miércoles, febrero 1, 2023

Los actos y homenajes a 26 años del crimen de José Luis Cabezas

Se cumplen 26 años del asesinato de José Luis Cabezas. Conoce las actividades en Pinamar y distintos puntos del país.

Categorías:

Este miércoles se cumplen 26 años del asesinato de José Luis Cabezas y habrá actos en diversos puntos del país para homenajear al fotógrafo. Sus familiares, amigos y colegas realizarán dos actividades centrales en la localidad costera de Pinamar, donde fue cometido el crimen.

En ese sentido, Gladys, hermana de José Luis Cabezas, precisó que a partir de a las 11 horas se realizará el tradicional acto en el monolito frente a la terminal de micros de Pinamar, ubicada en el ingreso a la ciudad, sobre avenida Bunge.

- Publicidad -

Luego, la familia y amigos de José Luis Cabezas a las 19 horas se trasladarán a la cava ubicada en el kilómetro 385 de la ruta provincial 11, a la altura de General Madariaga. En dicho lugar fue hallado el cuerpo calcinado del reportero gráfico dentro de un vehículo Ford Fiesta.

A partir de a las 11 horas se realizará un acto en el monolito frente a la terminal de micros de Pinamar en recuerdo de José Luis Cabezas.
A partir de a las 11 horas se realizará un acto en el monolito frente a la terminal de micros de Pinamar en recuerdo de José Luis Cabezas.

A modo de homenaje, los familiares plantarán cinco árboles cedidos por el municipio “para dar vida al lugar”. Cabe destacar, que el primer árbol en recuerdo de José Luis Cabezas fue plantado por Gladys el año pasado, al cumplirse 25 años del asesinato.

Asimismo, en la cava de Pinamar se llevará adelante una oración interreligiosa con los mismos oradores que participaron el pasado miércoles del acto por el tercer aniversario del crimen de Fernando Báez Sosa en Dolores.

Vale recordar, que José Luis Cabezas, cubría la temporada de verano en Pinamar como fotógrafo de la Revista Noticias, cuando fue asesinado el 25 de enero de 1997 de dos tiros en la cabeza y hallado dentro de su auto, carbonizado, en la cava de General Madariaga.

- Publicidad -

El principal motivo del crimen de José Luis Cabezas fue la foto que el reportero gráfico logró sacarle en el verano de 1996 a Alfredo Yabrán, quien en ese momento era un empresario con mucho poder político, pero al que no se le conocía la cara.

A partir de las 19 horas, se desarrollará una oración interreligiosa en la cava de Pinamar en homenaje a José Luis Cabezas.
A partir de las 19 horas, se desarrollará una oración interreligiosa en la cava de Pinamar en homenaje a José Luis Cabezas.

Por su parte, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra), junto con la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), harán un acto a las 11 horas en Venezuela 1433, en el barrio porteño de San Cristóbal.

Con vistas a un nuevo aniversario del asesinato de José Luis Cabezas, por el que fueron enjuiciados y condenados ocho personas en un primer debate y una novena en un segundo, Gladys criticó a la Justicia al cuestionar que todos los asesinos de su hermano ya quedaron en libertad.

El crimen de José Luis Cabezas

José Luis Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 luego de ser secuestrado en Pinamar por un grupo mixto de policías y civiles bajo las órdenes del jefe de seguridad del empresario Alfredo Yabrán.

El cuerpo baleado y esposado de José Luis Cabezas, que solía cubrir la temporada veraniega en la costa atlántica bonaerense, fue hallado en el interior de un auto quemado en una cava cercana a la localidad de General Madariaga.

De acuerdo con la investigación, la víctima fue secuestrada horas antes a la salida de la fiesta de cumpleaños del empresario postal Oscar Andreani, en Pinamar, por una banda mixta encabezada por el policía de Mar de Ajó Gustavo Prellezo.

El efectivo había contratado como “mano de obra” para matar a José Luis Cabezas a la denominada banda de “Los Horneros” integrada por José Luis Auge, Horacio Braga, Sergio González y Héctor Retana

La foto publicada en marzo de 1996 que revelaba el rostro de Alfredo Yabrán, motivo por el cual mataron a José Luis Cabezas.
La foto publicada en marzo de 1996 que revelaba el rostro de Alfredo Yabrán, motivo por el cual mataron a José Luis Cabezas.

El primer juicio por el crimen de Cabezas se realizó en enero de 2000 en la misma sala de audiencias donde ahora, 23 años después, se lleva adelante el de los rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa en la puerta de un boliche de Villa Gesell, el 18 de enero de 2020.

Según determinó la Justicia, Prellezo recibió la orden de matar al reportero gráfico de la Revista Noticias de boca de Gregorio Ríos, un exmiembro del Ejército que oficiaba de jefe de seguridad del todopoderoso Yabrán.

El empresario estuvo estrechamente vinculado al expresidente Carlos Menen y mantuvo un duro enfrentamiento con el por entonces minsitro de Economía, Domingo Cavallo, que lo había catalogado como un “mafioso” con protección política y judicial.

A su vez, junto a Prellezo actuaron otros policías de la Costa: Sergio Cammaratta, de Valeria del Mar; y Aníbal Luna, de Pinamar; mientras que Alberto “La Liebre” Gómez, comisario de esa última localidad balnearia, liberó la zona.

El crimen de José Luis Cabezas tuvo una inmediata repercusión política puesto que el entonces gobernador bonaerense Eduardo Duhalde planteó que le habían “tirado un muerto” en el marco de una interna con el menemismo.

Asimismo, el caso Cabezas también derivó en una profunda reforma de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la fuerza de seguridad con más efectivos del país, aunque con los años siguió siendo la “maldita policía”.

Sin embargo, la repercusión más resonante que tuvo el crimen fue la muerte de Yabrán, quien en mayo de 1998 se suicidó en un campo de Entre Ríos a los pocos días de haberse ordenado su detención en la causa.

Tras las ocho condenas a perpetua dictadas en el primer juicio por el crimen de Cabezas, el Tribunal de Casación bonaerense redujo en 2003 las penas impuestas con la ley del “2×1” entonces vigente, que computaba doble el tiempo en prisión que habían pasado los acusados previo a ser sentenciados.

Fue así que “Los Horneros”, con excepción de Retana que murió en la cárcel, fueron beneficiados con morigeraciones de la prisión. En 2007, Braga y Auge violaron las condiciones de prisión domiciliaria y por orden de la Justicia volvieron a ser detenidos, aunque tiempo después fueron excarcelados.

A su vez, en un segundo juicio por el caso, realizado en 2002, fue condenado a reclusión perpetua el comisario de Pinamar AlbertoLa LiebreGómez por liberar la zona para que se pueda consumar el crimen del reportero gráfico.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario