domingo, octubre 2, 2022

Shell y Puma también aumentaron un 4,5% el precio de las naftas y el gasoil

Ayer, la petrolera YPF anunció la suba del 4,5% de su producto y generó que sus competidores aplicaran el mismo ajuste.

Categorías:

Las empresas petroleras Shell y Puma anunciaron este miércoles un incremento del 4,5% del combustible y gaosil, similar al que confirmó ayer YPF, de modo que se espera que en los próximos días también lo lleve a cabo Axion Energy.

El ajuste en el valor de la nafta incluyó el traslado a los surtidores de la actualización de dos impuestos que representaron un incremento del 1,3% en el caso de las naftas súper y premium y del 1% en las variedades de gasoil.

- Publicidad -

No obstante, en medio de la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus y el congelamiento del monto del producto durante todo este año, las empresas argumentaron que tenían un atraso del 10%.

De esa manera, los nuevos precios en las estaciones de servicio de YPF en la Ciudad de Buenos Aires son: el litro de nafta súper a $67,10; nafta premium a $77,40; diésel a $62,70 y diésel premium a $73,30.

En el caso de Shell, el litro de nafta súper a $67,99; nafta premium a $78,94; diésel a $65,19 y diésel premium a $74,80. En tanto, en las estaciones de Puma Energy, la lista de precios quedó de la siguiente manera: el litro de nafta súper a $67,84; nafta premium a $77,79; diésel a $64,14 y diésel premium a $73,67.

“Con esta suba quedaron los precios de los combustibles desactualizados en un 5,5%, según lo que informan las petroleras. No se esperan más aumentos hasta el 15 de enero, que es la fecha prevista por el decreto oficial”, explicó Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha).

- Publicidad -

Asimismo, Bornoroni manifestó que “habría que ver qué posición toma el Gobierno Nacional a través de YPF, que es la que viene marcando la cancha. Hasta ahora, sale primero YPF y el resto la sigue. Todos los aumentos han sido de la misma forma”.

Vale recordar, que luego de permanecer virtualmente congelados durante la primera parte del año, los precios de los combustibles tuvieron cinco aumentos: en los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

De acuerdo con un relevamiento realizado por Cecha, la pandemia configuró una “nueva normalidad” con una circulación reducida la demanda de combustibles fue un 20,4% menor, poniendo en peligro la supervivencia de muchas estaciones de servicio que operan a pérdida.

En el caso de las naftas, la caída de ventas fue del 64,5% entre febrero y abril, luego se recuperó 72,2% en mayo y junio, y 16,2% adicional entre junio y octubre, quedando todavía 28,9% por debajo del nivel registrado en febrero, el último mes previo a la pandemia.

Por otro lado, en el caso del gasoil, la caída fue del 25,9% entre febrero y abril, se recuperó 17,3% durante mayo y junio, y aumentó sólo 0,7% entre junio y octubre, quedando todavía 12.5% por debajo del nivel de febrero.

Más Leídas

Destacadas