domingo 20 de octubre de 2019 - Edición Nº712
Diputados Bonaerenses » Nación » 2 sep 2019

El impacto de los anuncios

¿Volvió el cepo? Doce economistas analizan el control de cambios que decretó Macri

Con diferentes miradas, los especialistas opinan sobre las medidas de emergencia que lanzó el Gobierno en las últimas horas.


El control de cambios que decretó Mauricio Macri este domingo, quien durante años calificó estas medidas como “cepo”, llegan en medio de otra semana negra para la economía, los mercados y los argentinos.  

Con una nueva restructuración en marcha, un derrumbre de la economía real, una sangría de reservas de USD 13.793 millones en agosto, un aumento del dólar de $15,49 en 21 días, y el Riesgo País por las nubes, doce economistas analizan las medidas.

 

Silvina Batakis – ex ministra de Economía bonaerense

 

“Compleja situación que debería hacer reflexionar a la ortodoxia argentina respecto de recetas que no fueron diseñadas para países como el nuestro, bimonetario y con restricción externa. Las medidas de hoy no pueden ser vistas como una foto. Son el resultado de medidas implementadas en el total desconocimiento de la estructura económica argentina, de su historia y de la idiosincrasia de nuestra sociedad”.

“Tampoco pueden ser analizadas en vistas de estas medidas. Los días que vienen mostrarán cuál es la dinámica que adquirirán las variables económicas de nuestro país. Esta crisis es muy distinta a las de los '80 y de los '90. No faltan pesos. Y si bien en un día solo se perdieron US$1943 millones de dólares y tenemos récord de fuga desde 2004, la reservas son casi US$55 mil millones”.

“La falta de conocimiento de quienes nos (des)gobiernan, hizo que no se entienda que la mayoría de la población de Argentina no va a comprar dólares, porque ni siquiera pueda comprar asado. Lo que deben hoy sí entender es que la harina será más cara, que habrá inflación alta”.

 

Alejandro Vanoli – Ex titular BCRA

 

"Llegaron tarde y mal algunas cosas cuando vino la crisis. Qué delirio fue haber eliminado la obligación de liquidar exportaciones. Que dislate fue la libre flotación, las megadevaluaciones, el endeudamiento, la eliminación de las regulaciones prudenciales financieras".

"Nunca se debió abandonar la flotación administrada, algunas regulaciones mínimas a exportadores y grandes especuladores. Apertura comercial a contramano del mundo. Ahora todo tarde parcial e inconsistente. La confianza volverá con un plan de crecimiento consistente, con un manejo inteligente del sector externo. Nunca más la timba financiera. Será tiempo de la economía real y de la gente".

 

Mercedes D'Alessandro, editora general de @EcoFeminita

 

"Está muy en el inconsciente colectivo que el cepo o los controles son medidas malas. Lo cierto es que hay controles de capitales en muchas economías y que, de hecho, hasta el FMI lo tiene en su batería de medidas para casos excepcionales. El de Argentina es un caso excepcional y era necesario avanzar en este sentido".

"A mí me preocupa más que la medida en sí, el que llegue de manera tan improvisada, y los agujeros que puedan dejar dado que estamos en medio de una crisis, en medio de torbellino. Este lunes es feriado en Estados Unidos, por lo que tardaremos en ver reacciones generales en el exterior. Creo que es fundamental que haya una comunicación clara de que implica y cómo se lleva a cabo para evitar pánicos. La gente tiene mucha sensibilidad, una hiper y un corralito calaron fuerte en las conductas".

 

Matías Rajnerman - economista jefe de Ecolatina

 

"Son medidas de crisis en un contexto de crisis. Son poco felices, pero la contracara era que el dólar siguiera subiendo y la dinámica fuera más peligrosa. Son medidas extremas, en las antípodas de lo que este Gobierno piensa, pero que el tipo de cambio siguiera subiendo era peor. El efecto es negativo por definición, pero el tema era atenuar impactos aún más negativos”.

 "Al gobierno le pareció que fue excesiva y empezó a vender reservas, pero el mercado no ajustaba porque seguía habiendo exceso de demanda de dólares y el tipo de cambio seguía subiendo. Entonces ajustan por cantidades con la restricción a la compra de divisas para que no suba el tipo de cambio. Es una medida vinculada a la heterodoxia que va en contra de los manuales de este Gobierno, pero en una situación de crisis se recurre a todo”.

 

Fernanda Vallejos – Economista y diputada nacional

 

“A comienzos de 2016, Macri flexibilizó los plazos para liquidar exportaciones y los eliminó totalmente en noviembre de 2017. Ahora, el cepo de Macri obliga a los exportadores a liquidar las exportaciones a 5 días hábiles del cobro o 180 del permiso de embarque. Desde 2018, la divergencia entre exportaciones declaradas (INDEC) y liquidadas (BCRA) acumula U$S 20.000 millones. De la norma emitida surge un tema: no es clara sobre el seguimiento y control de liquidaciones o su incumplimiento. Y detonaron el área de supervisión cambiaria”.

“El cepo de Macri también prohíbe la compra de dólares para atesoramiento a las empresas (no para pagar deudas e importaciones). Las remesas de utilidades quedan sujetas a autorización del BCRA”.

 

Sergio Chouza - Universidad de Avellaneda

 

“La decisión de volver a implementar un esquema de control de capitales para atesoramiento, transferencias y liquidación de exportaciones, es una política acertada que llega muy tarde. Todos los aspectos más problemáticos de la crisis financiera ya se desencadenaron, con lo cual esto corre el problema desde muy atrás. Los efectos de la medida son inciertos".

"En materia cambiaria, por un lado tenés el alivio de mayor oferta (agroexportadores obligados a liquidar) con menor demanda (personas jurídicas impedidas de liquidar). Pero por otro lado tenés algún grado de efecto pánico, que puede motivar a minoristas a seguir dolarizándose y a retirar depósitos, lo que le agrega presión a la moneda. El neto de estos dos efectos, tal vez en una primera instancia sea la de una descompresión de las tensiones cambiarias, pero cuando se profundice el efecto de caída de reservas, es esperable que vuelva la efervescencia cambiaria”.

“En ese sentido, es esperable que todo dólar liquidado que ingrese por las exportaciones, y posteriormente sea a cambiado a pesos por la exigencia de liquidar, después se de vuelta y vuelva a buscar cobertura en el blue". De esta manera -sostiene Chouzas- es esperable que la brecha entre el dólar oficial y el ilegal se amplíe en los próximos días. “Más allá de la emergencia, y presumiendo que la próxima administración va a mantener el espíritu de la medida, aunque se establezca como provisoria hasta fin de año, me parece que se la tendría que armonizar más con el esquema de retenciones. Se debe cambiar la estructura actual de impuesto fijo por dólar exportado, porque esta aplicación sigue generando un incentivo para que los exportadores presionen por una devaluación”.

“Lo que más preocupa del CEPO así implementado es su impacto sobre reservas, en una dinámica que viene siendo muy traumática, y donde además de estabilizar las variables macro, uno tiene que tener una prudencia mayúscula sobre el uso de reservas que son el único combustible a mediano plazo que vamos a tener para repagar la deuda y empezar a reactivar la economía".

 

Nicolás Cristiani - Analista de research de Alchemy

 

"Esta medida, como la del reperfilamiento de Letes. era esperarle cuando hacías los números de necesidades de dólares del Gobierno. Desde las PASO: por un lado aumentó demasiado la demanda dólares (a pesar del nivel alto de tipo de cambio) y a su vez se cancelaron licitaciones de Letes con vencimiento 2020 reflejando una caída en las fuentes de dólares que esperaba el Gobierno. Ante este mayor exceso de demanda de dólares (aumento de demanda y caída de oferta) el control de cambios aparece como alternativa a una caída muy abrupta de reservas o un aumento aún mayor en el tipo de cambio".

"El mercado se venía moviendo en base a noticias del día a día y al movimiento preliminar del tipo de cambio. Esto saca volatilidad a una de esas variables. A su vez está muy castigado el mercado, sin lograr encontrar un piso firme. Puede ser positivo por restar volatilidad al dólar, pero la medida en sí obviamente es antipática".

 

Claudio Lozano - Economista y diputado nacional mandato cumplido

 

“Estamos hablando de un Gobierno en situación terminal, tomando tarde y mal decisiones que habrían sido imprescindibles desde un comienzo.  Resulta muy llamativo que este gobierno haya decidido una cesación de pagos y una prórroga unilateral de vencimientos de deuda sin haber acompañado esas medidas con una serie de resoluciones como las de ahorra: restricción del movimiento de capitales, restricciones para la salida de divisas. Todas estas eran necesarias desde antes. Es inentendible que no lo hayan hecho.  Tan inentendible como la decisión que tomaron el 12 de agosto cuando permitieron que el dólar se escapara. Tanta ineptitud resulta inentendible. Pareciera una estrategia destinada a castigar al pueblo argentino por cómo votó”.

 

Martín Kalos - Economista jefe de Elypsis

 

"Los controles cambiarios son un resultado inevitable de la aceleración de la caída de reservas de la última semana. Ni las herramientas del Banco Central (venta de divisas spot y a futuro, aumento de la tasa de interés) ni la postergación del pago de títulos públicos alcanzaron para detener la sangría de divisas. La falta de refinanciamiento y la postergación de la definición sobre el nuevo desembolso del FMI forzaron al Gobierno a elegir entre una devaluación (acrecentando el problema inflacionario y de contracción económica), el sacrificio de más reservas y el costo político de poner arena en la rueda de la corrida cambiaria".

"En este contexto, los controles cuantitativos a la compra y giro de divisas contribuyen a balancear el mercado cambiario: contienen la demanda de dólares y obligan a los exportadores a volcar parte del saldo comercial en el mercado local. Las medidas tienen un explícito objetivo cortoplacista de contener la crisis hasta las elecciones. La solución a la crisis requiere de medidas de más largo plazo y mayor profundidad que sólo un Gobierno elegido puede proponer con un mínimo de credibilidad".

 

Damián Di Pace - Analista económico y director de Focus Market

 

“El Gobierno venía de tomar medidas para evitar un mayor estrés en el mercado financiero y terminó provocando un mayor estrés en el mercado cambiario, por lo cual, las medidas que se acaban de tomar casi se daban por descontadas. La decisión de este sábado, de alguna manera, genera que no se sigan perdiendo reservas. En las últimas semanas hubo un drenaje muy fuerte: el BCRA perdió reservas por 12 mil millones de dólares”. 

“Respecto del control de cambios, es posible que en los próximos días el dólar blue tenga un mayor rendimiento, sobre todo para operaciones mayoristas, superiores al monto límite de 10 mil dólares. Por otra parte, respecto a las liquidaciones de divisas por parte de los exportadores, se da en un contexto en el que no estamos en el mayor momento de liquidaciones, con lo cual se corta el drenaje fuerte de divisas por compra y no se espera que haya un gran nivel, como el que hay entre marzo y agosto”.

“En cuanto al control del límite al atesoramiento, veremos si en las próximas jornadas esto genera algún tipo de mayor tranquilidad respecto del nivel de reservas del Banco Central, si la tasa que ofrece para quedarse en pesos es conveniente en relación a la evolución del tipo de cambio en niveles de intervenciones que haga el Central. También vamos a tener que ver si la salida de los depósitos en dólares de los bancos tiene un freno”.

 

Javier Milei - Economista, docente y escritor sobre teoría económica

 

“Este tipo de restricciones empieza con cosas chiquitas y crece. Lo dije en Intratables el viernes, tras el anuncio de la circular el Banco Central sobre dividendos de los bancos: los controles arrancan casi inocuos y se vuelven una trampa. La medida del viernes fue un primer paso en la intervención y tenía como objetivo que se compren menos dólares.  Ahora obligan a los exportadores a liquidar en el país para aumentar la oferta de divisas.  Por otro lado, empiezan a restringir el uso de divisas y la demanda de dólares. El Gobierno apunta a controlar los mercados de títulos para tratar de evitar la fuga y permite pagar impuestos con bonos”.

 

Gabriel Caamaño - Economista Consultora Ledesma

 

"Es un control de cambios. Lo primero que hace el control de cambios es dar de baja la libre disponibilidad de divisas y después establecer plazos de liquidación. El Gobierno da un paso para atrás, es un retroceso en las propias medidas que tomó y un reconocimiento de que la situación en el mercado de cambios se le hacía insostenible de cara a las elecciones".

"El Gobierno decide meter una cota a la presión que puede meter el sector privado sobre el mercado de cambios y forzar la oferta para que las reservas le rindan más. No hay mucho más que eso. Es un 'manotazo de ahogado'. Si bien los controles de cambio, en general, y la obligación y plazos para liquidar, en particular, no son tan raros —la Argentina lo ha tenido la mayor parte de su historia— desde el punto de vista de lo que hizo este Gobierno claramente es una medida que toma para ganar tiempo de cara a las elecciones y a diciembre".

 

Federico Furiase - Director de Eco Go

 

"Después de las PASO, el mercado te llevó a la 'profecía autocumplida' del cepo y el 'default', en un equilibrio donde quedaron mal alineados los incentivos de los principales jugadores. La obligación a liquidar las exportaciones y el límite a la compra de dólares pueden ayudar a moderar la pérdida en las reservas del Banco Central en la transición hacia las elecciones. La economía llegará sin margen para monetizar déficit, con pocas reservas netas en el BCRA, con deuda y sin acceso al mercado".

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS