jueves 23 de enero de 2020 - Edición Nº807
Diputados Bonaerenses » Provincia » 23 nov 2019

Fue liberado

En primera persona: las dramáticas horas del bonaerense que estuvo desaparecido en Chile

El lomense Juan Giménez viajó para acompañar al pueblo chileno en las movilizaciones contra el gobierno de Sebastián Piñera.


Ya nadie puede mantenerse ajeno a los conflictos populares que hace más de un mes estallaron Chile, cuando los estudiantes iniciaron lo que se convertiría en la movilización más grande en la historia de la democracia del país vecino.

En este sentido, las imágenes de las multitudinarias protestas y de la brutal represión de parte de la policía del gobierno de Sebastián Piñera inundaron las redes sociales y los medios de comunicación.

Entre las muchas historias, detrás de uno de los eventos más importantes de los últimos años de América Latina, Diputados Bonaerenses tuvo acceso a la historia de Juan Carlos Giménez, el bonaerense que estuvo desaparecido en el país cordillerano. 

Como informó este portal, el militante de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) de Lomas de Zamora viajó para respaldar la huelga general y fue detenido en el marco de las protestas por los Carabineros. 

“Puedo hacer una lectura desde lo que vi y viví, soy un albañil que tiene séptimo grado, pero me alcanza para entender que hay que apoyar las luchas del pueblo”, manifestó Giménez en diálogo exclusivo con este portal.

Luego de una emboscada de parte de los oficiales a una de las barricadas cercanas a la Plaza de la Dignidad, donde se concentran las manifestaciones, el lomense fue subido a un “carro cerrado” y desde allí los familiares no tuvieron novedades.

“Llegué a avisarle que me llevaban a la Comisaría Tercera pero cuando preguntaron por mí los policías me niegan y dicen que no estoy ahí, por eso me reportaron desaparecido”, explicó el joven.

Asimismo, el militante contó cómo fue apresado y dijo que “estaba en una de las barricadas y los pacos cayeron sorpresivamente”. “Me agarraron de los pelos, me tiraron al piso y me pisaron la cabeza, el maltrato típico de las fuerzas”, agregó.

A partir de esto, el militante barrial pasó 21 horas “en una jaula” junto a otros detenidos. “La gente llegaba inflada por los golpes y muchos eran menores de edad, las situaciones de violencia de parte de la policía se veían todo el tiempo”, subrayó.

Las sensaciones del joven del Conurbano bonaerense en su viaje a Santiago oscilaron entre la alegría por ver al pueblo manifestarse y la tristeza por aquellos que eran alcanzados por los gases, las balas y los golpes de los “pacos”.

En rigor, la imagen que Giménez tiene más presente es el de la solidaridad entre los vecinos y el de los estudiantes que se organizaban en las primeras líneas bajo el lema “sin miedo compañeros”, mientras avanzaba la policía.

Luego de la noche encerrado junto a militantes de muchas organizaciones chilenas, estudiantes y trabajadores, Giménez asistió a la audiencia con el juez y fue liberado por tratarse de “delitos menores”.

“El Consulado ya había hablado por mi, desde la Correpi y la Cerpaj mandaron abogados y como están desbordados de gente te largan rápido, el mismo día que te detienen”, sentenció el militante. 

Por último, siendo fiel a su militancia en la argentina, el albañil destacó que no sólo se puede ver el levantamiento en el centro sino en los barrios alrededor de la Capital. “Lo que pasa en chile es una expresión popular hermosa”, culminó.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS