martes 17 de septiembre de 2019 - Edición Nº679
Diputados Bonaerenses » Provincia » 3 abr 2019

La obra social de la muerte

La solidaridad como remedio: una cadena de WhatsApp logró vencer la desidia del IOMA

Una jubilada de Moreno consiguió a través de las redes un medicamento que necesita para tratar su leucemia crónica. Desde la mutual todavía no hay respuesta.


Marta Bazán, es un jubilada de Moreno que padece leucemia crónica y por el tratamiento que le indicaron los médicos necesita tomar de por vida Ruxolinitib. En medio de este proceso el laboratorio acusó que estaba en falta.

Por la desesperación y la falta de respuesta del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), la familia apeló a viralizar el pedido por redes hasta que llegara a alguien que pudiera ayudar, lo que ocurrió gracias a una donación anónima.

Si bien desde el IOMA habían autorizado el trámite para acceder al medicamento, la solidaridad de la gente llegó antes que cualquier tardía del directorio de la “obra social de la muerte”.

Como siempre decimos el amor todo lo puede, si de algo estamos seguros es que nada hubiese sido posible sin esa red humana, por eso como familia no queremos dejar de agradecer”, destacaron desde el círculo íntimo de Marta.

Este caso fue uno más en medio de la crisis que atraviesa la mutual bonaerense, donde cientos de afiliados encuentran obstáculos para alcanzar los medicamentos para tratar enfermedades terminales.

Marta Bazan, Martita, la señorita Marta, se convirtió de un día para el otro en la mamá, en la abuela, en la tía, en esa señora que muchos de ustedes sin siquiera conocer querían darle una mano”, resaltaron emocionados los allegados.

La familia Bazán pudo acceder al remedio porque les fue donado, actitud que remedió la falta de compromiso de quienes tienen en su poder el futuro y la salud de cientos de bonaerenses.

Hay un Estado que elige correrse de los derechos humanos básicos, dejando de garantizarlos y eso es lo que tenemos que dejar de naturalizar. Si nos callamos también somos cómplices de la desidia y la inoperancia”, dijeron desde Moreno.

Hace unas semanas, desde el Senado de la provincia elevaron un pedido de informes dirigido a María Eugenia Vidal para que explique las razones de las demoras del IOMA que produjeron desenlaces fatales.

“Hay un descontrol total con IOMA, desde Provincia ni siquiera saben el número de afiliados y tienen un gran problema de administración. Desde hace dos años que venimos reclamando”, sostuvo el senador Darío Díaz Pérez.

Sin ir más lejos, como publicó Diputados Bonaerenses, a principios de marzo fallecieron dos personas por la negativa del IOMA a cubrir los remedios que necesitaban.

Primero fue Andrea Álvarez, una empleada municipal de Mar del Tuyú, que esperó por más de tres meses las pastillas para tratar su cáncer de pulmón y finalmente falleció sin recibirlas.  

Casi en simultáneo, falleció un niño de 13 años de Lomas de Zamora, Mariano Romagnoli, que sufría un tipo leucemia grave y no tuvo acceso al tratamiento que necesitaba.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS