sábado 17 de abril de 2021 - Edición Nº1257
Diputados Bonaerenses » Provincia » 17 feb 2021

Retiro por jubilación

Kicillof aceptó la renuncia del juez de la Suprema Corte Eduardo de Lázzari

El gobernador bonaerense aceptó la dimisión al cargo del magistrado como miembro de la Suprema Corte de Justicia de la provincia.


En la mañana del lunes, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aceptó la renuncia con fines jubilatorios del miembro de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Eduardo De Lázzari.

Así lo estableció el mandatario mediante el decreto Nº58, publicado en el Boletín Oficial del distrito, que lleva además las firmas del jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y del ministro de Justicia, Julio Alak.

En la aceptación de la dimisión el Ejecutivo bonaerense destacó que el magistrado "ha honrado con su labor y dedicación a la provincia de Buenos Aires” como miembro de la Suprema Corte bonaerense.  

Por otra parte, Kicillof agradeció al juez renunciante "los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo". De esta manera, De Lázzari cumplirá funciones hasta el último día de febrero.

Cabe recordar que el magistrado, que se graduó en la Universidad Nacional de La Plata en 1967, fue Procurador General de la Suprema Corte de Justicia provincial entre noviembre de 1994 y octubre de 1996. 

De Lázzari también se desempeñó como secretario de Seguridad durante la gobernación de Eduardo Duhalde, hasta que fue designado en la Corte bonaerense el 24 de junio 1997.

Su carrera profesional también incluyó un período como juez de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata y como titular de la Cámara Segunda de Apelación en lo Civil y Comercial de la capital bonaerense.

En 2019, De Lázzari saltó a la escena pública al denunciar “causas armadas” durante la gestión de la exgobernadora, María Eugenia Vidal, que buscaban “dictar condenas mediáticas”.

 

 

El entonces presidente de la Corte Suprema dijo que se trataba de "causas armadas artificialmente, de abusos de testigos de identidad reservada, de arrepentidos, de factores de presión que inducen, fomentados por ciertos medios, a dictar condenas mediáticas”.

 El magistrado destacó que se refería al “caso del Fiscal de Mercedes” Juan Bidone, procesado por el juez Alejo Ramos Padilla por “asociación ilícita y abuso de autoridad”, en una investigación de la red de espionaje ilegal.

Los dichos de De Lázzari tuvieron réplicas de todos los sectores, especialmente de la propia María Eugenia Vidal quien afirmó que “si sabe que hay persecución y causas armadas, lo tiene que denunciar”.

La denuncia del magistrado visibilizó las tramas de espionaje ilegal y armado de causas en la Justicia bonaerense, tal como se venía discutiendo en el sistema judicial federal con la irrupción del caso del falso abogado Marcelo D’alessio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS