domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº1006
Diputados Bonaerenses » Provincia » 21 oct 2019

Feminismos

Toda celeste: Vidal busca el voto “pro vida” y no aplica el protocolo de aborto legal

El video de la Gobernadora con el símbolo que identifica a los militantes contra la interrupción voluntaria del embarazo reavivó la polémica.


La postura opositora de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en cuanto a la legalización del aborto seguro y gratuito no es ninguna novedad, pero en las últimas horas un video que se hizo viral de ella usando el pañuelo celeste que identifica a los grupos que se oponen despertó las críticas de los movimientos feministas.

Durante el debate a nivel nacional en 2018 la Gobernadora señaló en declaraciones periodísticas que “si la ley no sale va a ser un alivio” y ahora, en plena campaña electoral por la reelección y tras haber perdido por 17 puntos con el candidato opositor, Axel Kicillof, la búsqueda del voto más conservador es mucho más clara.

Lo cierto es que mientras Vidal juega a una guerra de bandos, las mujeres y personas con capacidad de gestar en la Provincia deben recurrir a métodos ilegales para interrumpir sus embarazos no deseados, incluso aquellas que entran en las causales que habilita la ley desde 1921 están en riesgo porque Vidal no adhirió al Protocolo de ILE.

El Protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo fue dispuesto por el entonces Ministerio de Salud de la Nación, hoy relegado a Secretaría, en 2015 y señala ciertas disposiciones para tener en cuenta desde el lado médico y jurídico ante el requerimiento de un aborto, y especifica que el personal de salud no puede interrumpir ese derecho.

En la actualidad son 12 las provincias que adhieren al Protocolo ILE y podrían ser 13 porque en 2017 la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, decidió sumar a Buenos Aires en ese listado, hecho que fue dado de baja por Vidal, lo que originó la salida de Ortiz, la única mujer con ese rango, del Gabinete.

Así, en un claro retroceso en materia de derechos reproductivos para las mujeres y varones trans, la Gobernadora estableció que el acceso al aborto legal fuera a través de la Resolución provincial 3146 del año 2012, que presenta algunas diferencias en detrimento al Protocolo, que afectan a la práctica real.

En este sentido, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito presentó un informe a fines de 2018 en la Legislatura de la Provincia en el cual señalaron que en varios municipios, en su mayoría gobernados por Cambiemos y por intendentes opositores al aborto legal, no se cumple con la resolución.

“La posibilidad de garantizar el acceso al aborto es que las mujeres que se acerquen a los centros de salud lo hagan sin mayores dilaciones ni intermediaciones, ni juzgamientos por el sistema de salud. Esa herramienta, está en las manos de la gobernadora Vidal y sabemos que no se cumple ni se realiza ni siquiera en casos de mayor evidencia de la necesidad”, señaló la diputada provincial Lucía Portos.

En rigor, la legisladora de Pilar presentó un proyecto de ley en la Cámara baja para que se establezca en la Provincia la regulación del acceso a la ILE en los supuestos enunciados en el artículo 86 del Código Penal. Esto es garantizar el aborto legal sin cuestionamientos, sin penalizar al médico y sin requerir autorización judicial.

“Si bien el artículo 86 del Código Penal es plenamente operativo, existen otros aspectos que el Poder Legislativo provincial debe regular en forma explícita para evitar nuevas frustraciones de derecho. La obligación actual es darle contenido en leguaje de derechos a la práctica médica para limitar la sistemática violencia institucional”, señaló.

Sin embargo, el proyecto, que fue acompañado por Florencia Saintout, Lauro Grande, María Laura Ramírez, Mariana Larroque, Juan Debandi, Miguel Funes, César Valicenti, Fernanda Díaz, José Rossi y Gabriel Godoy, descansa en la comisión de Salud y no ha se ha avanzado en su tratamiento.

Por otra parte, también se ha denunciado la influencia de sectores ultra religiosos en el círculo de Vidal como es el caso del ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, confeso opositor a la legalización. Por esto, el diputado del FIT, Guillermo Kane señaló que “hay un lobby del Opus Dei en el propio gabinete de Vidal donde ha pesado más la opinión de religiosos que la vida de las mujeres y la propia ley”.

Así, mientras en los centros de salud los profesionales hacen malabares para conseguir misoprostol para las vecinas que se acercan en busca de una respuesta en medio de una crisis desesperada, la Gobernadora se muestra en medio de una marcha multitudinaria con el pañuelo celeste, el símbolo de la oposición a la adquisición de derechos de las mujeres y personas gestantes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS