jueves 24 de junio de 2021 - Edición Nº1325
Diputados Bonaerenses » Municipios » 25 ene 2020

Verano violento

Efecto rugbier: municipio amarillo realizará controles de alcoholemia a “patovicas”

La Municipalidad controlará al personal de seguridad antes de que comience a prestar el servicio y durante la jornada laboral.


El intendente de Junín, Pablo Petrecca, dispuso que a partir de este fin de semana que el personal de seguridad de los boliches bailables y bares de la ciudad se realicen controles de alcoholemia durante y antes de que comience la jornada laboral.

“Vamos a arrancar esta semana con el análisis de alcoholemia al personal”, destacó la secretaria de Gobierno municipal, Agustina De Miguel, y señaló: “La idea es tener la mayor seguridad posible en los boliches”.

La decisión la tomó el jefe comunal para “cuidar a nuestros chicos” y se da luego del asesinato a Fernando Baéz Sosa (19) en Villa Gesell a manos de un grupo de diez rugbiers, donde los “patovicas” echaron a los implicados del local bailable por la misma puerta y de manera simultánea.

Más allá de la nueva reglamentación, De Miguel y funcionarios de la Secretaría de Seguridad explicaron la decisión en un encuentro que mantuvieron con dueños y representantes de boliches bailables de Junín y el Sindicato Único de Trabajadores de Control, Admisión y Permanencia República Argentina (SUTCAPRA).

Los jóvenes necesitan límites y los valores familiares y el Estado aparece como responsable máximo para hacer cumplir la ley”, explicó la secretaria de Gobierno para dar respuesta, además, a una infinidad de fiestas privadas que “no tenían control”

En paralelo, el titular de una importante empresa de servicios de seguridad en boliches bailables de la ciudad de La Plata explicó a este portal que es pertinente el control de alcoholemia a los “patovicas”, aunque también debería ser más contemplativo todavía.

Si un patova toma cocaína va a estar excitado igual y puede llegar a ocasionar muchos problemas, sin embargo el control de alcoholemia es una medida que cada uno interpreta de distintas maneras. Es positivo”, dijo en diálogo con Diputados Bonaerenses.

No obstante, el empresario aclaró que prestar bien o mal el servicio de seguridad en un boliche pasa por una cuestión de confianza entre el empleador y los trabajadores. “Confío al cien por cien en mi gente y en la metodología con la que nos manejamos”, explicó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS