martes, mayo 24, 2022

San Isidro: arranca el primer fin de semana take away plus con la apertura de bares y cafés

La iniciativa coincide con algunas flexibilizaciónes que anunció la Ciudad de Buenos Aires y el intendente consideró que no se rompen las medidas provinciales vigentes.

Categorías:

El municipio de San Isidro habilitó a los locales gastronómicos a poner bancos o sillas en la vereda para que la gente se siente a consumir respetando el distanciamiento, un sistema al que definieron “take away plus”.

La medida apunta a que los vecinos “disfruten de momentos al aire libre, siempre siguiendo con los protocolos y bajo estrictas medidas de seguridad”, informó el distrito bonaerense que conduce Gustavo Posse.

- Publicidad -

La intendencia de San Isidro aseguró que “siguen buscando maneras creativas de sobrellevar el aislamiento y cuidar la salud mental y física de los vecinos”, pero se resaltó que los locales “no podrán poner mesas, ni servir bebidas alcohólicas”.

En ese sentido, el jefe comunal sostuvo que no se rompe con “las medidas nacionales y provinciales vigentes” y que la iniciativa “sigue la línea del autocine, donde se ofrece a los vecinos una salida recreativa, pero súper regulada”.

Al mismo tiempo, la medida descomprime la ansiedad y la angustia del encierro que los vecinos vienen siguiendo hace más de 4 meses”, explicó el intendente de Juntos por el Cambio.

La iniciativa coincide con algunas de las flexibilizaciones que anunció el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para la Ciudad de Buenos Aires, como el deporte individual al aire libre.

- Publicidad -

Los comercios habilitados son bares, cafés y restaurantes, quienes deberán ubicar los bancos o sillas convenientemente separados entre sí por al menos dos metros de distancia y podrán ofrecer sus menús para que se pueda comer en el lugar.

"Es bueno para el comercio, es bueno para el vecino y no viola ninguna normativa de la cuarentena", enfatizaron desde el Municipio, e insistieron: "Somos respetuosos de las medidas de Nación y Provincia y con creatividad tratamos de darle una vuelta”.

Asimismo, se indicó que la modalidad funcionará de lunes a viernes en horarios de 7 a 20 y  los fines de semana desde las 8 hasta la medianoche y se especificó que el material que se use debe ser absolutamente descartable.

Por otra parte, se precisó que no habrá elementos de uso común como aceiteras, saleros y servilleteros y los menús en formato carta deberán reemplazarse por un código QR o letreros visibles, cualquier modalidad que no implique su manipulación.

Desde el gobierno bonaerense se señaló que la nueva modalidad no cuenta con autorización provincial, aunque no está prohibida. “Se trata de pruebas pilotos que disponen los intendentes a su riesgo”, resaltaron.

Más Leídas

Destacadas