sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº1411
Diputados Bonaerenses » Congreso » 17 dic 2020

Congreso de la Nación

El Senado de la Nación dejó listo el proyecto de aborto legal para que se discuta en el recinto

La Cámara alta dictaminó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo luego de tres días y medio de exposiciones.


El proyecto de ley que prevé la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo fue aprobado en comisiones luego del último plenario de la Cámara alta, en el que los senadores escucharon durante tres días a medio centenar de expositores.

Finalizada la audiencia de hoy, el texto fue enviado a los senadores de las tres comisiones para que rubriquen el texto en forma digital. Las primeras en firmar serán las 28 integrantes de la Banca de la Mujer, en segundo lugar, los 17 miembros de Justicia y en último lugar los 15 integrantes de Salud, de acuerdo a lo dispuesto por Durango.

La presidenta de la Banca de la Mujer, Norma Durango, que conduce el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Salud, agradeció "el debate serio, responsable y respetuoso" que se dio en el Senado pese "a las diferencias" y anunció que el tema sería llevado al recinto el 29 de diciembre.

Fuentes legislativas señalaron que la firma del dictamen podría demorarse hasta el final de la tarde o incluso hasta la noche, debido a que el formato virtual del plenario alarga los tiempos y son al menos 62 senadores los que deben verlo.

La propuesta de legalización del aborto había sido rechazada por la misma Cámara en 2018 cuando no llegó ni siquiera a tener las adhesiones necesarias para la emisión del dictamen de mayoría, por lo que el paso dado hoy en favor del pase a la firma fue considerado un dato positivo por los senadores del sector "verde".

En cambio, los senadores del sector "celeste" que se oponen a la iniciativa lamentaron el tratamiento por considerar que "había temas más importantes para debatir como la pobreza y la pandemia de coronavirus" y por entender que la propuesta "promueve" la realización de abortos en desmedro de la educación sexual.

En este sentido, el presidente de la comisión de Justicia, el senador del Frente de Todos Oscar Parrilli, declaró que "no se trata de tener consenso en todo y de que no haya diferencias" ya que "la democracia significa que se resuelvan esas diferencias a través del voto".

Su par de Salud, el radical Mario Fiad, opinó que "más allá del tratamiento en sí queda claro que no se agotó el debate" sobre el tema "en ningún rincón del país" porque se trata "del derecho humano primario y fundamental".

Como en las audiencias anteriores, durante este jueves hubo tensión entre legisladores del oficialismo que por primera vez apareceron enfrentados en el tratamiento de una iniciativa del Poder Ejecutivo.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, volvió a reprocharle a su compañera de bancada, Durango, cierta "imparcialidad" a la hora de dar espacio para las exposiciones de quienes abogan por aprobar la norma, algo que la legisladora pampeana rechazó y calificó de "injusto".

En la previa de la discusión, y cuando aún hay senadores que no hicieron público su voto de cara a la sesión del 29, el cambiemita Juan Carlos Marino -que figuraba entre quienes podían revertir su posición respecto a 2018- ratificó que votará en contra.

 

 

Fuentes parlamentarias dijeron que, a diferencia de hace dos años, cuando la norma fracasó en la votación en la Cámara alta, este año la relación entre quienes están a favor y quienes están en contra sería más pareja.

El proyecto de legalización del aborto permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con esta práctica médica.

En tanto, de acuerdo al texto consensuado en Diputados, el plazo de la semana 14 no se aplicará cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.

En los casos de los menores de 16 que decidan abortar, se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo, mientras que las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí para prestar su consentimiento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS