martes 28 de septiembre de 2021 - Edición Nº1421
Diputados Bonaerenses » Nación » 31 may 2021

Fin del Confinamiento

Alberto Fernández criticó a Larreta por reabrir las escuelas: “Está jugando con fuego”

El Presidente cuestionó a los distritos que volvieron a las clases presenciales a pesar de los contagios de coronavirus, especialmente, contra la gestión de la Ciudad de Buenos Aires.


El presidente Alberto Fernández criticó al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, por reabrir las aulas con un alto índice de casos y contradecir el decreto vigente. 

El mandatario nacional sostuvo que volver a la presencialidad con tantos contagios de COVID-19 “es jugar con fuego y lo que lamento es que el fuego va a quemar a la gente, a los argentinos de esos lugares”.

A su vez, Fernández, se mostró implacable hacia las provincias que este lunes habilitaron las clases presenciales pese a que el decreto nacional,  en especial contra el jefe de Gobierno porteño.

Además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba (todos distritos comandados por líderes de Juntos por el Cambio) decidieron también que los chicos regresen a las aulas este lunes.

Al dictar el confinamiento estricto por 9 días, entre el 22 y el 30 de mayo, el Presidente había adelantado que el 31 de mayo se retornaría a las restricciones previas, pero solicitó que se mantuviera lo más posible la poca circulación.

A pesar de los pedidos del mandatario y de los 41 mil contagios diarios récor de la semana pasada, las tres provincias, en alerta epidemiológica, resolvieron el regreso a las aulas.

Por lo mismo, Fernández cuestionó la decisión y comparó que “en Alemania hay una estimación que se hace para medir el riesgo de la pandemia, a la que llamamos tasa de incidencia”.

“La tasa de incidencia mide cuántas personas se contagian cada 100 mil habitantes. Cuando llega a 150, se suspenden las clases presenciales (en Alemania)”, sostuvo el Presidente al explicar por qué no está de acuerdo.

En esa línea, el jefe de Estado recalcó que “en todos esos lugares que hoy retomaron las clases sin aval presidencial, estamos hablando de tasas de incidencia de 600 a 700, cuatro veces lo que marca Alemania”.

 

 

Finalmente, Fernández expresó que su negativa a sostener las clases presenciales “no es un capricho para jorobarle la vida a la gente” si no que intenta que se “entienda” la situación sanitaria.

“Yo digo esto para que la gente entienda por qué recomendamos lo que recomendamos, está comprobado que la educación moviliza alrededor del 25% de la cantidad de personas que circulan”, describió el mandatario nacional.

En ese aspecto, Fernández aseguró que “el Gobierno de Buenos Aires ya lo sabe, por eso no permite el regreso de los alumnos más grandes”, a la presencialidad, y adelantó que los resultados del confinamiento estricto “los vamos a ver en dos semanas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS