viernes 18 de junio de 2021 - Edición Nº1319
Diputados Bonaerenses » Nación » 18 feb 2021

Nuevas cepas

Las vacunas de Pfizer y Moderna fueron menos efectivos contra variantes de Sudáfrica

Lo que hicieron ambos estudios fue simular en un virus todas las mutaciones en la proteína spike correspondientes a cada una de las variantes.


Las compañías Pfizer y Moderna informaron que en pruebas de laboratorio realizadas con suero de pacientes que recibieron sus vacunas contra el coronavirus los anticuerpos fueron menos efectivos contra virus -fabricados in vitro- que tenían las mutaciones correspondientes a la variante de Sudáfrica.

Las conclusiones, que son informes preliminares, fueron publicadas ayer en la revista especializada New England Journal of Medicine. Pzifer informó que su estudio se realizó con muestras de 15 pacientes 2 y 4 semanas después de la administración de la segunda dosis que fueron probadas en laboratorio.

Los estudios fueron realizados frente a virus creados in vitro  que contenían las mutaciones encontradas en la proteína spike del coronavirus de la variante B.1.1.7 (Reino Unido) y la variante B.1.351 (Sudáfrica).

Lo que encontraron fue que la neutralización del virus fue similar frente a las mutaciones de la variante del Reino Unido pero dos tercios más débil frente al virus que contenía las mutaciones de la variante sudafricana. No obstante, el estudio advierte que "no está claro qué efecto tendría" esa disminución.

Por su parte, la compañía Moderna informó que realizó una prueba de laboratorio con muestras de suero obtenidas siete días después de que los pacientes recibieran la segunda dosis de su vacuna. La neutralización se midió en un pseudovirus que incorporó las mutaciones en la proteína spike presentes en las variantes de Reino Unido y Sudáfrica.

"Detectamos reducciones por un factor de 1.2 en los títulos de anticuerpos neutralizantes contra la variante B.1.1.7 (Reino Unido) y por un factor de 6.4 contra la variante B.1.351", informó el estudio.

En ese sentido, Josefina Campos, coordinadora de la Plataforma de Genómica y Bioinformática del ANLIS-Malbrán, explicó que “lo que hicieron ambos estudios fue simular en un virus todas las mutaciones en la proteína spike correspondientes a cada una de las variantes y probarlo contra el suero de las personas vacunadas".

Campos señaló que las pruebas sólo contemplaron las mutaciones de la proteína spike porque tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna utilizan el ARN de esa proteína para generar la respuesta del sistema inmunológico.

"Lo que indican estos estudios es que hay una disminución del efecto de neutralización de los anticuerpos en personas vacunadas frente a los virus que contenían las mutaciones de la variante de Sudáfrica; esto no significa que necesariamente las vacunas ya no sean eficaces, es decir, no se sabe todavía la correlación clínica (en pacientes) de estos resultados preliminares", añadió.

La especialista indicó que "para poder determinar si hay un impacto en la eficacia faltan estudios clínicos y epidemiológicos con pacientes que puedan correlacionar las variantes con la respuesta inmune en su totalidad".

No obstante, Campos concluyó que "estos resultados sí constituyen una alerta para seguir monitoreando a las variantes y ver qué impacto tienen en las vacunas a largo plazo; pero hoy no se puede todavía decir que haya evidencia que las vacunas no son eficaces".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS