domingo 28 de febrero de 2021 - Edición Nº1209
Diputados Bonaerenses » Provincia » 11 ene 2021

Conflicto salarial

Médicos se anotan para discutir salarios en la previa de la paritaria de estatales

Señalaron que si los estatales fueron convocados, a ellos también les corresponde un llamado para discutir los salarios.


Mientras el Gobierno bonaerense intenta llegar a un acuerdo con los gremios que representan a las y los trabajadores estatales, desde la entidad que nuclea a los profesionales de la salud también pidieron ser convocados para discutir "el atraso salarial".

En la discusión que tendrá lugar en la tarde de este lunes, algunos gremios como CICOP, que nuclea a los médicos, también está incluido pero señalaron que de resolverse esa paritaria, deberían ser convocadas a una específica para el sector como parte de la ley 10.471.

Sigue siendo inadmisible que los discursos acerca de la 'esencialidad' que se les atribuye no se condigan con políticas públicas serias y sustentables en el tiempo, que hagan del derecho a la salud y de los derechos laborales cuestiones ineludibles a la hora de tomar decisiones”, sostuvieron desde el gremio.

En ese orden, destacaron que durante el 2020 el Gobierno haya destinado recursos a la reparación de hospitales y centros de atención, a la compra de camas, insumos y elementos de protección pero que “no ocurrió lo mismo con la incorporación del personal, que resultó insuficiente y en condiciones precarias en la mayor parte de los casos”.

“Cuando cerramos la paritaria el acuerdo decía que nos iban a convocar de nuevo cuando cerrara la de la 10.470, inmediatamente deberíamos ser llamados por la situación precaria de los trabajadores de la salud y más en este contexto de pandemia”, dijo la presidenta de CICOP, Marta Márquez, a Diputados Bonaerenses.

Por esa razón, piden que además de debatir el tema salarial, se avance en regularizar  la situación salarial de los interinos y de las jefaturas de residentes, la resolución de expedientes de los becarios y los concursos ganados, como así también la situación previsional, leyes de excepción y reglamento de residencias, entre otros.

Según Márquez, la mayoría de ese personal es “absolutamente necesario” porque “no sobra nadie en Salud”, ya que cumplen tareas por demás esenciales y recordó que “la pandemia no terminó” por lo que no se pueden diezmar los equipos.

Es urgente resolver la situación de las y los compañeros de las dos leyes que fueron incorporados durante la pandemia bajo la modalidad de becas IRAB y de contingencia, a quienes se pretende dejar sin trabajo o reconvertir para otras tareas por poco tiempo, mientras persisten sus condiciones de precariedad laboral”, especificaron.

 

 

Cabe recordar que las y los trabajadores profesionales de la salud fueron convocados en el mes de diciembre donde aceptaron “en disconformidad” un incremento del 35,6% de bolsillo, por lo que un ingresante de planta percibe un salario de $52.784.

Los planteles estaban diezmados antes de la pandemia por lo que no deberían ser desguazados en el momento en que vuelven a aumentar las consultas por Covid-19, además del resto de las patologías que requieren atención”, sostuvieron ante la posible de salida de becarios.

Según resaltaron desde el gremio, el llamado por parte de las autoridades de los ministerios de Trabajo y de Salud, fue un “compromiso asumido en el mes de diciembre”, por lo que esperan una convocatoria una vez resulta la paritaria de este lunes.

“Estamos pidiendo que se regularice esa situación porque necesitamos que formen parte de nuestras plantas hospitalarias. Tenemos que ir hacia una recomposición salarial porque ahora otra vez el ingresante está casi sobre la línea de la pobreza”, especificó Márquez.

 

 

En ese sentido, establecieron que el salario debe estar de acuerdo a la tarea que realizan y “que haga atractivo permanecer en el sistema público de salud, por eso necesitamos discutir cómo ir hacia la recomposición”.

El aumento de contagios encuentra al personal de salud en peores condiciones que al principio de la pandemia o cuando estuvo exigido al máximo. Sin haber podido acceder más que a unos días de licencia a pesar de los reclamos presentados para ampliar ese derecho, la situación es preocupante”, afirmaron.

A la vez, Fernando Corsiglia, vicepresidente de la CICOP sostuvo a este medio que “también quedó pendiente la cuestión de las licencias porque el Gobierno no volvió a convocar, va a ser un año complicado y necesitamos tener un poco más de descanso”.

Sobre ese último punto, Corsiglia señaló que el Gobierno se había comprometido a una reunión conjunta para contribuir a la campaña de vacunación, hecho que fue establecido para la semana que viene a pesar de que ya comenzó.

Hubo buena respuesta por parte de las y los trabajadores, hay una buena predisposición a vacunarse entre los compañeros, ahora estamos a la espera de la segunda dosis y la nueva etapa para el resto del personal de salud”, aseguró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS