sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1117
Diputados Bonaerenses » Nación » 29 ago 2019

Crece la incertidumbre

La economía, al rojo vivo: tres economistas opinan sobre el “default selectivo” de Lacunza

Los especialistas interpretaron que el plan de reestructuración de la deuda reconoce la imposibilidad de pago.


El Gobierno de Mauricio Macri, a través de su flamante ministro de Hacienda Hernán Lacunza, anunció en las últimas horas una reestructuración de deuda con bonistas, bancos y el Fondo Monetario Internacional.

Las medidas llegaron luego de otra jornada caliente de volatilidad financiera y presión sobre la cotización del dólar. La intención es frenar la sangría de reservas y asegurar el último desembolso del FMI.

Lo concreto es que se ahorran divisas por tres meses al costo de un default selectivo”, evaluó el ex presidente del Banco Central durante el kirchnerismo, Alejandro Vanoli. En paralelo, se iniciaron conversaciones con el FMI.

Esto último se descontaba que iba a suceder, sin importar quien ganara las elecciones. Fue solo un anuncio para la tribuna”, sumó Agustín D’Attellis, director de Agora Consultores y docente de la UBA.

En este escenario, los anuncios dejaron más interrogantes que certezas en un momento de alta incertidumbre, que se refleja en el precio del dólar y en la cotización de los bonos argentinos.

No hubo ninguna información sobre el resultado de la revisión del FMI, lo que permitiría despejar las dudas de si los USD 5400 millones los van a desembolsar”, dijo Hernán Letcher, del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

El rechazo de ese desembolso por parte del organismo podría explicar la decisión del Gobierno de aplazar los próximos vencimientos de deuda hasta después de las elecciones.

Lo que sabemos es que el Fondo vino a verlo al candidato presidencial Alberto Fernández y todo quedó en un especie de limbo”, sostuvo Letcher y agregó: “Estas medidas hubiesen tenido sentido si se hubiesen comunicado hace tres meses”.

El problema con el FMI no son los vencimientos sino cómo adoptar otro plan económico que genere crecimiento,  saliendo del ajuste que nos lleva al default, como pasó con Martínez de Hoz y en los '90”, agregó Vanoli.

En tanto, D’Attellis desestimó que el Congreso apruebe en los meses que restan un canje de deuda en moneda local. “Lo que quieren es transferir la responsabilidad de un canje al Congreso”, explicó.

El mercado ya está descontando que va a haber una reestructuración de plazos con quita de capital, pese a que el ministro diga otra cosa”, precisó D’Attellis y amplió: La única medida que tiene impacto es la extensión de los plazos de vencimiento para las letes y lecaps".

Te alivia un poco lo de las letes, al menos por tres o seis meses, porque se evita pagar el equivalente a unos 10.000 millones de dólares. Fuera de eso, un canje compulsivo es un default parcial. Lo demás es todo marketing”, señaló Vanoli.

No hubo medidas que reviertan la apertura importadora ni la fuga de capitales o impulsen exportaciones ni fortalezcan las reservas. No alcanza la ingeniería financiera y los canjes. Se requiere un plan de crecimiento”, ahondó el economista.

Por último, Letcher llamó la atención sobre un posible incumplimiento en la recientemente modificada ley de administración financiera. “Si no se define esto es un escenario de default, aunque lo quieran mostrar como un rollover”, cerró el titular del CEPA.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS