sábado, agosto 13, 2022

Ruiz Malec expuso en Diputados y anticipó que se preparan para revertir “un aluvión de cierres”

La Ministra de Trabajo repasó ante legisladores provinciales la “herencia” recibida, los primeros pasos en la gestión y las acciones de la cartera ante la emergencia. Trazó un escenario sombrío para la post pandemia. Los detalles.

“Los próximos meses van a ser más difíciles de lo vivimos hasta ahora”. Con esa frase la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, promedió la primera hora de exposición ante los diputados que integran la Comisión de Trabajo de la Cámara baja provincial.

La funcionaria de Axel Kicillof brindo su informe de gestión, en el marco de las visitas virtuales que vienen manteniendo los ministros a la Legislatura, en el que repasó la “herencia” recibida, sus primeros pasos en la gestión, las acciones de la cartera ante la emergencia y algunos esbozos del escenario post pandemia. 

- Publicidad -

 

 

En este sentido, Ruiz Malec sostuvo que “los próximos meses van a ser más difíciles de lo que paso hasta ahora”. “Estamos interviniendo mucho en casos positivos de coronavirus Covid-19 en el ámbito laboral, creemos que se va a incrementar en las próximas semanas”, detalló sobre el sector privado.

- Publicidad -

En esa línea, la ministra anticipó que prevén que la demanda de suspensiones con remuneraciones “siga alta” y trazó un escenario sombrío para lo que viene. “Cuando se levante la prohibición de despidos probablemente tengamos un aluvión de empresas que van a cerrar”, se sinceró.

Por ese motivo, desde la cartera avanzan en fortalecer los programas de trabajo y realizaron una actualización de la normativa del procedimiento preventivo de crisis para usar en la post pandemia. “Vamos a ser muy exigente con los papeles para que el eslabón no se corte por los más débiles”, dijo.

 

 

Hasta el momento, Ruiz Malec hizo un análisis positivo del decreto antidespidos (329/2020). “En el sector registrado privado fue efectivo, no quiere decir que no haya dificultades sobre todo en las pequeñas y medianas empresas que muchas llegan desesperadas, pero cada denuncia la intimamos inmediatamente, también notificamos las faltas graves y eso nos sirvió para retrotraer muchos despidos”, explicó.

Por estas horas, de acuerdo a los números exhibidos por la Ministra, Trabajo tiene en curso “2.684 expedientes de convenios colectivos, 984 denuncias individuales”. “Estamos recibiendo presentaciones, haciendo audiencias virtuales y algunas presenciales”, detalló Ruiz Malec.

En esa línea, la funcionaria remarcó que los sectores del sector privado bonaerense más golpeados por el parate de actividades que trajo aparejada la pandemia de coronavirus fueron el metalúrgico, comercio, construcción, gastronómico y educación.

 

 

 

Ruiz Malec también trató, por arriba, la situación de las paritarias con el sector público en donde valoró “la apertura de las mesas de diálogo y técnicas, con el sector estatal, médicos y judiciales” al comienzo de su gestión. Sin embargo, por estas horas los sectores vienen reclamando la reapertura de las paritarias.

Tenemos que seguir con las mesas paritarias públicas en una situación financiera de la provincia que arrastra problemas estructurales que se agravaron por las políticas del anterior Gobierno y la deuda enorme tomada en moneda extranjera”, abrió el paraguas la ministra.

Párrafo seguido agregó que “tenemos que avanzar con todas las mesas técnicas, va a ser muy compleja la vuelta al trabajo, por eso estamos retomando algunos diálogos sobre el sector público”. En el desarrollo de este apartado la ministra expuso un dato que incomodó a los legisladores opositores.

“Si bien en la anterior gestión se logró recuperar una parte del fondo del Conurbano, cayeron muchos programas de asistencia del Gobierno Nacional y por eso el saldo fue prácticamente nulo y hasta diría negativo”, destacó Ruiz Malec, sobre la situación financiera de la provincia, agravada por la pandemia.

 

OPERATIVO COVID-19

 

Sobre las acciones de la cartera frente a la pandemia, Ruiz Malec consideró que el virus “hizo que tengamos que redoblar esfuerzos, ayudando a determinar si las actividades eran esenciales o no, diseñando protocolos de trabajo y actualizando normativas”.

La ministra también explicó que “tomamos la determinación que de ninguna manera el Ministerio de Trabajo podía cesar sus funciones en la pandemia, implementamos todas las vías digitales para denuncias y mantuvimos al menos una persona de guardia en las delegaciones en los casos que fue posible”.

 

 

“Reglamentamos ante la demanda las suspensiones en diálogo con el ministro Moroni, desarrollamos protocolos básicos para la pandemia, confeccionamos un protocolo modelo, y trabajamos algunos particulares. Además, implementamos un sistema para que los inspectores puedan estar en territorio para acudir ante denuncias concretas”, se explayó.

Una de las críticas de Ruiz Malec fue para los bancos con los cuales admitió que “estamos remando en dulce de leche”. “Detectamos muchas irregularidades y tienen espalda para afrontar los gastos”, se quejó.

 

 

Sobre el operativo Covid-19, la funcionaria detalló que se inspeccionaron “371 razones sociales en 33 partidos de la provincia, se labraron 630 actas, 284 intimaciones, se detectaron 78 infracciones y se llegó a más de 11 mil trabajadores”.

 

HERENCIA

 

Una nota aparte merecería tratar el diagnóstico que hizo Ruiz Malec sobre la situación heredada en el Ministerio. “Nos encontramos con un escenario bastante complejo, teníamos una destrucción de 87 mil puestos registrados del sector privado, que es mucho porque suele ser el más estable de todos, aun en crisis importantes”, dijo.

“Esto tiene que ver con un modelo que priorizó cosas que no funcionaron, apertura, desregulación financiera y endeudamiento externo que colisionaron desde 2018 y después atravesamos dos años de recesión”, sintetizó.

En ese contexto, Ruiz Malec aseguró que se encontró con “un Ministerio que había perdido centralidad, presencia territorial y había una reducción del plantel”. De acuerdo a los datos oficiales, el personal en la cartera de Trabajo se redujo un 23% -casi un cuarto- durante la gestión de María Eugenia Vidal.

 

 

“En realidad no sobraba ni uno porque nos encontramos con delegaciones sin abogados, notificadores, sin especialistas, mucha falta de administrativos. Aunque no hubo despidos masivos se registraron muchos retiros, de hecho a mí me lo presentaron como un logro de gestión la reducción del personal”, confió.

Eso se reflejó en una reducción de la presencia territorial, dado que el ministerio perdió presencia en 23 municipios, cuando tenemos casi dos millones de asalariados privados en la provincia y hay un 40% de trabajadores informales”, graficó Ruiz Malec.

En esa dirección, la ministra marcó como una de las prioridades de gestión  “poner en marcha las delegaciones, algo que nos quedó pendiente con la pandemia”. “Hubiese preferido tenerlo más avanzado, queremos dotarla de planteles básico y analizar habilitación de sub delegaciones a pedido de muchos intendentes”, añadió.

 

 

En paralelo, la funcionaria dijo que en la “Subsecretaria de Trabajo encontramos una presencia muy escasa en presencia en intervenciones en conflictos colectivos individuales, dado que no se propendía acuerdos sino que sólo se homologaban acuerdos al 100% y lo único que se dejaba habilitado la vía judicial y lo mismo pasaba con los procesos preventivos de crisis”.

En tanto, en el área de Inspección “nos encontramos con siete sistemas informáticos diferentes para realizar las tareas de control laboral, de salud o seguridad, había demoras de hasta 500 días en procesos que general caducan a los dos años, y no sólo estaba floja la matriz de inspecciones sino que se bajó mucho la capacitación, y el nivel de detección previa sólo era del 15%”.

 

 

En cuanto a lo administrativo, Ruiz Malec señaló que encontraron “800 expedientes sin tramitación”. “Abríamos una puerta y nos caían expedientes, encontramos irregularidades y en cuanto la asesoría legal se desmanteló el área del ministerio por un convenio con el Colegio de Abogados”, agregó.

Según los datos de la cartera, existe un estimado de 33.000 apremios por multas de $751 millones. Una situación sugerente que marcó la Ministra fue que “cinco días antes de irse (el otro Gobierno) borraron todos los registros de presentismos de 2019”.  

En otro orden de cosas, sobre el cierre de su exposición Ruiz Malec adelantó parte de los objetivos que guiarán el trabajo de su equipo. “De acá a cuatro años esperamos dejar un ministerio prolijo, con un rol central y mucha presencia territorial, que haya promovido el diálogo y los acuerdos”, concluyó.

Más Leídas

Destacadas