jueves, octubre 6, 2022

Otro mensaje compromete a Carrizo: “Estamos pensando en matar al jefe de La Cámpora”

Según precisaron fuentes de la investigación, el mensaje es de una conversación que Gabriel Carrizo horas después del atentado a Cristina Kirchner.

Categorías:

El reciente detenido acusado de participar en la organización del atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Gabriel Nicolás Carrizo, tenía en su celular un mensaje en el que se afirmaba la voluntad de “matar al jefe de La Cámpora“, en referencia a Máximo Kirchner.

Según precisaron fuentes de la investigación, el mensaje salió del celular de Carrizo, el cuarto detenido por el ataque a la Vicepresidenta, a las 23.40 horas del 1° de septiembre, es decir, dos horas y media después del intento de magnicidio.

- Publicidad -

Estamos pensando en matar al jefe de La Cámpora esta vez”, “Están llegando todos. Vamos a tener una reunión grupal“, es el mensaje detectado en el celular del detenido, que le mandó a una persona agendada como ‘Jony White’.

Cabe destacar que, el receptor del mensaje es una persona de estrecho vínculo con Carrizo y cuya identidad se mantendrá reservada para no frustrar medidas de prueba en curso en la investigación, indicaron las fuentes.

Asimismo, estos no son los primeros mensajes que comprometen al presunto líder de “la banda de los copitos”, puesto que Carrizo fue formalmente detenido el 14 de septiembre pasado cuando fue a buscar su celular luego de que los expertos informáticos encontraran material que lo vinculaba con el atentado a Cristina Kirchner.

Entre los chats que incriminan a Carrizo años existe uno en particular en el que el autodenominado jefe de la agrupación habla con una familiar. “No sé si es una buena noticia, peroel arma con la que intentó ponerla no es la mía, yo le di un 22 corto… Recién hable con la novia y la tiene ella, así que mañana la vamos a ocultar”, había expresado.

- Publicidad -

Es preciso mencionar que, Carrizo está detenido desde el miércoles pasado y se hizo conocido el 2 de septiembre cuando acompañó a Brenda “Ámbar” Uliarte, procesada por el intento de atentado, durante una entrevista que le concedieron a un noticiero televisivo.

En aquella entrevista, Carrizo se presentó como el dueño de la máquina de hacer los copos de azúcar que vendían Uliarte y su novio, Fernando Sabag Montiel, el hombre que apuntó a la cabeza de la Vicepresidenta con una pistola Bersa calibre 32.

De los cinco que se presentaron a aquella entrevista televisiva, hasta hora solo Carrizo está imputado en la investigación, mientras que el resto permanece en el expediente en calidad de testigos.

En su última declaración en Comodoro Py, el sospechoso negó la acusación de haber estado “en la planificación del intento premeditado de dar muerte”, con la entrega de un arma junto con Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario