sábado 25 de septiembre de 2021 - Edición Nº1418
Diputados Bonaerenses » Municipios » 29 oct 2020

En Berisso

Polémica: Cagliardi dejó en manos de una empresa privada el cobro de tasas municipales

La empresa que se quedará un el millonario negocio es TIPSA, que ya opera en otros distritos. La oposición no pudo frenar la “lógica empresarial” del alcalde.


El intendente de la ciudad de Berisso, Fabián Cagliardi, se salió con la suya y dejó en manos de una empresa privada el cobro de las tasas municipales, un negocio millonario que quedará en manos de la firma TIPSA.

Tanto el bloque de concejales de Juntos por el Cambio y el edil Agustín Celi del Frente Renovador (que está dentro del Frente de Todos), se habían manifestado en contra de esta ordenanza pero como el alcalde peronista tiene los números a favor, fue aprobado sin problemas.

“La licitación quedó para Tercerizacion Ingresos Publicos Sociedad Anónima, es una empresa de Bernal, el Municipio entregó a una empresa el cobro de las tasas cuando tranquilamente lo puede hacer. Se va a llevar el 23% de la recaudación que se realice, es mucha plata”, aseguró el concejal radical Matías Nanni en diálogo con Diputados Bonaerenses.

Se trata de una empresa que llegaría a cobrar las tasas de servicios Generales Urbanos y Rurales, Seguridad e Higiene, Derechos de Construcción, Publicidad y Propaganda, Ocupación o uso del espacio público e instalación de antenas de Celulares, cuyo monto se estima aproximadamente en mil millones de pesos.

En ese orden, la empresa se llevaría alrededor de 250 millones de pesos, un negocio millonario que no será aprovechado para las enormes necesidades que aquejan a la ciudad de la ribera, asediada por múltiples problemáticas desde infraestructura hasta inseguridad.

“Ese dinero podría haberse invertido en los servicios municipales para mejorarlos como también la prestación hacia los vecinos pero no, por la lógica empresarial que tiene este gobierno se le cedió a una empresa”, detalló el edil opositor.

En otro orden, cuando se plantearon modificaciones al proyecto, el oficialismo aseguró que va dirigida a los grandes contribuyentes, pero se opusieron a excluir a los monotributistas y a propietarios de único inmueble de la ordenanza “porque no sería atractivo para la empresa”.

“Si todo lo que ellos creen que funciona mal lo van a privatizar, estamos en problemas porque podrían venir otras privatizaciones en el Municipio y no es lo que queremos”, aseveró Nanni.

Es que según el alcalde Cagliardi, las y los trabajadores del área de recaudación del Municipio no tienen la suficiente formación para realizar esa tarea, algo que fue criticado por la oposición, que incluso pidió llamar a los gremios para discutir sobre el tema.

 

 

“La empresa que quieren contratar no va a poder hacer una fiscalización sobre los contribuyentes porque está prohibido por el Tribunal de Cuentas de la Provincia, entonces se estarían llevando muchísima plata por solo poner un sistema técnico mientras las demás tareas las harían los empleados municipales”, señaló por su parte el concejal Celi a este medio.

Sin embargo, esta polémica sobre la privatización de las tasas es apenas uno de los escándalos que protagonizó el intendente de Berisso, que lidera el ranking de los Gabinetes con más renuncias desde el comienzo de la gestión.

“La función recaudatoria es de las más importantes que tiene el Estado, estamos en contra de cualquier privatización más que nada cuando hablamos de tributos que son los que paga el vecino de a pie”, aseguró el referente Renovador.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS