martes 18 de mayo de 2021 - Edición Nº1288
Diputados Bonaerenses » Municipios » 12 abr 2021

Insólito

Un intendente autorizó un casamiento en un cuartel de bomberos en plena segunda ola

El jefe comunal admitió que habilitó el evento para que "los novios no pierdan el dinero que habían invertido en el casorio".


En un nuevo escándalo, el intendente del municipio bonaerense de Berisso, Fabián Cagliardi, admitió que autorizó por decreto el casamiento que, el fin de semana pasado, desató una batahola porque se realizó en el cuartel de Bomberos Voluntarios.

En la fiesta hubo unas 40 personas que rompieron los protocolos sanitarios previstos por la segunda ola de coronavirus. Ahora, el propio Fabián Cagliardi admitió haber sacado un decreto “por única vez” para autorizar la celebración.

En ese marco, el jefe comunal manifestó que decidió autorizar el cuartel de Bomberos “para hacer por única vez para hacer una fiesta en ese lugar”, a modo de evitar que los novios no perdieran el dinero que habían invertido en el casorio.

“Le hacíamos un daño terrible a la familia y no veíamos riesgo de contacto, todos iban a bailar al lado de las mesas y todo eso lo supervisó Roberto (Scafati)”, justificó Cagliardi respecto a la responsabilidad del titular de Defensa Civil berisense.

De esta manera, el mandatario local le quitó la responsabilidad de la fiesta clandestina, que ocurrió en Viernes Santo, a su propio funcionario, Roberto Scafati, denunciado penalmente por un foro vecinal de seguridad tras conocerse los hechos.

En esa línea, el intendente agregó que “una cosa es suspender una fiesta 48 horas antes y otra diez días cuando no se compró nada”, respecto a su decisión de habilitar la fiesta, a pesar del aumento significativo de contagios en la ciudad.

“Acá estaba todo comprado, el servicio de lunch contratado y no le devolvían la plata ni dejaban pasar la fiesta”, sostuvo el funcionario por el casamiento que generó el escándalo, por varias denuncias de vecinos al área de Control Urbano.

Cabe recordar que, en un primer momento, las acusaciones habían recaído sobre Roberto Scafati, a quien los vecinos señalan como organizador del evento ya que también es el comandante del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Berisso.

 

 

Sin embargo, el funcionario municipal las negó y explicó que se trató de un casamiento que se llevó a cabo bajo estrictos protocolos. “La pareja tenía toda la mercadería comprada, el cátering, los invitados”, afirmó Scafati.

Según el propio acusado de organizar la fiesta en el cuartel de Bomberos, por las compras realizadas por los novios decidieron desde Defensa Civil “habilitar excepcionalmente con un protocolo estricto”.

“Yo mismo lo supervisé”, destacó Scafati sobre su presencia en el casorio ese viernes, cuando llegó Control Urbano, y alegó que no participó como invitado de la pareja, si no para corroborar que las medidas se cumplieran al pie de la letra.

 

 

 

El Jefe comunal pidió este fin de semana a los ciudadanos mantener los protocolos sanitarios.

La denuncia había sido elevada por el Foro Vecinal de Seguridad 2, del barrio de Los Talas, cuando, los vecinos de la zona de la sede de Bomberos comprobaron que en el primer piso se realizaba una fiesta de casamiento y en las inmediaciones del cuartel había estacionada una importante cantidad de vehículos.

Cabe destacar que no es la primera vez que un funcionario de Cagliardi se ve envuelto en un escándalo. En febrero, trascendió que un empleado de la gestión comunal del área de Empleo se había vacunado de manera irregular en la ciudad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS