sábado 15 de mayo de 2021 - Edición Nº1285
Diputados Bonaerenses » Provincia » 3 dic 2020

Siguen los tironeos

Coparticipación: cómo explican los economistas el recupero de fondos de la provincia

Martín Di Bella, ex titular de ARBA, señaló que la acción del Presidente está fundamentada.


Luego de que la Cámara de Diputados nacional aprobara la reducción de 3,5% a 2,32% del coeficiente de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires para destinarlo al Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la Provincia de Buenos Aires, la grieta se ensanchó entre el oficialismo y la oposición.

Cabe recordar que a partir del decreto 194/2016 firmado por el expresidente Mauricio Macri, se incrementaron los fondos que recibe CABA de 1,4% a 3,75% y luego producto de la aplicación del Pacto Fiscal, se terminaron ubicando en un 3,5%.

Diputados Bonaerenses consultó a dos economistas que siguen de cerca la situación de la provincia de Buenos Aires para revisar los argumentos que asisten al oficialismo a la hora de defender el recupero de fondos.

 “La génesis de esto es particular, el Estado Nacional cedió un porcentaje para la CABA por la transferencia de una parte de la Policía Federal, y cuando se hizo se determinó que se iba a analizar el costo que iba a tener y una vez hecho se iba a ajustar el índice, eso no pasó y casi se duplicó el coeficiente de coparticipación”, dijo el economista y extitular de ARBA, Martín Di Bella a Diputados Bonaerenses.

En tanto, para la analista económica y directora del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Julia Strada, el proyecto legislativo “tiene una enorme cantidad de argumentos a favor de la medidas y en detrimento de lo que hizo Mauricio Macri”.

Hicimos un cálculo entre 2016 y 2019, aproximadamente el excedente que se le dio a CABA, fue de $50 mil millones en números redondos, que actualizado da unos $100 mil millones, eso recibió de más. Es un IFE 4 y es plata que nadie está discutiendo, el debate político está abordando de acá para adelante”, dijo en Strada en diálogo con Diputados Bonaerenses.

El modo de distribución de los fondos es complejo y engorroso, se trata de un sistema que tiene una distribución primaria y una secundaria. El 39,6% de los fondos son para el Gobierno nacional; el 59,4% para las provincias y 1% para los Aportes del Tesoro Nacional. A la vez, los fondos de la coparticipación que van para CABA (1,4%) y Tierra del Fuego (1,3%) salen de la parte que obtiene la Nación.

Según detalla la ley 23.548, la distribución primaria se realiza entre el Gobierno nacional y el total de las provincias. A la vez que la secundaria fija los coeficientes de distribución entre las provincias, pero sin Capital Federal ni Tierra del Fuego.

El distrito más rico del país tenía una diferencia de total asimetría con la Provincia cuando desde acá aportamos el 40% del Producto Bruto Geográfico, tenemos el 38% de la población del país pero nos llevamos el 21% de la coparticipación, no es justo. Esta quita que hizo el Presidente se hizo de forma legal, como corresponde, para que ese porcentaje sea destinado a una Fondo fiscal”, explicó Di Bella.

 

Julia Strada, directora del Grupo Provincia. 
 

Para Strada sucede algo similar. “Paradójicamente Larreta recibe esta ayuda pero es la que menos necesita de la coparticipación de todas, calculando la dependencia de las provincias en porcentaje, CABA como recurso de coparticipación sobre el total de los recursos provinciales tiene el 26,7% y la provincia el 50%, es decir que Buenos Aires tiene una necesidad de financiación relativa a la coparticipación mucha más elevada que la Ciudad”, señaló la también directora del Grupo Provincia.

Desde Juntos por el Cambio, sobre todo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pusieron el grito en el cielo por la decisión de Fernández, y apeló a que sea la Corte Suprema de Justicia la que tome una resolución sobre el conflicto.

Esta es una decisión del Gobierno nacional sobre bases ciertas y fundamentadas; durante el gobierno de Macri se hizo una transferencia gigantesca a la CABA que supera el costo que tiene la administración de la policía e incrementa las asimetrías con el resto de las provincias. No está mal que si se transfiere algo se financie, pero demuestra que hay un sobre giro de fondos que no tenían asidero en términos de ejecución de gastos”, aseguró Di Bella.

Si se analiza el ingreso per cápita por coparticipación, según Stradaun bonaerense se está llevando unos $7.7443 menos que el promedio de las provincias, en concreto unos $20.840 contra $33.238 que es el promedio de otras provincias”.

 

Martín Di Bella, economísta y ex titular de ARBA. 
 

Esto significa que la coparticipación está repartida con criterios que se distanciaron mucho de los cambios poblacionales, los criterios se pensaron con el 22% de la población total y ahora está en 38%, por otro lado se está haciendo por el Congreso”, añadió la economista.

Así las cosas, según un informe sobre el gasto en servicios de seguridad en las provincias argentinas elaborado por el Ministerio del Interior, los gastos per cápita en seguridad durante 2019 fueron de $16.901 para Capital y $6.702 en Provincia.

A la vez, los cargos en seguridad cada 100 mil habitantes fueron durante el año pasado de 1.063 en CABA y solo 563 en Buenos Aires, considerando que la Capital Federal tiene poco más de 3 millones de habitantes contra 17 millones de bonaerenses.

En otro orden, mientras los salarios para los efectivos de la policía en CABA fue de $49.204, en la Provincia recibían hasta hace solo dos meses un total mensual de $37.572.

Uno de los argumentos para rechazar esta medida por parte de la oposición fue que si la Nación le sacó un punto a la Capital, lo podría hacer en otro momento con cualquier otra jurisdicción. Para el economista Di Bella, esa fundamentación es “falaz”.

 

 

“Lo que se le saca ahora a la CABA es lo que entregó Nación a través de un DNU por parte de Macri. No se le puede sacar de la coparticipación que sale del total de provincias, eso es intocable. Nación saca de su participación porque decide lo que hace con sus recursos”, marcó el ex titular de ARBA.

Por último, los referentes de Juntos por el Cambio en la provincia, en especial los intendentes, se manifestaron en contra de la movida pero con la intención de que esos recursos adicionales, sean coparticipables con los municipios.

Los intendentes pueden pedirlo pero lo cierto es que no forma parte de la distribución secundaria, es decir que no forma parte de la masa coparticipable a municipios, es un fondo específico. Quedará como una decisión del Gobernador si va a hacer coparticipable un porcentaje del Fondo y se tendría que votar en la Legislatura para que defina, pero ya queda a su criterio”, concluyó Di Bella.

El macrismo no hizo mucho tampoco por la provincia porque aumentó el Fondo del Conurbano pero le traspaso los subsidios de transporte y la luz. Hay una deuda histórica que además se sumó la locura del macrismo”, destacó Strada.

En ese sentido, la doctora en Desarrollo Económico enfatizó que “además de la situación específica del macrismo, la verdad que esta decisión de revertir esto, de darle ese punto más a la provincia ataca dos temas distintos pero correlacionados, el regalo desmesurado de Macri y la situación histórica de la provincia”.

 

 

Strada en contacto con este medio repasó la pérdida de recursos que fue atravesando la provincia de Buenos Aires en las últimas décadas.

Si se mira lo que fue pasando en la provincia desde 1988 hasta acá, son decisiones de diferentes sectores que fueron en detrimento de un reparto que permitiera solventar los recursos. Cuando se hace la ley en 1988 la provincia pierde 6 puntos, luego fue el Fondo del Conurbano que se le aplicó un 10% del impuesto a las ganancias en 1992, que se intentó subsanar la discriminación, pero en 1996 le ponen tope y de ahí en adelante fue perdiendo año tras año. En la década del 90 se traspaso la educación y la salud, mientas que la población creció del 22% en 1988 y al 38% por estos días”, recordó.

En ese contexto, Strada destacó que “siempre se habla federalismo pero cuando nos metemos en este tema complejo de cómo se reparte la plata, no aparecen los criterios universales”. “El Gobernador (Axel Kicillof) hizo una propuesta de reforma impositiva pensando en una modificación progresiva de la recaudación, son las discusiones más difíciles en términos de costos políticos, porque no hay muchos Gobernadores que quieren pelearse con los más ricos, es algo a revalorizar”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS