martes 17 de septiembre de 2019 - Edición Nº679
Diputados Bonaerenses » Municipios » 8 sep 2019

Contra la contaminación

Barrios en riesgo: vecinos de Ensenada y Berisso se organizan para frenar a Copetro

Están convocando a ONG’s, instituciones y funcionarios a una asamblea pública para darle volumen al reclamo.


El reclamo de las comunidades de Berisso y Ensenada contra Copetro sigue vigente desde la década del 80, cuando la primera fábrica de carbón de coque del país se instaló en la región.

Los vecinos de los dos distritos vienen impulsado un agrupamiento para frenar la emisión de partículas la atmósfera que respiran día tras día. Como parte de esta campaña, el miércoles llevarán adelante una asamblea abierta.

“Estamos con una problemática muy grave y un impacto socioambiental muy grande por eso nos empezamos a juntar las dos ciudades para poder buscarle una solución de raíz”, Julieta Kolac, una de las vecinas.

Se espera que del encuentro que se realizará a las 18 en el Centro de Docentes Jubilados, de la calle 11 entre 163 y 164, de Berisso, participen referentes de activistas ambientalistas, instituciones y funcionarios.

"Es una lucha de muchos años. En el barrio Campamento es una cosa increíble lo que emana la fábrica. También hay ruidos molestos que se producen en las noches", explicó Daniel Espinel, frentista del barrio Campamento a El Puente TV.

Actualmente están realizando “un mapeo” de sectores afectados para luego avanzar en denuncias ante los diferentes niveles del Estado. Los vecinos agrupados aseguran que desde 1991 se reportaron casos de enfermedades.

“En 2007, la Comisión de Investigación Científicas de la Provincia, dio a conocer un estudio sobre partículas de coque, en el que las muestras de Copetro arrojaron presencia de metales pesados perjudiciales para la salud”, argumentaron.

En tanto, desde el OPDS afirman que “se hacen controles”, que en la última inspección “no se detectaron anomalías” y que existen “muestras de laboratorio tomadas en los domicilios de los denunciantes están en proceso de evaluación”.

“Convivimos con esto todos los días de nuestra vida, estamos barriendo, tragando y sufriendo esto, que es muy perjudicial para la salud”, se quejó Kolac y agregó: “En los últimos meses se acrecentó la problemática”.

El coque es un subproducto de los aceites residuales que se obtienen de la refinación de petróleo y se utiliza como combustible en la industria del aluminio, que lo usa como “fundente electroquímico”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS