viernes 18 de junio de 2021 - Edición Nº1319
Diputados Bonaerenses » Nación » 16 abr 2021

nuevas restricciones

Denuncian a Macri por llamar a intendentes a que se rebelen contra la suspensión de clases

El líder de Juntos por el Cambio no quiso quedar afuera la disputa por las restricciones y sumó una nueva causa judicial.


En medio de los frenéticos cruces entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por las nuevas restricciones para el AMBA, el exmandatario Mauricio Macri sorprendió con un pedido público para que los intendentes se rebelen contra la suspensión de las clases presenciales.  

"Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”, escribió Macri en su cuenta de Twitter.

El posteo, en la red social del pajarito, fue denunciado por un fiscal de Morón, quien consideró que el expresidente incitó “al delito y la desobediencia" de los jefes Comunales bonaerenses para que no apoyen las medidas del Gobierno nacional.

La presentación la hizo Javier Ignacio Baños, Agente Fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Juicio y Flagrancia Nro. 1 del Departamento Judicial de Morón, ante la fiscalía general de ese departamento.

Según la denuncia, a la que accedió este medio, el fiscal pidió que se investigue si Macri cometió los delitos de violación de medidas para impedir la propagación de una epidemia, instigación a cometer delitos, que prevén penas de entre seis meses y dos años de prisión.

El fiscal consideró que "sucintamente, el expresidente de la Nación Argentina realiza a través de la mentada red social un llamado público a los gobernantes municipales a que desobedezcan las decisiones adoptadas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires".

"Es que, más allá que puedan no resultar de su agrado, todas las medidas que los Estados –el provincial y los municipales– adopten para hacer frente a la pandemia y que puedan afectar o restringir el goce y ejercicio de derechos humanos, serán siempre limitadas temporalmente, ajustadas a los objetivos definidos conforme a criterios científicos, razonables, y por lo tanto legítimas y obligatorias", graficó el letrado.

En el escrito judicial, se recuerda que el derecho a la libre expresión no es absoluta en cuanto a las responsabilidades que el legislador puede determinar a raíz de los abusos producidos mediante su ejercicio. "En particular, los dichos emanan de un anterior primer mandatario y conllevan una gravedad institucional tal que invita al caos en el Gobierno provincial", resaltó.

La medida judicial, llega mientras Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta protagonizan conferencias de prensa por separado para aclarar una reunión de poco mas de una hora en Olivos que sólo servirá para fogonear la famosa grieta y que no significará cambio alguno para la ciudadanía.

“Le expliqué -a Larreta- algo que francamente siento y que siente (el gobernador bonaerense) Axel Kicillof, no tengo ninguna duda, que es que todos queremos que se vuelva a la presencialidad educativa lo más pronto posible”, manifestó Fernández.

En ese sentido, el Presidente describió que “los contagios no ocurren efectivamente en los colegios, pero lo que sí sucede es que detrás de la presencialidad se incrementa mucho la circulación ciudadana y por eso el riesgo de contagios crece”.

 

 

Sobre el rechazo de algunos sectores, especialmente de la oposición, a la suspensión de las clases por 15 días, el Jefe de Estado detalló que “desde el día en que iniciaron las clases la curva de contagios ha ido en aumento”.

Asimismo, el primer mandatario reveló que “el mayor incremento de casos en las últimas semanas se ha dado entre los 9 y los 19 años, la curva allí es exponencial”, por lo que justificó el cierre de aulas momentáneo.  

En tanto, pasadas las 15.30, Horacio Rodríguez Larreta arremetió contra el jefe de Estado porque “el Gobierno nacional no cumplió con las vacunas que prometió”. “Esta pandemia hay que gestionarla con evidencia y con datos”, sentenció.  

 

Horacio Rodríguez Larreta, esta tarde en conferencia de prensa. 

 

“Dijeron que en diciembre iban a haber 20 millones de vacunas y hoy solo hay 7 millones de vacunas en el país y, en la Ciudad, ya mañana nos quedamos sin dosis para seguir vacunando a los grupos de riesgo. Si hubiesen cumplido, hoy la situación sería muy distinta”, agregó.

Por último, Rodríguez Larreta enfatizó que “el 30% de las camas de terapia intensiva, tanto públicas como privadas, están ocupadas por residentes de la Provincia de Buenos Aires, como sucede habitualmente en la Ciudad más allá de la pandemia”.

Las palabras del jefe de Gobierno porteño vinieron a contrarrestar el discurso de varios sectores del Frente de Todos que dan cuenta de la atención de pacientes derivados de la Ciudad de Buenos Aires hacia localidades del Conurbano bonaerense. Una vieja pelea discursiva por la división del sistema de salud en medio de una pandemia.

 

La denuncia completa contra Mauricio Macri 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS