martes 28 de septiembre de 2021 - Edición Nº1421
Diputados Bonaerenses » Municipios » 25 jul 2018

“El Patrón” de Villa Elisa

Acorralado por la Justicia, Oscar “Pava” Carrizo se atrinchera y desoye otra orden de clausura

El ex puntero político de los Bruera hace más de 24 horas que se resiste a la medida dictada por el juez en lo correccional Diego Tatarsky.


Oscar “El Pava” Carrizo parece vivir por estas horas el ocaso de su oscura carrera política. En soledad y acorralado por la Justicia, el ex puntero de los Bruera en Villa Elisa permanece atrincherado hace más de 24 horas en los galpones de la ex Organización Fabril Argentina (OFA).

El ex boxeador, que como reveló Diputados Bonaerenses tiene fuertes vínculos con el sindicalista detenido Marcelo Balcedo, resiste una orden de clausura que fue ratificada en segunda instancia por el juez en lo correccional Diego Tatarsky.

Unos meses antes el Juzgado de Faltas N°1 de La Plata, a cargo del juez Oscar Piloni, ya había dispuesto esa medida, acompañada por una multa de $37  mil pesos, pero Carrizo apeló la decisión. Finalmente, en diciembre el Juzgado Correccional N° 5 confirmó el fallo.

Desde ese momento, Carrizo viola la orden de clausura dispuesta por dos magistrados platenses. Ante este reiterado incumplimiento, el juez Tatarsky directamente ordenó sellar los portones de la ex OFA y desalojar el lugar, pero el ex boxeador lo impide. 

Carrizo, la semana pasada ya había mostrado signos de desesperación montando una marcha a la delegación comunal que tuvo una pobre convocatoria vecinal y dejó todavía más expuestos sus compromisos polítcos.

En las fotos aparecen engrosando las magras filas el ex delegado Darío Romero, que según el propio Carrizo fue quien le permitió usurpar el predio, el ex secretario privado de Pablo Bruera, Rafael Irigoiti, y varios punteros de Mariano Bruera denunciados ante la Justicia por usurpación de tierras.

Mientras tanto, personal de Control Urbano se encuentra apostado en las inmediaciones del predio, ubicado en 5 entre 419 y 420, para prohibir el ingreso al polideportivo que factura más de un millón de pesos por año sin ningún tipo de autorización municipal.

Sin el apoyo del intendente Julio Garro, que fue quién pidió a sus funcionarios avanzar con las denuncias por la usurpación de la ex OFA, y sin respaldo de los vecinos, Carrizo se resiste a cumplir con lo dispuesto por dos fallos judiciales.

¿Hasta dónde estará dispuesto a llegar para defender su millonario negocio?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS