martes, julio 5, 2022

Puerto de Mar del Plata: hay 9.000 fileteros “desesperados” por el parate de la pesca

Como trabajan “en negro” no tienen ningún ingreso para subsistir durante la cuarentena obligatoria por la pandemia.

Categorías:

En el Puerto de Mar del Plata hay 9.000 fileteros que no tienen trabajo debido al parate de la actividad pesquera en el marco de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno nacional para frenar la pandemia de coronavirus.



Como los trabajadores están “en negro”, actualmente no disponen de ingresos que les permitan subsistir durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio y exigen una ayuda económica por parte del Estado.



En este sentido, algunos fileteros, peones y envasadores de pescado se concentraron este lunes frente a la Municipalidad para pedir bolsones de alimentos: se les entregaron algunos el 1 de abril, pero solo para 500 de los 9.000.



En este contexto, la Policía echó a quienes se agruparon frente a la dirección de la comuna, por entender que se encontraban violando la cuarentena. “Sabemos que no podemos protestar, pero no sabemos qué más hacer”, afirmaron.



“Algunos trabajadores se encuentran en relación de dependencia, pero la mayoría está en negro y están complicados porque los barcos no están saliendo”, informó Adolfo Echeverría del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado.



Cabe destacar que la pesca fue declarada una actividad esencial y por lo tanto fue exceptuada del aislamiento. Sin embargo, desde el muelle los armadores manifestaron que cuando quieren zarpar, encuentran “barreras por todos lados”.

Los barcos no salen; apenas salieron unos 2 o 3 barcos el 1 de abril, pero para  9 mil personas, el pescado que traigan no alcanza”, afirmó Echeverría y agregó: “No sabemos cómo va a seguir el reclamo”.


En esta línea, el sector tampoco fue contemplado en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que plantea una asignación compensatoria al salario de los trabajadores en empresas de hasta cien empleados.



Pese a haber sido establecida como esencial, la pesca está sufriendo las consecuencias: reducción del personal en las plantas de procesamiento, buena parte de la flota paralizada y operatoria en general restringida.

Más Leídas

Destacadas