron desde nación, “jamás han cumplido con las exigencias de las normativas”.

“Además, a eso se le agrega la aberrante situación de promover un establecimiento a partir de atractivos como darle la mamadera a un león, que vulneran toda ética y además están prohibidos”, manifestó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, al retirarse del zoológico.

Asimismo, las especies deben tener colocado un microchip o bien identificadas de alguna manera para que las autoridades pertinentes puedan realizar el seguimiento pero en las inspecciones se encontraron “diversas inconsistencias entre el plantel relevado y el plantel declarado”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS