sábado 19 de octubre de 2019 - Edición Nº711
Diputados Bonaerenses » Provincia » 4 abr 2019

La obra social de la muerte

No hay caso: hace un año Scarci y Mohadeb recibieron a afiliados del IOMA pero nada cambió

En 2018 familiares de discapacitados le entregaron en mano al ministro de Salud una carta dirigida a María Eugenia Vidal. Hubo promesas que nunca se cumplieron.


Un año atrás afiliados del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) se acercaron al Complejo Presidencial de Chapadmalal con la ilusión de obtener una audiencia con María Eugenia Vidal que disfrutaba de un “retiro espiritual” junto a su Gabinete.

Después de unas cuantas horas de espera finalmente los familiares de discapacitados de Mar del Plata fueron recibidos por el ministro de Salud Andrés Scarci y el secretario de Medios Mariano “Turco” Mohadeb a quienes le entregaron en mano una carta dirigida a la Gobernadora.

o

En la misiva los afiliados denunciaban que la obra social incurría en atrasos de hasta 9 meses en el pago a prestadores, acompañantes terapéuticos, transportistas y centros de día, que se ven traducidos en la interrupción de los tratamientos y servicios.

IOMA está vulnerando los derechos de las personas con discapacidad al no garantizar el normal funcionamiento de la obra social. Señora Gobernadora por favor atienda nuestro reclamo, esto es urgente, por la salud y la calidad de vida que merecen las personas con discapacidad”, rogaban los familiares en la carta.

En aquella ocasión, Scarci y Mohadeb se comprometieron a generar una “pronta reactivación de los pagos para regularizar la situación” y entregarle personalmente el pedido a Vidal. Sin embargo, un año después nada cambió y a las palabras se las llevó el viento.

Las familias de niños, jóvenes y adultos con discapacidad vivimos en una zozobra y angustia permanente por el temor de que nuestros seres amados queden sin todas las prestaciones que necesitan debido a que vemos peligrar la continuidad de los tratamientos”, aseguraban en la carta a Vidal.

Claro que la inacción del Gobierno bonaerense no pasó desapercibida. Desde ese entonces hasta hoy murieron cinco afiliados del IOMA por retrasos o negativas de entregas de medicamentos. Diputados Bonaerenses reflejó cada uno de esos casos.

Nos prometen que ya van a pagar, que tengamos paciencia y así los prestadores, acompañantes terapéuticos y los terapistas viven sus días sin percibir la remuneración que le corresponde por su trabajo”, concluyeron. Después de un año y un nuevo “retiro espiritual”, en el IOMA todo está peor.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS