miércoles 23 de septiembre de 2020 - Edición Nº1051
Diputados Bonaerenses » Provincia » 14 sep 2020

Desgarrador testimonio

Chivilcoy le prohibió darle el último adiós a su padre: “Es inhumano lo que hicieron”

Claudio Parente vive en La Plata y el viernes pasado viajó para darle el último adiós a su padre, pero un control en el acceso a la ciudad le denegó el ingreso.


Claudio Parente, un vecino de la localidad bonaerense de La Plata publicó en redes sociales que el viernes pasado viajó para la ciudad de Chivilcoy para poder despedir a su padre, quien se encontraba agonizando en un geriátrico del distrito que conduce Guillermo Britos, pero un control en el acceso a la ciudad le denegó el ingreso, en el marco de la pandemia por coronavirus (COVID-19).

“Estoy parado en la entrada de la ciudad de Chivilcoy, con mi papá en grave estado y no me dejan entrar, con todos los permisos tanto del Gobierno por 24 horas, como el certificado de su médico y no me permiten entrar. Hace más de 50 minutos que me tienen parado”, comenzó el triste relato de Parente.

En rigor, ese mismo viernes por la tarde, momentos antes de la publicación del mensaje en su perfil de Facebook, Parente había comenzado su trayecto desde la capital bonaerense para saludar a Raúl, su padre, quien se encontraba peleando por su vida en un geriátrico, pero no lo dejaron entrar.

Sin embargo, ese mismo día, horas más tarde, luego de la repercusión que tuvo su mensaje en las redes sociales, el hombre recibió una llamada del intendente de Chivilcoy para que regrese el día siguiente, que “la ruta iba a estar despejada”, pero el sábado por la mañana, en pleno viaje, Parente recibió la noticia de que su padre falleció.

“Lo despedí en la sala velatoria, con el cajón abierto; es fatal verlo a mi papá ahí cuando le podía haber dado un beso en vida, lo que hicieron es de lo más inhumano”, expresó entre lágrimas el platense. “Iba con el permiso del geriátrico, con el permiso del Gobierno, estaba autorizado, tenía todo en regla, hace 10 días pude entrar sin ningún problema”, agregó.

Asimismo, Parente añadió que “el intendente dice que me pusieron al costado y no me retuvieron, dos horas estuve retenido” pero “cuando iba llegando a mi casa, me llama el intendente Britos, diciéndome que me vuelva, pero ¿qué iba a llegar a las 3 de la mañana a Chivilcoy? ¿En el geriátrico me iban a abrir las puertas?”.

Por ese motivo, tanto el intendente Britos como los funcionarios municipales, según el hijo de Raúl, deberían “autoecharse porque las órdenes eran de la cúpula y no de los trabajadores que hacían su trabajo”.

Al tanto de las repercusiones que tomó el caso, el alcalde de Chivilcoy señaló que no se enteró de lo ocurrido con Parente y manifestó su responsabilidad como Jefe Comunal de que no le hayan permitido ingresar a la ciudad para poder despedir a su padre.

“El error surge porque cuando él les dice a los empleados que va al geriátrico, y acá, como en muchos municipios hay prohibición de ingreso a toda persona que viene de lugares con circulación comunitaria salvo que sea para situaciones autorizadas, ese fue el grave error porque tenía los permisos”, agregó Britos.

Esta dramática situación no es el primer caso de una persona que no pudo despedir a un familiar directo durante las restricciones que municipios y provincias implementan por la pandemia del coronavirus, ya que en agosto falleció Martín Garay, un hombre que padecía de cáncer terminal y cuyas hijas no pudieron ingresar a la provincia de San Luis para despedirlo.

 

 

Victoria y Antonela, sus hijas, oriundas de Tierra del Fuego, habían llegado a presentar hasta una medida cautelar para poder visitar a su papá en San Luis y tenían la esperanza de conseguir la autorización para ingresar, pero lamentablemente la burocracia administrativa y judicial lo impidió.

Otra situación similar ocurrió en Córdoba, donde Pablo Muse manejó desde Neuquén para estar con su hija, Solange, enferma de cáncer y, pese a tener los permisos correspondientes, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la provincia no le permitió ingresar por considerar “dudoso” un test de COVID-19.

En ese momento, también durante el mes de agosto, Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgos de Córdoba y miembro del COE, indicó: “Lo que hemos hecho es cumplir con las normas, hay un protocolo de ingreso que indica que todo argentino que quiera ingresar a la provincia de Córdoba debe cumplir una serie de requisitos y uno de ellos es venir con un hisopado negativo”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS