domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº684
Diputados Bonaerenses » Provincia » 17 may 2019

Cada día cuenta

Las aulas freezer de Vidal: al menos 50 mil alumnos no tienen calefacción en la provincia

La desidia del gobierno de María Eugenia Vidal en materia de infraestructura escolar ya había quedado expuesta con la tragedia de Moreno.


La desidia educativa del gobierno de María Eugenia Vidal que se evidenció en su punto más alto con la explosión de la Primaria 49 de Moreno, donde murieron Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, no parece encontrar límites. Por estas horas son más de 50 mil los chicos sin calefacción en escuelas de la provincia.

Los datos se desprenden de un informe que presentó SUTEBA, al mando de Roberto Baradel. Según denunciaron la falta de gas en los centros educativos incumple el acuerdo paritario nacional de 2011, que pone énfasis en la infraestructura escolar y que Vidal y Gabriel Sánchez Zinny se habían comprometido a respetar.

Esta situación es una problemática urgente a resolver en toda la provincia, que golpea de manera más contundente a una cantidad importante de distritos. Tal es el caso de Moreno, donde murieron nuestros compañeros Sandra y Rubén”, remarcaron desde SUTEBA.

En este sentido, el relevamiento muestra los municipios más afectados por la falta de suministro. Por ejemplo, en Moreno son 90 los establecimientos que tienen el gas cortado luego de la tragedia. Si se tiene en cuenta que cada escuela tiene, en promedio, 500 alumnos el cálculo arroja que hay 45 mil chicos afectados.

En similar escenario se encuentran los centros educativos de Tres de Febrero, donde la falta de inversión y obras perjudicó a más de seis mil alumnos distribuidos en los diferentes niveles de jardín de infantes, escuelas primarias y secundarias.

Sin comida y sin calefacción. Así están seis mil chicos y chicas de las escuelas de Tres de Febrero. Gobernadora Vidal, ¿hasta cuándo la falta de inversión en educación? ¡Basta de ajuste!”, cuestionó el secretario general de la organización que nuclea a los docentes.

Sobre estos casos también se expresó el diputado provincial de Unidad Ciudadana Juan Debandi que criticó al intendente macrista Diego Valenzuela “por la preocupante situación que atraviesan las escuelas del municipio”, producto de una deuda de $4 millones que tiene la Provincia con el Consejo Escolar.

Los colegios pasan por numerosas cuestiones más. Tenemos problemas en infraestructura y seguimos con la deuda del Consejo Escolar que ha tenido promesas de financiamiento para este año y no han llegado nunca”, señaló esta semana Debandi en diálogo con Diputados Bonaerenses.

En tanto, en la localidad de Florencio Varela las licitaciones para continuar con las obras se otorgaron con atraso y no se incluyeron cuatro establecimientos educativos que se encuentran ubicados a más de 10 kilómetros del centro de la ciudad que se encuentran sin calefacción.

A partir de las muertes de Sandra y Rubén, en Varela se realizaron obras respecto al suministro de gas, aunque muy pocas en 2018. Otras recién se licitaron el 15 de marzo de 2019, por lo que la gran mayoría está en la etapa posterior a la licitación y algunas están en ejecución”, precisaron.

Por otra parte, desde el gremio docente también denunciaron la situación que atraviesan 3500 alumnos de los distritos bonaerenses de Ezeiza y Esteban Echeverría que también asisten a la escuela sin contar con calefacción en las aulas en medio de la llegada de los primeros fríos.

Mientras tanto, en General Pueyrredón son más de dos mil los estudiantes que se ven afectados por la falta de obras y controles en los establecimientos. A cuatro escuelas directamente le retiraron los medidores de gas y en la Secundaria 12 se electrifican las paredes de la planta alta por la pérdida del tanque de agua.

Por su parte, en Morón, tierras del macrista Ramiro Tagliaferro, hay 17 establecimientos que permanecen sin gas desde el 2 de agosto de 2018. “Le dieron a un solo proveedor la totalidad de las obras y como no pudo hacer todo lo que había prometido, llegamos a mayo con esta situación”, precisó un grupo de padres.

La falta de gas no sólo golpea a los chicos por la ausencia de calefacción sino también por la comida que reciben. “No queremos que nuestros pibes se mueran de frío o de hambre. En vez de mandarles una vianda, ya que no pueden cocinar, les dan un sándwich”, relató Blasa Reyes, una mamá de la de la Escuela Técnica Chacabuco.

En este sentido, desde SUTEBA consideran que “estos casos son solo una pequeña muestra de lo que sucede en gran parte de las escuelas de nuestra provincia”. En rigor, en la mayoría de los distritos del territorio bonaerense hay centros educativos sin gas lo que podría llegar a duplicar el número de chicos afectados.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS