miércoles, diciembre 1, 2021

Quién es “El Pava” Carrizo, el ex puntero de los Bruera que tiene nexos con Marcelo Balcedo

El ex boxeador además tiene un negocio privado en los galpones de la OFA. Los vínculos políticos del hombre al que ningún Gobierno pudo hacer trabajar.

Categorías:

Oscar Alberto Carrizo, “El Pava”, como se lo conoce en Villa Elisa, es un ex campeón de boxeo amateur que desde hace años parece tener más contacto con los negocios oscuros de la política que con el sano ámbito del deporte.

Carrizo ingresa a la política como guardaespaldas del ex intendente de La Plata, Julio Alak, y luego se aseguraría un lugar en las dos gestiones de Pablo Bruera. En 2009, por autorización del cuestionado delegado municipal Darío Romero, Carrizo ocupa parte de los galpones de la ex Organización Fabril Argentina (OFA).

En tanto, Romero pertenecía al círculo íntimo de Mariano Bruera, por ese entonces a cargo de todo el corredor norte de La Plata además de manejar las fuerzas de choque del municipio. El mentor de Carrizo además de tener un amplio prontuario en la Justicia es sindicado por muchos como el impulsor de las mafias de las usurpaciones en la región. 

En ese momento, los galpones de la fábrica que llegó a emplear a más de 1.200 trabajadores, se transformó en una verdadera delegación paralela. Licencias de conducir truchas, coordenadas para usurpaciones y “problemas de habilitaciones”, eran algunas de las especialidades que los vecinos señalan que tenía la dupla Romero-Carrizo.

Desde ese entonces, “El Pava” cobra un sueldo municipal sin siquiera pasar cerca de una dependencia pública. Es, como se lo llama en la jerga política, un “ñoqui”. En 2015, el recién asumido Julio Garro da de baja el contrato pero luego “se volvería a levantar” a través de un acuerdo con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (SOEMLP) enrolado en Fesimubo.

Actualmente Carrizo se encuentra bajo la órbita de la Dirección de Deportes del Municipio, que preside el alakista Alberto Palmieri, y que a su vez depende de la Secretaria de Acción social que comanda Raúl Cadaa. Pero la cosa no queda allí.

Sus dos hijas, Nadia y Fernanda Carrizo también son empleadas municipales. Al igual que su padre llegaron de la mano de Darío Romero. La primera, incluso, comparte el uso de la ex OFA guardando a plena luz del día los camiones de su empresa familiar. Como si fuera poco, conforma la planta permanente de la comuna con una categoría altísima difícil de conseguir en la carrera municipal. ¿Coincidencias? 

Desde 2009 a esta parte, “El Pava” montó en una hectárea de la ex OFA un “complejo deportivo” que se convirtió en un verdadero emprendimiento privado que llega a mover más de un millón de pesos por año, en su momento con jugosos retornos hacia funcionarios. En una próxima entrega Diputados Bonaerenses también abordará el interés inmobiliario que hay detrás de la usurpación.

 

Un ex boxeador con vínculos carnales con el sindicalismo

 

Actualmente la Justicia investiga a Carrizo en dos causas judiciales iniciadas por la administración de Julio Garro. Una es tramitada por el Juzgado de Faltas N°1 de La Plata, a cargo del juez Oscar Piloni, y otra por la UFI N° 11 de La Plata, que preside el juez de garantías Juan Pablo Masi.

En los últimos días Piloni dispuso la clausura del lugar y en su fallo dejó en claro que en la ex OFA existe una “actividad comercial” que lejos está de ser “un espacio de contención social”. Pero los vínculos de “El Pava” con el sindicalismo se desprenden de la causa que lleva adelante Masi.

El ex boxeador cuenta con el patrocinio legal, de Ricardo Bradley abogado de SOEMLP, gremio por el cual –como se explicó previamente- volvió a ser ñoqui municipal y del que es Director de Deportes. El sindicato municipal, bajo el amparo de Fesimubo, figura en la causa Balcedo y sus vínculos con el ex director del diario Hoy son indisimulables.

Algunas de las conexiones que investiga la Justicia: el representante legal del gremio Soeme, Guillermo Daniel Cháves, también aparece como representante de SOEMLP; el abogado del detenido Marcelo Balcedo, Julio Ricardo Beley, también representa a Fesimubo.

Más Leídas

Destacadas