domingo 25 de agosto de 2019 - Edición Nº656
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 21 jun 2018

Legislatura Bonaerense

Tarifazo en Delta: la promesa de un subsidio especial desactiva el pedido de emergencia fluvial

El Subsecretario de Trasporte de la provincia se comprometió a avanzar en tarifas diferenciadas y la implementación de la tarjeta SUBE.


A un mes de iniciadas las gestiones con diputados provinciales, finalmente los isleños del Delta bonaerense consiguieron el compromiso de la Provincia de avanzar en un paquete de medidas que morigeren el impacto del tarifazo en el trasporte fluvial.

Tal como adelantó Diputados Bonaerenses, una de las posibilidades para desactivar el pedido de emergencia fluvial –que ya redactaban legisladores de la oposición- era que el Subsecretario de Trasporte bonaerense, Mariano Ocampos, “baje” a la Legislatura a escuchar el reclamo.

Esto sucedió ayer cuando isleños junto a los diputados Rubén Eslaiman (Frente Renovador), Fabiana Bertino y Guillermo Escudero (PJ - Unidad y Renovación) recibieron al funcionario de la cartera que conduce Roberto Gigante en una oficina del Palacio Legislativo.

Logramos unir el problema que tienen habitantes del Delta con la solución que vino de la mano del Subsecretario de Transporte que nos dio señales de solución”, celebró el titular de la bancada massista al finalizar el encuentro.

Según trascendió, Ocampos se comprometió a trabajar en la implementación de un subsidio especial, poner en vigencia la tarjeta SUBE y elaborar tarifas diferenciadas para residentes y turistas.

Actualmente, los cerca de 15 mil habitantes del Delta bonaerense tienen a disposición 80 “lanchas colectivos” que pertenecen a cinco empresas. Los boletos van desde $25, en su trayecto más corto, a $90, para el recorrido más extenso.

Si bien el conflicto tiene su punto de partida en 2004 cuando el trasporte fluvial quedó afuera de las compensaciones tarifarias que prevé el Sistema Integrado de Trasporte (SIT), hasta el 2015 la anterior administración subsidiaba a las empresas con fondos del Ministerio de Educación vía contratos escolares.

Pero en los albores de la gestión de María Eugenia Vidal una auditoria detecto los abultados contratos y se dieron de baja los “subsidios encubiertos” con los cuales se congelaban las tarifas. A partir de ese momento, las diferentes correcciones que realizaron las empresas fueron a parar al boleto.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS