domingo 21 de julio de 2019 - Edición Nº621
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 3 jun 2019

En la Matanza

Objetivo sucesión: quiénes son los dos legisladores que pueden reemplazar a Magario

La confirmación de la integrante del flamante binomio bonaerense del Frente Patriótico apuro los tiempos para definir quién ocupará el sillón de la calle Almafuerte.


La confirmación del flamante binomio bonaerense del Frente Patriótico aceleró los tiempos en La Matanza para definir quién será el candidato a suceder a Verónica Magario en el sillón de la calle Almafuerte.

Sucede que, el salto de la intendenta del distrito más populoso de la tercera parece estar garantizado en todos los escenarios, incluso si se diera un desembarco del líder renovador Sergio Massa.

En el esquema de sucesión, un factor determinante es la decisión, por estas horas irrevocable, de Fernando Espinoza de pelear por la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación.

"Está más interesado en ejercer la presidencia de la cámara que volver acá para ser intendente”, ratificaron desde el entorno del matancero. Por ese motivo, la danza de nombres comenzó y "los bailarines" son pocos.

Llamativamente ambos posibles sucesores de Magario tienen despacho en la Legislatura bonaerense: el senador Daniel Barrera y la diputada María Laura Ramírez.

Barrera tiene una trayectoria en el Ejecutivo y Legislativo de La Matanza, que inició en el pierrismo, bajo la intendencia de Héctor Cozzi, y que siguió en los mandatos de Alberto Balestrini y Espinoza.

En 2011 accedió a una banca en la Cámara alta bonaerense, cargo que revalidó en 2015. Según pudo saber Diputados Bonaerenses Barrera tiene un problema importante: no goza de la plena confianza de Espinoza.

Además, con un perfil de poca exposición, el senador provincial registra un nivel bajo de conocimiento en territorio, aunque tiene fluidos nexos con en el movimiento sindical matancero.

En tanto, Ramírez comenzó a sus 19 años a trabajar con Balestrini y siguió con Espinoza ocupando cargos en el Ejecutivo y Legislativo de su pago chico. Fue dos veces concejal y también tuvo su paso como secretaria de Desarrollo Social.

Antes de eso, y ahí radica uno de las claves de su buen posicionamiento, es que fue secretaria privada de Espinoza por seis años, de 2005 a 2001. Finalmente, en 2017 fue electa diputada provincial.

Por otra parte, Ramírez también es la embajadora matancera en una mesa de trabajo que integran los gobernadores Sergio Uñac (San Juan) y Sergio Casas (La Rioja).

Por su intenso trabajo territorial y su perfil asociado a la gestión, desde el entorno de Ramírez aseguran que siempre renegó del trabajo legislativo y que "estaría dispuesta al desafío".

Así las cosas, antes del 22 de junio, plazo máximo para la presentación de las candidaturas, deberá haber fumata blanca en "la quinta provincia". El desafío por delante será instalar a cualquiera de los dos.

Mientras tanto, en las paredes de La Matanza se lee en grande y en un azul eléctrico: Fernández-Fernández y Kicillof-Magario. La incógnita a resolver es quien encabezará la tercera pintada.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS