jueves 03 de diciembre de 2020 - Edición Nº1122
Diputados Bonaerenses » Municipios » 17 oct 2020

Nueva normalidad

La Plata: cómo es el protocolo para la reapertura de las peatonales en el microcentro

La idea del distrito es que se respete el aislamiento social, preventivo y obligatorio, sobre todo con la llegada del día de la madre.


La municipalidad de La Plata dispuso que este sábado, las calles del microcentro de la ciudad sean peatonales para que los vecinos puedan circular respetando el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus (COVID-19), sobre todo a horas de los festejos por el día de la madre.

En ese sentido, es el segundo día consecutivo que el municipio al mando del intendente de Juntos por el Cambio, Julio Garro, aplica esta iniciativa, la cual también busca reactivar la actividad económica y así facilitar el funcionamiento los distintos locales gastronómicos.

Se trata de una prueba piloto que se integra con el Plan Estratégico 2030 y la “Zona 30”, que pretende limitar la velocidad de circulación vehicular a 30 km/h en el centro platense para generar espacios que permitan la permanencia de vecinos en zonas comerciales, manteniendo las medidas de bioseguridad.

Bajo ese contexto, y  al igual que el viernes, la iniciativa se desplegará entre las 10 y las 19 horas, en calle 8 de 47 a 51; calle 12 de 55 a 60; Avenida 51 de 4 a 5; y calle Cantilo de Camino Centenario a Plaza Belgrano, en la localidad de City Bell.

“La propuesta apunta a generar más espacio público, que el protagonista sean los peatones, quitando los autos y, en consecuencia, reduciendo la contaminación sonora y ambiental”, explicó la Secretaria de Planeamiento Urbano de la capital bonaerense, María Botta.

Asimismo, la funcionaria añadió que lo que busca la Comuna es “establecer macromanzanas, es decir, unir manzanas y generar una peatonalización para garantizar más espacio para los peatones, de este modo es que, junto con Espacios Públicos, planificamos el programa Calles Abiertas”.

En tanto, desde el Palacio Municipal situado en calle 12, autorizaron a los empresarios gastronómicos para que puedan pedir una ampliación de mesas y sillas en la vereda contigua al local, siempre y cuando se les pida, incluso, permiso a los vecinos de la zona.

Los bares y restaurantes de las zonas mencionadas también podrán solicitar una autorización para utilizar las líneas de estacionamiento de autos, lo que agrandaría el sector de atención y evitaría el cierre de calles.

Para cumplir con esos objetivos y respetar las medidas de cuidado para evitar la propagación del coronavirus los locales deberán respetar la Disposición de una persona cada 2,25 m2 y mantener el distanciamiento de dos metros entre cada comensal.

Además, colocar carteles visibles respecto de la capacidad ocupacional, contar con habilitación comercial vigente y permiso de uso de la vereda y cada local deberá evitar la aglomeración de personas dejando una franja de dos metros de ancho a lo largo de todo el frente para la circulación peatonal.

 

 

Las mesas deberán tener un máximo de cuatro comensales y mantener una separación de dos metros o, en su defecto, se deberán instalar medios físicos de separación (mamparas, tabiques de separación, paneles divisores plenos) de una altura mínima de 1.80 metros.

Vale aclarar también que quienes vayan a utilizar veredas lindantes deberán contar con conformidad por escrito de los propietarios indicando plazo, datos personales, domicilio y partida municipal.

Respecto a su uso, no deberá haber paradas de transporte público a menos de 15 metros desde las líneas medianeras del local. El espacio a ocupar en la calle estará definido por un ancho máximo de 2.20 metros desde el cordón de la vereda y el largo en correspondencia con el frente del local.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS