martes 14 de julio de 2020 - Edición Nº980
Diputados Bonaerenses » Nación » 23 ago 2018

Desfinanciamiento

Científicos del CONICET piden mayor presupuesto y advierten que están en “emergencia total”

Casi la totalidad de los directores de institutos presentaron una carta en Diputados indicando que están "al borde de la parálisis".


En medio del paro y movilización en reclamo de financiamiento para las Universidades Públicas de todo el país, casi la totalidad de los directores de los institutos del CONICET presentaron una carta en la Cámara de Diputados exigiendo respuestas ante el recorte de fondos.

A esta altura del año hemos recibido, a cuentagotas, cuotas presupuestarias que contienen una reducción nominal significativa respecto a los montos recibidos en 2017. Estamos al borde de la parálisis”, advirtieron.

Con estos presupuestos –advierte el escrito- que “no alcanzan para pagar servicios públicos, garantizar la limpieza y seguridad de las instalaciones ni para realizar reparaciones y mantenimiento básico de equipos científicos, los institutos no pueden subsistir”.

Uno de los problemas más graves es que a siete meses de transcurrido el 2018, los institutos aún no tienen presupuesto aprobado por el directorio del CONICET.

Estamos funcionando en situación de emergencia total. Mientras en el 2016 el presupuesto aprobado para Ciencia y Tecnología (en función del total del presupuesto) fue 1,53% del PBI, en 2017 se redujo a 1,28%. Y este año va a ser menos”, detalló el investigador Mario Pecheny, uno de los investigadores propuestos para integrar el Directorio del CONICET.  

Este es sólo uno de los tantos problemas que enfrenta el CONICET. La misiva también denuncia que los salarios de los investigadores y becarios se encuentran entre los más bajos de la región. Esto representa una gran dificultad a la hora de evitar un éxodo de científicos.

Pero el problema no es únicamente salarial. “La migración está estimulada también por la brusca reducción en el número de vacantes disponibles en el CONICET para nuevos investigadores y becarios”, señala el artículo.

Además, las dificultades se están viviendo en el día a día. “Tanto las universidades como el CONICET destina casi la totalidad del presupuesto al pago los salarios, entonces no queda nada para subsidiar una investigación”, concluyó Pecheny.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS