martes 22 de octubre de 2019 - Edición Nº714
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 11 jul 2019

Legislatura bonaerense

En boca cerrada: Mosca retomó el control de Diputados pero pedirá otra licencia

Este miércoles el vidalista volvió oficialmente a presidir el Cuerpo en los papeles. El hombre de Bolivar se limitará a cuestiones “operativas y administrativas”.


Este miércoles el vidalista Manuel Mosca volvió en los papeles a presidir la Cámara de Diputados de la provincia, después de tomar una licencia por dos meses por una serie de denuncias y contradenuncias por dos supuestos casos de acoso sexual.

Como adelantó Diputados Bonaerenses la semana pasadala intención del hombre del Bolivar es pedir otra licencia por dos meses pero eso recién se daría después de las PASO. Sucede que, la Cámara baja permanecerá frenada entre los escasos doce días hábiles que quedan entre el receso invernal y las primarias.

El escenario en que retorna Mosca a Diputados para ocupar un rol “operativo y administrativo” –permanecerá ausente de la rosca- es por demás caliente. El cierre de listas dejó una nueva configuración en la oposición que por estas horas busca la unidad con un pedido de sesión especial por el apagón de La Plata.

“Manuel ayer terminó su licencia”, confirmaron desde el entorno del legislador a este portal. Si bien desde la explosión del caso se mantuvo con total hermetismo el curso de las denuncias, cerca del vidalista aseguraron que “no hubo novedades”.

“No recibió ninguna notificación”, se limitaron a decir. El tema generó un verdadero terremoto en la Legislatura y en las filas de Cambiemos, donde fuera de micrófono la mayoría de los legisladores amarillos reconocen que se trató de “fuego amigo”.

En rigor, desde el arranque el caso estuvo envuelto de dudas, suspicacias y especulaciones por varios motivos: en primer lugar habrían sido funcionarios nacionales los que habrían empujado a las denunciantes y las presentaciones llamativamente se hicieron ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema.

Rápidamente Mosca presentó una contradenuncia, que tuvo otro antecedente en diciembre pasado, con unos 50 nombres de personas del ámbito político y periodistas, que le habrían expresado haber sido contactados por diferentes vías "para ofrecerles participar de una denuncia contra él”.

Pero las denuncias no sólo significaron el alejamiento y frustración de las aspiraciones de Mosca, sino que dejaron en manos del peronismo la presidencia del Cuerpo y un complejo escenario en medio de la reconfiguración de la oposición, que puede terminar en un dolor de cabeza para María Eugenia Vidal.

Si bien de movida aparecen tironeos y fricciones en los bloques opositores que ahora confluyen bajo el paraguas del Frente de Todos, la posibilidad de lograr la unidad legislativa está latente. El pedido de sesión especial por el apagón en La Plata –que caerá en manos de Mosca- parece un primer paso en ese camino.

Sin embargo, al igual que la licencia, la resolución sobre el pedido opositor se dilataría hasta después de las PASO. En ese delicado equilibrio de poder regresara el vidalista a presidir el Cuerpo, que más tarde que temprano arrojará novedades a la caliente política bonaerense.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS