martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº1078
Diputados Bonaerenses » Municipios » 23 sep 2020

Polémica en Berisso

Cagliardi privatiza el cobro de tasas y entrega a privados un negocio de $300 millones

Es un proyecto que aprobará este miércoles el Concejo Deliberante con rechazos de Juntos por el Cambio y del Frente Renovador. Fuertes críticas a la "lógica empresarial" del intendente.


El intendente de la ciudad de Berisso, Fabián Cagliardi, va por más y ahora desató otro negocio vinculado a privatizar el cobro de las tasas municipales y dejar esa tarea en manos de una empresa que se llevaría fondos millonarios.

El proyecto se trata hoy en el Concejo Deliberante donde el alcalde cuenta con la mayoría de los votos, por lo que saldría airoso sin inconvenientes. Por eso, desde el bloque de Juntos por el Cambio y el Frente Renovador ya pusieron el grito en el cielo y anunciaron que no acompañarán la privatización.

“La función recaudatoria es de las más importantes que tiene el Estado, estamos en contra de cualquier privatización más que nada cuando hablamos de tributos que son los que paga el vecino de a pie”, señaló el concejal del Frente Renovador, Agustín Celi, a Diputados Bonaerenses.

Se trata de una empresa que llegaría a cobrar las tasas de servicios Generales Urbanos y Rurales, Seguridad e Higiene, Derechos de Construcción, Publicidad y Propaganda, Ocupación o uso del espacio público e instalación de antenas de Celulares, cuyo monto se estima aproximadamente en mil millones de pesos.

Además, Celi remarcó que las especificaciones sobre las empresas que puedan participar del proceso son muy limitantes y que solo hay dos o tres empresas en la provincia de Buenos Aires que pueden llegar a aplicar para llevar adelante la tarea recaudatoria, ninguna de ellas de Berisso.

El Intendente expresó que la empresa se llevará el 25% del monto recaudado, lo que nos parece excesivo y vergonzoso. Entendemos la lógica empresarial que tiene este gobierno municipal pero no podemos permitir que la plata de los contribuyentes vaya para una empresa privada y no para brindar los servicios que el vecino necesita”, remarcaron desde Juntos por el Cambio.

En otro orden, cuando se plantearon modificaciones, el oficialismo aseguró que va dirigida a los grandes contribuyentes, pero se opusieron a excluir a los monotributistas y a propietarios de único inmueble de la ordenanza “porque no sería atractivo para la empresa”.

Además, según señalaron los concejales detractores, la empresa se llevaría cerca de 300 millones de pesos, por eso el concejal Celi (que está dentro del Frente de Todos), planteó que se le ponga un límite del 8%, algo que también fue rechazado.

 

 

La empresa que quieren contratar no va a poder hacer una fiscalización sobre los contribuyentes porque está prohibido por el Tribunal de Cuentas de la Provincia, entonces se estarían llevando muchísima plata por solo poner un sistema técnico mientras las demás tareas las harían los empleados municipales”, señaló Celi.

En ese orden, según Cagliardi los trabajadores del área de recaudación del Municipio no tienen la suficiente formación para realizar esa tarea, algo que fue criticado por la oposición, que incluso pidió llamar a los gremios para discutir sobre el tema.

“Los empleados del área de Ingresos Públicos están capacitados para realizar esta tarea sin recurrir a una empresa privada, por lo que creemos necesario escuchar también a los gremios emitir opinión ya que puede afectar la fuente de trabajo de los empleados municipales”, aseguraron desde Juntos por el Cambio.

Según trascendió, en la mesa chica de Berisso ya saben a qué empresa apuntar para esa tercerización, pero no deslizaron el nombre de la misma, algo que hizo elevar aún más las sospechas sobre los negocios de beneficio propio sobre los que quiere avanzar el Intendente.

El Intendente asumió el compromiso de que esta empresa no iba a ir en contra los pequeños comerciantes, los que tienen un solo inmueble, o los que tienen menor poder adquisitivo, pero eso no se quiso plasmar en la ordenanza, por eso no vamos a acompañar”, marcó Celi.

 

 

Para Juntos por el Cambio, la iniciativa debe ser debatida de manera “abierta” y no “de espaldas a los vecinos”, por lo que también aseguraron que “preocupa de sobremanera que este sea un primer paso del gobierno municipal para avanzar en otro tipo de privatizaciones en los servicios municipales, por lo que nos oponemos a todo intento de este tipo”.

En este sentido, la polémica sobre la privatización de las tasas es apenas uno de los escándalos que protagonizó el intendente de Berisso, que lidera el ranking de los Gabinetes con más renuncias desde el comienzo de la gestión

Además, como informó Diputados Bonaerenses, el ¿ex? empresario de la construcción trabaja a destajo para tejer relaciones con el objetivo de quedarse con una parte de la obra pública de la provincia, que será protagonista en la recuperación económica en la pospandemia. 

 

 

EL COMUNICADO OPOSITOR 

 

 

***

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS