domingo 11 de abril de 2021 - Edición Nº1251
Diputados Bonaerenses » Nación » 24 feb 2021

Combate a la pandemia

Cuáles son las diferencias entre las vacunas Sputnik V, Covishield y Sinopharm

Estos son los tres antídotos con los que el Gobierno prevé frenar el virus. Qué características tienen cada una de ellas.


A pocos días de cumplirse un año de la llegada de coronavirus al país, la Argentina tendrá en su poder tres vacunas para darle batalla a la enfermedad que paralizó al mundo durante 2020.

Tras la llegada de la Sputnik V y Covishield, provenientes de Rusia e India respectivamente, se suma, ahora, la Sinopharm, un antídoto fabricado en China que Aerolíneas Argentinas salió a buscar hace pocas horas.

Según investigaciones, la vacuna de origen chino demostró, meses atrás, una efectividad del 86% contra COVID-19 y un 100% de efectividad en la prevención de casos moderados y severos de la enfermedad.

Tras una resolución firmada por la reciente ministra de Salud, Carla Vizzotti, que autorizó su uso de emergencia y su inclusión al plan de inmunización, un avión de Aerolíneas Argentinas despegó rumbo a Beijing, China, para buscar 1 millón de dosis.

Dentro de las diferencias, la Sputnik V tiene un conjunto de peculiaridades únicas que la convierten en una de las más competitivas del mundo. En ese sentido, el Centro Gamaleya y RDIF anunciaron los resultados de la Fase III, publicados en la revista científica The Lancet, que determinaron una efectividad del 91,4%.

Respecto a ello, el presidente de la Sociedad de Infectólogos de Argentina, Omar Sued, sostuvo que “la eficacia fue muy alta, el perfil de seguridad fue muy bueno y la difusión de esta información es vital para informar sobre la ampliación y el despliegue de esta vacuna en todo el mundo“.

Por otro lado, en febrero, el Ministerio de Salud de la Nación habilitó el uso del antídoto Covishield, producido en India en colaboración con la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

La vacuna está compuesta de una versión debilitada de un virus del resfriado común de chimpancés y se ha modificado para que se parezca más al coronavirus, sin causar enfermedades. Cuando se la inyecta en el organismo, hace que el sistema inmunológico comience a producir anticuerpos.

Según informaron desde el centro de fabricación, se puede almacenar de manera segura a temperaturas de entre 2 °C y 8 °C, aproximadamente lo mismo que una heladera doméstica, a diferencia de la Pfizer que debe estar a -70 grados.

Por otro lado, el próximo jueves llegará la tercera vacuna que incorpora la Argentina para combatir el coronavirus, conocida como Sinopharm. Fabricada en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de China es un antídoto “inactivado”.

Esto significa que porta una versión del virus alterada genéticamente que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad, pero que genera una “respuesta inmune en el organismo con capacidad protectora”.

“Para nuestro país, la llegada de una nueva vacuna es una muy buena noticia y esto es posible gracias a que Argentina está participando de esta investigación, si no, sería muchísimo más difícil”, enfatizó Sued.

Este nuevo lote se sumará a los ya recibidos desde finales de diciembre: 1,22 millones de la Sputnik V y 580.000 del Instituto Serum de la India que continuarán el proceso de inoculación que, hasta ahora, cuenta a nivel nacional con 481.689 personas que recibieron el primer componente, de las cuales 264.926 ya obtuvieron los dos. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS