domingo 19 de septiembre de 2021 - Edición Nº1412
Diputados Bonaerenses » Nación » 6 may 2021

Violencia de Género

Destituyen a un fiscal condenado a seis años de prisión por abuso sexual y laboral

El Ministerio Público Fiscal decidió la remoción del funcionario por “mal desempeño en sus funciones”.


El Ministerio Público Fiscal destituyó al fiscal Julio César Castro, condenado a seis años y seis meses de prisión por abuso sexual y lesiones agravadas, por mal desempeño de sus funciones y violación de su deber de observar buena conducta.

Se trata de un funcionario de la justicia que hasta el momento de la primera acusación por abuso y violencia de género por parte de su expareja, en 2017, estaba a cargo de la Unidad Fiscal especializada en Delitos Sexuales.

Luego de la acusación y al momento del veredicto del Tribunal de Enjuiciamiento Nº2 del Ministerio Público Fiscal, Castro se desempeñaba hasta hoy como titular de la Fiscalía Nº13 ante los tribunales orales en lo criminal y correccional.

Según consignaron fuentes judiciales, el Tribunal consideró en el fallo probados "numerosos hechos de suma gravedad" que estuvieron "caracterizados por el ensañamiento contra las mujeres" por parte del exfiscal.

El 14 de abril pasado, el fiscal general en los tribunales orales federal de Rosario, Federico Reynares Solari, y la fiscal general de Santiago del Estero, Indiana Garzón, solicitaron al Tribunal de Enjuiciamiento la remoción del cargo de Castro.

A Castro se le atribuyeron diversos actos de acoso sexual y laboral, además de situaciones de maltrato reiteradas y sostenidas en el tiempo, que configuraron un abuso de poder por parte del fiscal.

Además, se removió del cargo al exfiscal por numerosos actos de maltrato laboral contra empleados y funcionarios, once personas en total, a lo largo de toda la carrera judicial de Castro, que llegó a ese cargo en 1995.

El fallo estuvo a cargo de Adriana Donato, en representación del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, César Grau, por el Senado de la Nación, junto a  Alejandra Obregón y Juan Carlos Paulucci, por el Ministerio Público Fiscal.

También decidieron la remoción de  Julio Castro el letrado Francisco Panero, por la Federación Argentina de Colegios de Abogados, Laura Giosa, del Consejo Interuniversitario Nacional, y Héctor Recalde, representante del Poder Ejecutivo Nacional.

 

Julio Castro en la primera audiencia para su destitución, en marzo pasado.

En la acusación a Castro en sus deberes de funcionario público, el Tribunal consideró probados todos los episodios de acoso laboral, sexual y de maltrato hacia sus empleadas y empleados.

En ese marco, también se destituyó al exfiscal por una serie de intercambios que mantuvo por la red social Twitter con una menor de edad, junto a la denuncia que le realizó su ex pareja por violencia de género.

Cabe destacar que Castro tiene una condena penal por seis años y medio por la acusación de abuso sexul y violencia de género de su expareja, que ahora está en etapa de revisión en la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal.

“Ha quedado acreditado un patrón de violencia de género y violencia laboral en el ámbito funcional y extrafuncional, lo que es constitutivo de mal desempeño en sus funciones”, marcaron los representantes del Ministerio Público Fiscal.

 

Castro y su condena penal por abuso sexual

 

El hoy exfiscal Julio Castro fue condenado en noviembre de 2019 a seis años y medio de prisión por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº8 por abuso sexual con acceso carnal y lesiones leves agravadas en contexto de violencia de género.

Al momento de la acusación Castro estaba a cargo de la Unidad Fiscal especializada en Delitos Sexuales, y permaneció en ejercicio de sus funciones, trasladado a la Fiscalía Nº13, porque la sentencia está en instancia de apelación.

Para la fiscal que intervino en el debate, Luz Castany, existía una "profunda asimetría" entre la víctima (su exnovia) y el victimario, por ser ella una joven abogada que recién iniciaba su carrera profesional y él un reconocido fiscal, con 35 años de trayectoria.

 

Tribunal Oral Nº8 en la lectura del veredicto contra Julio Castro en 2019.

 

En su momento, el procurador general de la Nación interino, Eduardo Ezequiel Casal, argumentó en la resolución 318/19 que el exfiscal no fue suspendido de sus funciones por estar gozando de una licencia por razones psiquiátricas.

De esa manera, a pesar de que la Justicia probó los delitos en su contra, el exfiscal cobró su sueldo hasta hoy, a pesar de los gravísimos hechos por los que se lo acusó y que devino en la remoción de su cargo un año y medio después.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS