jueves 16 de septiembre de 2021 - Edición Nº1409
Diputados Bonaerenses » Provincia » 27 dic 2020

Entrevista exclusiva

Cómo sigue la causa de Facundo Astudillo Castro: hablan los abogados de la familia

El joven de Pedro Luro desapareció por más de cien días y la familia mantiene la acusación contra la Policía Bonaerense.


Desde la última vez que lo vio el 30 de abril comenzó la lucha de Cristina, la madre de Facundo Astudillo Castro, por saber dónde estaba su hijo y qué pasó con él en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Facundo, de entonces 22 años, salió de la localidad de Pedro Luro hacia Bahía Blanca pero nunca llegó; luego de más de cien días desaparecido, apareció el cuerpo en un cangrejal a medio camino.

La familia siempre sospechó de la Policía Bonaerense porque fueron los últimos en tener contacto con el chico, al que detuvieron dos veces en un retén en la ruta en el marco de las restricciones de la cuarentena.

“Creo que la causa dejó de ser tan mediática cuando apareció el cuerpo, era todo mucho más grave con él en situación de desaparecido que muerto. Suele suceder en todas las causas, si bien la autopsia es confirmatoria de una muerte violenta de asfixia por sumersión, nosotros fuimos conscientes de que podía pasar”, dijo Luciano Paretto a Diputados Bonaerenses.

Paretto, junto a su colega Leandro Aparicio, son los abogados de Cristina Castro y sostuvo que “la causa no está paralizada, ni caída”, sino que están a la espera de una respuesta por el pedido de recusación de la jueza a cargo de la investigación, María Marrón.

“Ese parate mediático nosotros lo vemos en la causa también, hace unos meses había un despacho en 24 horas y ahora esperamos más de diez días por una respuesta, si hay presión mediática los juzgados resuelven más rápido”, sostuvo Paretto.

En ese orden, los abogados sostiene que “hay elementos para seguir produciendo prueba, ya no se puede sostener por mucho más que no haya imputados, pero no lo vamos a seguir haciendo ante una jueza que consideramos imparcial”.

La repercusión del caso fue tal que tocó las fibras más sensibles de la política nacional y provincial, de hecho el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof recibieron a Cristina en una reunión privada. Incluso la organización de derechos humanos Amnistía Internacional lo mencionó como “causa del año”.

 

 

La referencia ineludible con el caso de Santiago Maldonado, asediado en medio de un operativo de la Gendarmería, hizo que hasta en la propia coalición de gobierno haya sectores que pidieran la renuncia del ministro de Seguridad, Sergio Berni.

“Fuimos críticos del rol de Berni por una cuestión legal. Cuando al Ministro lo desplazan de la investigación porque pasa a fuerzas federales, él hablaba como jefe de la Bonaerense, si él pretendía que se investigue con libertad tenía que dejar de hablar. En una entrevista de 20 minutos le conté 10 mentiras, cuando es desplazado no es solo operativo sino también de opinión y no lo respetó”, destacó el letrado.

En este sentido, el abogado subrayó que “como consecuencia fuimos críticos de Kicillof por no tomar la decisión de desplazar al Ministro, que en el contexto más crudo de la cuarentena permitió que la Bonaerense se desboque, los que conocemos el interior sabemos que estaban descontrolados, además arengaba, armaba spots como si fueran una película de guerra, esa situación no solo derivó en la desaparición y muerte de Facundo, sino en cantidad de abusos de autoridad en toda la Provincia”. 

 

 

En ese orden y con la repercusión del caso, hubo muchos familiares de víctimas de la violencia institucional que se acercaron a ellos para poder buscar el mismo camino y alcanzar que las causas de sus seres queridos tomen tal repercusión y se haga justicia o, al menos, que alguien los escuche.

“La que tuvo un rol importante en eso fue Cristina, que hoy es una referencia de lucha por los derechos humanos. Esto es la demostración de la violencia de las fuerzas de seguridad contra los mismos pibes de siempre, a los que les revientan los intestinos a patadas, que aparecen suicidados con el cordón de la zapatilla en las celdas, todo lo que ya sabemos de la vieja metodología”, enfatizó Paretto.

En ese sentido, cabe recordar que según el Informe de la Situación Represiva Nacional 2020 de la Coordinadora contra la represión policial e institucional (Correpi) desde que comenzó el gobierno de Fernández hasta noviembre se cometieron 411 casos, más del 70% de ellos durante la cuarentena.

 

 

Inclusive durante la investigación tanto la familia como los amigos y los propios abogados fueron intimidados por la policía bonaerense en el pueblo donde residen y trabajan. El temor de los amigos a que les pase lo mismo que a Facundo motivó un recurso de habeas corpus preventivo.

“Estamos en un pueblo de 15 mil habitantes, el contacto con la policía es cotidiano, está esa situación desafiante e intimidante, no tanto para nosotros que aceptamos el juego, pero sí para la familia y los amigos. Es complicado, al principio fue más fuerte, pero sí nos llegan comentarios que dicen que están esperando el momento para vengarse, que tienen mensajes, que nos va a pasar algo”, aseguró el abogado.

Por eso, desde la defensa de la familia Astudillo Castro apuestan a poder avanzar en el corto plazo con la causa pero para eso esperan que se den las condiciones de imparcialidad que hasta ahora no notan, por lo que apuestan al corrimiento de la jueza Marrón de la causa.

“La causa no está ni terminada, desinflada ni perdida, está en una situación que merece reflexión de acuerdo al fuero. No queremos jugar en esta cancha porque tenemos todo en contra, queremos que sea un ambiente imparcial porque eso corresponde. La memoria de Facundo tiene que estar reivindicada a través de la Justicia, que tarda, pero lo vamos a lograr”, conluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS