lunes 16 de septiembre de 2019 - Edición Nº678
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 13 jun 2019

Legislatura bonaerense

García: “No es una juntada electoral sino un frente que tiene que tener claridad política”

En un mano a mano con Diputados Bonaerenses la titular del bloque de Unidad Ciudadana en Diputados analiza la alianza con el massismo, las discusiones y los desafíos.


En su rol de presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en Senadores, María Teresa García ocupó desde 2017 un lugar importante en la Cámara alta bonaerense que pasó por ordenar la bancada tras la derrota electoral y confrontar con política a las espadas legislativas de María Eugenia Vidal.

La elegida por Cristina Kirchner para esa tarea tiene una mirada siempre filosa de la realidad y no escatima en críticas cuando lo considera necesario. Ahora sigue de cerca la campaña de Áxel Kicillof en la provincia y no le perdió pisada a las negociaciones que derivaron en la conformación del “Frente de Todos”.

En ese sentido, la legisladora por la primera no oculta las diferencias, que fueron visibles en la Legislatura, pero considera que “hay objetivo superior que es que este gobierno se termine” y que “el frente debe tener mucha claridad sobre hacia dónde ir”.

En un mano a mano con Diputados Bonaerenses, ensaya en caliente un análisis sobre la alianza con Massa y el peronismo, las discusiones al interior del kirchnerismo, la posibilidad de unas PASO, el aprendizaje para la dirigencia política y las figuras de Cristina Kirchner y Kicillof.

 

DB: ¿Cuáles son las primeras impresiones de la coalición que acaban de conformar?

 

TG: La que primera dio el paso fue Cristina, ella viene planteando concertar una unidad desde hace tiempo, incluso lo aclaró cuando presentó el libro y dijo que no es simplemente una juntada electoral, que es un frente que tiene que tener claro hacia dónde ir, en ese momento también llamo al empresariado.

El año pasado se reunió con Felipe Solá, por eso sin duda la gestora de esta unidad es Cristina, mientras hay varios que la plantearon como límite. Eso fue desandado cuando decidió ser la vicepresidenta, la compañera de alguien que puede reunir a todos los sectores, resultó ser una gran jugada política.

 

DB: ¿Cómo impacto ese movimiento de Cristina en Cambiemos?

 

TG: El macrismo necesitaba replicar el paradigma de Macri-Cristina para seguir impulsando la persecución judicial y mediática. Cristina produjo un movimiento impresionante en la mesa de arena de la política, movió la dama y todos tuvieron que acomodarse.

 

DB: ¿Cómo analizas el proceso de discusión interna sobre la unión con Massa?

 

TG: Tuvimos algunas charlas, nosotros no hicimos un congreso de 700 asistentes para discutir el tema, Cristina llevó adelante esta idea y la concretó Alberto Fernández. Cuando en un lugar hay una conducción, no se necesita demasiada charla.

En La legislatura vivimos claramente las diferencias con el Frente Renovador, aunque hay objetivos grandes que obligan a mirar las coincidencias. Ahora por ejemplo se viene el debate sobre Código de Comercial y de Familia, veremos cómo se comporta el massismo, pero el objetivo superior que este gobierno se termine.

 

DB: ¿Crees que son necesarias unas PASO?

 

Creo que si Massa sostiene la idea de unas PASO lo que está buscando es contar la cantidad de votos que tiene, si lo tuviese que aconsejar le diría que no enloquezcamos con cosas que no van a resolver los problemas de la gente.

 

DB: ¿Crees que la decisión es una enseñanza para la dirigencia política y un mensaje para la sociedad?

 

TG: Creo que hay un mensaje de la dirigencia a la sociedad, la gente no tomó decisiones dañosas sino que creyó, la gente no tiene mucho tiempo para filosofar de política, hay un aprendizaje de la sociedad que aprendió que no es sólo un candidato "coucheado", porque tanto Macri como Vidal han defraudado a los bonaerenses.

Hace muchos años que pienso que la construcción política que soñábamos nosotros no existe más, producto de haber atacado a los partidos políticos la gente refiere más a los dirigentes. Hay que pensar como se legitima a un dirigente, como sucedió en Santiago del Estero con Cristina donde la gente la siguió de manera masiva y espontánea. A diferencia de lo que sucedió con Pichetto, donde se ven planes de emergencia electoral tomados en una oficina.

 

DB: En ese sentido, ¿Cómo lees la figura de Áxel Kicillof?

 

Hay dos figuras que son determinantes en este contexto, una es la de Cristina y otra es la de Axel Kicillof, que es un fenómeno político en la provincia de Buenos Aires, por ese andarivel va andar la política. Es alguien que camina sólo, que no tiene el estruendo pornográfico de la campaña y que tiene solidez en los temas.

Si tuviese que hacer una foto la realidad la describiría así: por un lado, Macri, Urtubey y Pichetto, están encerrados, tensos, y resolviendo entre cuatro paredes y del otro lado hay una mujer que la acompaño una caravana en Santiago del Estero, y un pibe que con un Clio recorre la provincia de Buenos Aires y llena las plazas de la provincia.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS